Inmigración y terrorismo, prioridades de la presidencia portuguesa en materia de Interior

Actualizado 26/06/2007 19:54:50 CET

Lisboa tendrá que negociar la directiva para sancionar a quienes contraten mano de obra ilegal y el régimen europeo de asilo

BRUSELAS, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Portugal, el país que a partir del próximo 1 de julio asume la presidencia de turno de la Unión Europea, tiene la intención de desarrollar un amplio programa en materia de inmigración, tanto legal como ilegal, continuando y ampliando los trabajos llevados a cabo hasta la fecha, según adelantó hoy en rueda de prensa el ministro portugués del Interior, Rui Pereira. El terrorismo será el segundo de los aspectos a los que Lisboa dará prioridad.

Pereira diferenció entre la inmigración legal en tanto que fenómeno que tiene que ser regulado en colaboración con los Estados miembros y la inmigración ilegal --y sobre todo el tráfico de seres humanos --como fenómeno que debe ser "duramente reprimido"--.

En este contexto, durante la presidencia portuguesa tendrá lugar una Conferencia de Alto Nivel sobre Inmigración ilegal los días 13 y 14 de septiembre; una Conferencia Interministerial 'Euromed' los días 19 y 20 de noviembre, y un Consejo de ministros del Interior y de Trabajo conjunto el 6 de diciembre, éste último para tener en cuenta la dimensión de la integración de los inmigrantes.

Por lo que respecta al ámbito de prevención de actos terroristas, Lisboa quiere aprobar el programa europeo de seguridad de explosivos y desarrollar la llamada 'biopreparación' frente a atentados terroristas. Finalmente, en materia de protección civil, estableció como prioridad la identificación de infraestructuras críticas y el lanzamiento del programa de detección precoz de 'tsunamis'.

En los próximos seis meses, Portugal quiere asimismo concluir algunos temas relevantes, como el nuevo Sistema de Información de Schengen que permitirá levantar las fronteras interiores de la Unión con los diez nuevos socios que se incorporaron en el año 2004.

RETOS PENDIENTES

Entre los retos heredados que tendrá ahora Portugal figura la puesta en marcha de la nueva generación del sistema de Schengen que permitirá almacenar y transmitir huellas digitales y fotos; la trasposición del llamado Tratado de Prum, que permite el intercambio de información policial entre los Estados miembros firmantes o mejorar el estatuto jurídico de Europol para hacer la agencia policial europea más eficaz.

Portugal será igualmente la encargada de concluir con Estados Unidos un nuevo acuerdo sobre los datos que deberán entregar los pasajeros aéreos europeos que vuelen a territorio norteamericano. Y deberá hacerlo antes del 31 de julio, fecha en la que expira el actual marco normativo consensuado el año pasado para ajustar la legislación europea a una sentencia del Tribunal de Justicia europeo.

En el ámbito de la emigración, las tareas pendientes serán ampliar a las regiones del Este y sur de Europa el enfoque global de la UE, la cooperación con África y resolver el problema de los refugiados en el Mediterráneo.

Entre los puntos que configurarán el orden del día de los trabajos estará negociar la directiva que prevé sanciones a quienes contraten inmigrantes ilegales como mano de obra, la directiva sobre las condiciones de entrada de inmigrantes altamente cualificados y el desarrollo del régimen de asilo europeo.

COORDINADOR ANTITERRORISTA

El responsable luso de Interior compareció junto a su colega alemán, y todavía presidente en ejercicio del Consejo, Wolfgang Schäuble, y el ministro esloveno, Dragutin Mate, que será quien tome el relevo de Portugal el 1 de enero de 2008. Schäuble mencionó entre los logros de la presidencia alemana el refuerzo de la Agencia Europea de Fronteras (Frontex) en la lucha contra la emigración irregular en el Mediterráneo.

Schäuble fue preguntado sobre la tarea pendiente que tiene la UE de nombrar un nuevo coordinador antiterrorista para sustituir al holandés Gijs de Vries, que dejó su puesto el pasado mes de marzo. El titular alemán del Interior reconoció que esta cuestión tendrá que retomarla la presidencia portuguesa y que el Consejo no lo ha debatido de manera "concluyente".

"Preferimos esperar y ver cómo ha evolucionado la política europea en su conjunto. No podemos tomar una decisión sobre una persona, hace falta un debate estructural sobre la mejor forma de organización para luchar contra el terrorismo en el seno de la UE", aclaró Schäuble.