La UE mantiene que España tendrá que autorizar que el futuro acuerdo con Reino Unido se aplique a Gibraltar

Donald Tusk con la carta de salida de Reino Unido de la UE
UNIÓN EUROPEA - Archivo
Publicado 07/03/2018 16:49:23CET

BRUSELAS, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea mantiene que España tendrá que autorizar la aplicación en Gibraltar de los acuerdos futuros que se sellen con Reino Unido una vez abandonado la Unión Europea.

El borrador de directrices que ha presentado este miércoles el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, de cara a negociar la relación futura con Reino Unido mantiene la validez de las líneas rojas ya pactadas por los líderes europeos en abril y diciembre, aunque no menciona expresamente Gibraltar.

El documento deja claro no obstante que dichas directrices "continúan aplicándose en su totalidad" y sus "principios tendrán que ser respetados en la relación futura con Reino Unido", según el borrador del texto, al que ha tenido acceso Europa Press.

"Esto es uno de varios puntos donde no repetimos lo que hemos dicho en el pasado. Esto no significa que no se aplique", ha explicado un alto funcionario europeo, aunque no ha descartado que el Gobierno español quiera "ver más detalles en las directrices". "Tendremos que ver", han admitido, dejando claro no obstante que "en lo sustancial todo lo que se ha hecho antes está cubierto aquí".

La cláusula 24 de las directrices de abril dejaba claro que "después de que Reino Unido abandone la Unión Europea, ningún acuerdo entre la UE y Reino Unido podrá aplicarse al territorio de Gibraltar sin un acuerdo entre el Reino de España y Reino Unido".

El punto 4 de las mismas precisaba que "en la fecha de la retirada, los Tratados dejarán de aplicarse al Reino Unido" pero también a sus países y territorios de ultramar asociados a la Unión y "los territorios de cuyas relaciones exteriores es responsable Reino Unido".

Tusk, que ha confiado en que los líderes europeos den luz verde a las directrices en la cumbre del 22 y 23 de marzo, ha propuesto negociar un acuerdo de libre comercio "ambicioso y avanzado" con Reino Unido que cubra todos los sectores y sin tarifas aduaneras y también servicios, pero ha dejado claro que no habrá acceso "exclusivo" al mercado interior en función de los sectores y ha insistido en el interés europeo de preservar la integridad del mercado interior.

También ha propuesto mantener "una cooperación estrecha" con Reino Unido una vez salga del bloque en materia de seguridad, que Reino Unido pueda seguir participando en los programas de la UE de investigación e innovación y educación y cultura y comenzar a negociar "lo antes posible" un acuerdo para evitar la ruptura en los vuelos entre la UE y Reino Unido.

En el borrador jurídico del acuerdo de retirada, presentado a finales de febrero, el jefe negociador de la UE, Michel Barnier, confirmó que España tendrá que autorizar que el Peñón pueda beneficiarse del periodo de transición.

"El alcance territorial del Acuerdo de Retirada, incluido respecto al periodo de transición, debe respetar plenamente" las directrices acordadas por los jefes de Estado y de Gobierno el 29 de abril en 2017, "notablemente respecto a Gibraltar", señalaba el borrador jurídico del acuerdo de retirada.