La CE quiere sanciones penales y administrativas comunes en la UE contra empresarios que explotan a inmigrantes

Actualizado 20/04/2007 18:41:38 CET

LUXEMBURGO, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Justicia, Libertad y Seguridad, Franco Frattini, informó hoy a los ministros europeos de Interior que en mayo presentará una propuesta para que los países de la UE armonicen las sanciones que imponen a los empresarios que explotan a los inmigrantes, incluidas penalizaciones "administrativas" y "penales".

Frattini planteó esta idea en la carta que remitió al ministro alemán de Interior y presidente de turno del Consejo, Wolfgang Schäuble, en la que asegura que el "factor clave para animar a la inmigración ilegal en la UE es la posibilidad de encontrar trabajo ilegal". Añade que "este empleo de nacionales de países terceros que residen ilegalmente en la UE parece venir de la demanda de los empleadores, que se aprovechan de estos trabajadores".

En rueda de prensa añadió que de los 22 millones de empresas que hay en la UE "sólo menos del 3% están sujetas a inspecciones", un ratio que, dijo, "no significa nada".

Anunció que la Comisión Europea prepara para el mes de mayo un documento que defenderá que los Estados miembros pongan en común las sanciones que imponen a los empresarios que emplean a inmigrantes en condiciones ilegales. Frattini incidió en que éstas pueden ser administrativas, como la retirada de "contribuciones europeas a empleadores que exploten", pero también penales.

Esta idea aparece asimismo en su misiva al ministro alemán, en la que afirma que 26 Estados miembros aplican sanciones --a excepción de Chipre, de donde no se tienen datos, según fuentes comunitarias--, pero con variaciones entre los "niveles y la efectividad" entre unas y otras. También son "insuficientes" los mecanismos para imponerlas.

En este escenario, Frattini advierte de que "si no se hace nada, la situación puede empeorar y lo que ahora es difícil de hacer frente, será imposible".

Para evitarlo, apuesta por este debate entre los Estados miembros --también en el Consejo de Empleo-- para "asegurar el respeto de la ley y la lucha contra la inmigración ilegal", y pide también la colaboración de los empresarios y los sindicatos para que "compartan la carga de la lucha contra el empleo ilegal".

En la carta dirigida a Schäuble, Frattini define una situación en la que, según datos anteriores a la ampliación de 2004, había en la UE entre siete y ocho millones de inmigrantes ilegales, cuyo número crece a un ritmo de entre 500.000 y un millón al año.

El comisario estima además que el empleo en condiciones ilegales es un "potente instrumento para comunicar a los inmigrantes potenciales el mensaje de que vengan a Europa, donde no importan las reglas y las leyes".

Acabar con esta situación es un "asunto de urgencia" para el comisario, que pide a los Estados miembros que refuercen el cumplimiento de sus leyes al respecto hasta que pueda entrar en vigor una eventual norma europea fruto de la propuesta que él hará el mayo.

Por último, subraya que "estamos a punto de empezar el verano que registra un significativo incremento de inmigrantes ilegales que entran en Europa" y advierte que "la atención de la opinión pública y de los medios de comunicación se centrará en nuestra respuesta".

"Nuestro mensaje debe ser suficientemente fuerte para disuadir a los empleadores de contratar inmigrantes ilegales e, indirectamente, que los inmigrantes ilegales entren en Europa", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies