Barroso confirma que la oposición de Polonia al reparto del poder es el principal obstáculo para llegar a un acuerdo

Actualizado 22/06/2007 22:36:03 CET

BRUSELAS, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, confirmó esta tarde que la oposición de Polonia al reparto de poder contemplado en el nuevo Tratado simplificado, basado en un sistema de de voto de doble mayoría de Estados y población, es ahora mismo el principal obstáculo para llegar a un acuerdo.

Polonia rechazó la última oferta que le hizo la canciller alemana y presidenta de turno de la UE, Ángela Merkel, que consistía en retrasar hasta 2014 la aplicación del nuevo sistema y un mecanismo reforzado que permita bloquear decisiones aunque no se tengan los votos necesarios. En estos momentos se celebran nuevas bilaterales.

"El principal problema es el sistema de voto", declaró Barroso, aunque precisó que hay también "otros problemas" y recordó que "nada está acordado hasta que todo esté acordado".

El presidente de la Comisión insistió no obstante en que se está "trabajando duro" para lograr un "compromiso" y, aunque la negociación será "larga", reiteró su convicción de que "el acuerdo es posible".

Barroso se felicitó del compromiso alcanzado para eliminar, a petición de Francia, la 'libre competencia' de la lista de objetivos prioritarios de la UE y añadir al mismo tiempo al Tratado, a petición de Reino Unido, un protocolo que ratifique que no habrá ningún cambio en el área de mercado interior.

A su juicio, este compromiso aumenta la "seguridad jurídica", mantiene "intacto" el papel de la Comisión y al mismo tiempo se evitan "problemas ideológicos" para algunos Estados miembros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies