El TSJM rechaza una querella contra la diputada del PSOE Victoria Moreno por vincular al PP de Arganda con Gürtel

Actualizado 11/05/2012 17:32:37 CET

Señala que la doctrina interpretativa de la sala es favorable a la libertad de expresión

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado una querella presentada por el PP de Arganda del Rey contra la secretaria general del PSOE de esta localidad y diputada por el PSM en la Asamblea madrileña, Victoria Moreno, por supuestamente vincular al PP de esta localidad con la trama del 'caso Gürtel'.

En un auto, al que tuvo acceso Europa Press, la Sala no admite y subsidiariamente desestima íntegramente la querella presentada en mayo de 2011 en nombre del alcalde de esta localidad, Pablo Sardinero, contra la socialista por supuesta comisión de delitos de calumnias e injurias.

En concreto, la querella se refería a las manifestaciones vertidas por la diputada regional en la revista 'Plaza de Congreso', del Grupo Municipal socialista de Arganda, en el que escribió un artículo sobre el vaciamiento de las arcas municipales.

La querella fue presentada inicialmente por el regidor en junio de 2011 en los Juzgados de Arganda del Rey. El juez de Instrucción número 4 de Arganda admitió a trámite la querella y incoó diligencias previas.

Victoria Moreno compareció ante el juez el 21 de junio de ese año para que se le trasladará la querella. Así, su abogado presentó un escrito en agosto para presentar la certificación expedida por la Asamblea de Madrid en la que constaba su condición de diputada regional. Tras ello, el juez se inhibió a favor del TSJM.

Ahora, los magistrados señalan que la doctrina interpretativa de la sala es favorable a la libertad de expresión. Además, critica que los hechos de la querella "conduce a la defensa de unos pretendidos derechos de una fantasmagórica conducta". Asimismo, recalca que el artículo escrito por la diputada "no imputaba directamente ni concretaba los hechos".

"Las afirmaciones erróneas son inevitables en un debate libre, de tal forma, que, de imponerse la verdad como condición para el reconocimiento del derecho, la única garantía de la seguridad jurídica sería el silencio", concluyen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies