Rabat ve razones históricas para que Barcelona sea sede de la Unión Mediterránea y simbólicas para llevarla al sur

Actualizado 13/10/2008 16:49:55 CET

Reclama que se aclaren las funciones y objetivos de la secretaría antes de pensar en su sede

LUXEMBURGO, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Taieb Fassi Fihri, reconoció hoy que Barcelona cuenta con "razones históricas" para optar a la sede de la secretaría de la Unión por el Mediterráneo, al tiempo que subrayó el "valor simbólico" que tendría situar esta institución en alguno de los países de la ribera sur del Mediterráneo que no pertenecen a la UE.

El ministro de Exteriores marroquí, que se encuentra en Luxemburgo para asistir al acuerdo con la UE para conceder un estatuto avanzado al país magrebí, se refirió también al "compromiso" que ha demostrado Barcelona con el Mediterráneo.

No obstante, defendió que, "antes de centrarse en (cuál será) la sede", la UE y sus vecinos mediterráneos se pongan "de acuerdo sobre lo que hará esa secretaría", declaró tras ser preguntado por las distintas candidaturas que existen para albergar la secretaría de la Unión por el Mediterráneo, entre las que figura Barcelona.

"Hablaremos de todo ello con mente abierta, sin tabúes, pero lo esencial es que funcione", insistió, en alusión al debate existente sobre las candidaturas que, entre otros, también han presentado Túnez y Malta.

El ministro marroquí abogó además por un "equilibrio entre el norte y el sur" en la gestión, el proceso de decisiones y las instituciones que participen en el 'Proceso de Barcelona: Unión por el Mediterráneo' que "demuestre" la "adaptación y el trabajo común" entre las dos partes del Mediterráneo.

El próximo 4 de noviembre tendrá lugar una reunión en Marsella (Francia) en la que podría elegirse la sede para la secretaría de la Unión por el Mediterráneo y, a juicio de Fassi Fihri, en esa fecha "se puede solucionar" cuestiones como "para qué" se crea, "con qué mandato, con qué mujeres y hombres y dónde".

No obstante, insistió en que antes hay que "ponerse de acuerdo" sobre las funciones de la secretaría, "si será un servicio mínimo (*) o tomará la responsabilidad del proceso". "Marruecos pide que esta secretaría tenga una visibilidad y asuma la gestión de todo el proceso", continuó el ministro, "pero si finalmente está en el norte, no debe estar en Bruselas, sino en el Mediterráneo".

Además, defendió la presencia de la Liga Árabe en la Unión por el Mediterráneo porque es el nexo de unión entre los países del sur en materia económica, de libre comercio y cooperación técnica. "Para nosotros es importante que lo que hagamos entre la UE y los países del sur sea observado por la Liga Árabe para ver que no hay contradicciones entre una u otra iniciativa", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies