El JEMAD cifra en 781 millones de euros el gasto por la participación española en la ISAF

Actualizado 14/07/2006 15:08:13 CET

El general Sanz Roldán reconoce que ha supuesto "sacrificios" y "riesgos" pero "también ha sido útil para España"

SANTANDER, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El gasto derivado de la presencia de las tropas españolas en Afganistán desde el inicio de las operaciones en este país, a finales de 2001, asciende a 781 millones de euros, según señaló hoy en Santander el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general de Ejército Félix Sanz Roldán, quien matizó que esta cantidad se refiere solamente al Ministerio de Defensa y no incluye las inversiones realizadas por a la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) y otras organizaciones.

Sanz, quien participó en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en el curso 'Afganistán. Respuestas y Seguridad', destacó así el "esfuerzo" y la "magnitud" de la actuación de las Fuerzas Armadas españolas en el país asiático, donde en la actualidad, según dijo, se hallan un total de 690 efectivos.

Indicó que "posiblemente" Afganistán sea el "escenario" internacional de operaciones militares que mas recursos económicos está consumiendo, con un gasto de 300 millones de euros el año pasado. En todo caso, el general de Ejército advirtió de que "no hay una línea ascendente" sino que se producen "picos" y, a modo de ejemplo, señaló que el nuevo despliegue de fuerzas en la República Democrática del Congo este mes ha implicado un mayor gasto que el destinado a Afganistán.

A este respecto, el jefe de Estado Mayor de la Defensa puntualizó que "en el mismo acuerdo" del Consejo de Ministros por el que se autoriza el despliegue de tropas en el extranjero se recoge "cómo se va a pagar este despliegue", una medida que calificó de "muy buena". De este modo, a sus ojos, "el impacto en las inversiones del Ministerio de Defensa es mínimo", señaló Félix Sanz, quien agregó que "eso da mucha tranquilidad al que tiene que planear una misión".

OTRAS OPERACIONES

El despliegue militar español en Afganistán -690 efectivos en la actualidad- también es de los más numerosos en relación con el resto de operaciones que se está llevando a cabo en el exterior por las Fuerzas Armadas. De esta forma, Félix Sanz apuntó que en la misión de la Unión Europea 'Althea' en Bosnia Herzegovina hay unas 500 personas, mientras que en Kosovo el número de efectivos alcanza los 700 y en el Congo los 130.

En lo que se refiere a la operación 'Active Endeavour', de fuerzas embarcadas, el jefe del Estado Mayor de la Defensa expuso que es "difícil" ofrecer el número concreto de efectivos; y añadió que en las operaciones "de policía aérea de los Bálticos" se pretende llegar a las 200 personas.

Al respecto, precisó que el número de efectivos españoles que, como máximo, ha autorizado el Consejo de Ministros para desempeñar funciones en el extranjero es de 3.600, mientras que en la actualidad se hallan fuera 2.200 personas "por lo que todavía tenemos un colchón importante si hubiera que realizarse alguna operación", apostilló el responsable militar.

En todo caso, dejó claro que "el esfuerzo" no es solamente en efectivos desplazados, sino también "en número de escenarios de operaciones y su lejanía". "Es decir, es más difícil mantener operativas dos operaciones de 200 que una de 400 (hombres)", explicó. En este sentido, recalcó que este "esfuerzo" que se está haciendo "lo hace España para mostrarse como es" y "traer al mundo paz y estabilidad".

'IR POR LA PAZ'

En relación con esta idea, el jefe del Estado Mayor de la Defensa recalcó que la misión de las tropas españolas en Afganistán es "de reconstrucción" y "ayuda", y enfatizó que "lo que está en juego" en este país asiático "es la idea de que la paz se puede extender a todo el mundo" y que esto "se puede hacer entre todos".

Por ello, pese a que reconoció que la presencia española en Afganistán ha supuesto "sacrificios" y "riesgos" que "entran en la vida del soldado", destacó que "también ha sido útil para España"; e hizo hincapié en el "respeto" de los soldados españoles "al derecho internacional, la ley y los derechos y libertades de los individuos".

"Con la que está cayendo hoy en día ningún gobierno u organización internacional ha podido nunca decir nada malo de nuestros hombres", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies