UPyD ve "desmesuradas" las primas a 'La Roja' y censura que el fútbol esté al margen de la austeridad

Carlos Martínez Gorriarán, diputado de UPyD
EUROPA PRESS
Actualizado 05/06/2014 13:59:28 CET

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Carlos Martínez Gorriarán, juzga "desmesuradas" las primas que recibirán los jugadores de la Roja si ganan el Mundial de Brasil y ha censurado que el fútbol esté al margen de las políticas de austeridad. "Hace tiempo que se ha demostrado que el fútbol es otro mundo, que ahí no hay crisis", ha denunciado.

En declaraciones a Europa Press, Gorriarán se ha manifestado en estos términos tras conocerse que cada jugador de la Selección recibirá 720.000 euros en caso de revalidar el título de campeón en el Mundial, 120.000 más que hace cuatro años en Sudáfrica, 360.000 en caso de ser finalista y 180.000 si se quedan en semifinales.

El dirigente magenta considera una "absoluta desmesura" esas cantidades y ha llamado a la "sensatez" y al "equilibrio" porque, a su juicio, "lo que no puede ser es que haya tantas quejas por los supuestos gastos exorbitantes que provoca la política, que no son tantos ni mucho menos, y en cambio no haya límite alguno en lo que se puede gastar en el fútbol, que también es dinero público".

SÍNTOMA DE UNA SOCIEDAD "DESQUICIADA"

En este punto, ha recalcado que el fútbol vive de los ingresos de las televisiones públicas y de las subvenciones "en muchos casos ilegales o disimuladas de mil maneras" para denunciar que este deporte siga siendo "algo excepcional al que no hay que aplicar políticas de austeridad ni de transparencia ni de proporcionalidad ni de mérito". "Esto es síntoma de una sociedad desquiciada en la que sobran recursos para ciertas cosas y para otros mucho más importante nunca hay", ha apostillado.

En todo caso, Gorriarán ve "complicado" 'meter mano' en el tema de las primas en la medida que dependen de una Federación de Fútbol que, pese a ser un organismo público, tiene un estatus "muy particular" y ha apuntado que una posible solución conllevaría revisar "de arriba a abajo" toda la estructura del deporte profesional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies