TSJPV ratifica la procedencia del despido del contable del PP de Vizcaya por actuar "de forma abusiva"

Publicado 24/03/2017 11:05:12CET

La sentencia determina que Gonzalo Pontes hizo pagos de viajes sin justificar y firmó cheques al portavoz con los poderes ya revocados

BILBAO, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha considerado "procedente" el despido del contable del PP de Bizkaia, Gonzalo Pontes, registrado en marzo de 2016, por haber actuado éste "de forma abusiva y contraria a la buena fe contractual".

La Sala de lo Social del TSJPV, presidida por la magistrada Garbiñe Biurrun, ha rechazado así el recurso de suplicación interpuesto por Pontes contra la sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Bilbao de 12 de diciembre de 2016 que declaró la procedencia del despido.

El contable del PP vizcaíno, Gonzalo Pontes, fue despedido en marzo de 2016 tras llevarse a cabo una auditoría que reflejaba una alteración en las cuentas de algo más de 100.000 euros. Junto a él también fue despedido el gerente del PP de Bizkaia, Arturo Aldecoa.

La sentencia, fechada el 7 de marzo, y contra la que cabe recurso de casación, determina que Pontes prestaba servicios por cuenta y órdenes del PP desde 1997.

Asimismo, considera probado que durante el año 2015 Pontes abonó por caja gastos de viaje que ascendían a 45.764 euros "sin acompañar ningún documento justificante". De esta cantidad al propio Pontes se le abonaron un total de 11.197 euros.

AUDITORÍA

Todo ello, fue "corroborado" en la auditoría llevada a cabo en octubre de 2015 y marzo de 2016 y "pese a los requerimientos desde la gerencia nacional para que se aportara justificación documental la misma no fue presentada".

De este modo, el tribunal incluso duda de la "realidad de tales viajes" pues "ningún documento de hotel, gasolina peajes, restaurantes se acompañe que haga ver que tales viajes existieron".

Asimismo, la sentencia determina que Pontes firmó cheques al portador por valor superior a los 5.000 euros pese a que le habían sido revocados los poderes, por lo que el TSJPV entiende que actuó de forma "abusiva, desleal y consciente, contraria a la buena fe contractual", motivo por el que el despido "no resulta desproporcionado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies