La CE dice que no es ilegal usar el ADN para probar lazos familiares en el reagrupamiento de inmigrantes

Actualizado 04/10/2007 15:36:55 CET

BRUSELAS, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea indicó hoy que la directiva comunitaria sobre reagrupamiento familiar delega en cada Estado miembro la decisión sobre qué métodos emplear para probar los vínculos familiares que permitan el reagrupamiento de inmigrantes, incluidas las pruebas de ADN que Francia quieren introducir en su legislación y que ya utilizan siete países de la UE. De hecho, Bruselas valoró que este análisis ayuda al inmigrante a probarlos cuando no tiene otro medio de hacerlo.

El portavoz de Justicia, Libertad y Seguridad del Ejecutivo comunitario, Friso Roscam, recordó en rueda de prensa que el artículo 5 de dicha directiva señala que "en caso de que no se puedan obtener pruebas del vínculo familiar, los Estados miembros pueden proceder a entrevistas con el reagrupante y los miembros de su familia y a toda investigación que se considere necesaria".

Según dijo, la norma europea no detalla qué tipo de investigaciones pueden llevarse a cabo, de manera que "se deja a los Estados miembros que determinen la manera en la que van a establecer el vínculo familiar desde un punto de vista jurídico". Roscam afirmó que, por tanto, la Comisión no hace comentarios sobre un aspecto que queda a la discrecionalidad de cada Gobierno europeo y apuntó que los métodos que se empleen tendrán que ser "eficaces y gestionables", así como "transparentes y equitativos" y respetar el espíritu de la directiva sobre reagrupamiento familiar porque, en caso contrario, una ley nacional podría ser denunciada ante los tribunales.

"Es Francia la que tiene que garantizar que lo que hace sea compatible con las otras reglas del derecho nacional o internacional, incluida la Convención de Derechos Humanos", dijo el portavoz.

Se refirió además a un estudio elaborado por una universidad holandesa sobre la aplicación por parte de los Estados miembros de esta directiva que revela que actualmente Austria, Finlandia, Bélgica, Lituania, Países Bajos, Suecia y Reino Unido realizan pruebas de ADN en base voluntaria.

Roscam explicó que este análisis "puede facilitar la prueba del vínculo familiar" mientras que otras fuentes comunitarias estimaron que, en términos generales, es un mecanismo positivo en virtud del cual el Gobierno de un determinado país europeo da al inmigrante la oportunidad de probar sus lazos familiares cuando no tiene otros medios para hacerlo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies