Urizar cree que "la apuesta por la bilateralidad tendrá muy poco recorrido porque nadie se va a sentar al otro lado"

Publicado 13/03/2016 11:22:39CET

Remarca que a EH Bildu le gustaría "que pasara como en Escocia", pero teme que "vamos a estar más cerca de Cataluña"

BILBAO, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Eusko Alkartasuna y parlamentario de EH Bildu, Pello Urizar, ha defendido que "la apuesta por la bilateralidad tendrá muy poco recorrido porque nadie se va a sentar al otro lado" y ha incidido en que aunque a la coalición soberanista le gustaría "que pasara como en Escocia", teme que "vamos a estar más cerca de Cataluña".

En una entrevista concedida a Deia, recogida por Europa Press, Urizar incide en que votaron no a la investidura del socialista Pedro Sánchez, que contaba con el apoyo de Ciudadanos, por ser "una filfa". "Otra cosa es si el PSOE hubiera planteado un acuerdo con Podemos y con IU. Habría que mirar qué acuerdos traería para Euskal Herria ese acuerdo", añade.

Tras afirmar que no hay voluntad de las formaciones que dominan la situación política en España de plantear cualquier opción de reconocer "el derecho de Euskal Herria para decidir su futuro", Urizar destaca que EH Bildu plantea que "la apuesta por la bilateralidad tendrá muy poco recorrido porque nadie se va a sentar al otro lado".

"Es verdad que un proceso acordado como el escocés es siempre mejor, pero en lo que no se puede convertir la bilateralidad es un derecho a veto. Lo que siempre le hemos planteado al PNV es cómo se puede convertir en un dogma la bilateralidad si no tiene posibilidad de recorrido", añade.

De este modo, subraya que EH Bildu está dispuesta a comprobar la voluntad de bilateralidad, pero tiene que quedar claro que, "si Madrid dice no, hay que recurrir a la unilateralidad".

"No renunciamos a una vía de acuerdo porque es la mejor en un principio. Nos gustaría que pasara como en Escocia, pero me temo que vamos a estar más cerca de Cataluña", expresa.

A su juicio, el camino pasaría primero por "llegar a acuerdos en Euskal Herria". "Si el PNV dice que la vía bilateral es la recomendable, pongámonos de acuerdo, pero decidamos también cuándo se acaba la paciencia de este pueblo", defiende.

En esta línea, lamenta que la ponencia de autogobierno "va muy tardía" ya que se ha pasado muchos meses oyendo opiniones, "fase que podía haber sido más corta".

VÍCTIMAS

Cuestionado sobre si EH Bildu ha dado los pasos suficientes para hacer una revisión crítica de lo ocurrido en los últimos cincuenta años, Urizar destaca que en los últimos seis años el recorrido que se ha hecho para el reconocimiento de las víctimas y la asunción de cosas que se han hecho mal es "increíble".

"Se puede ver la botella medio vacía o medio llena, y esta botella está llena al 90%. Quedan cosas por hacer, pero ese es el esfuerzo que debemos hacer todos para que la convivencia sea una realidad y para superar el pasado, pero sin olvidarlo. Sin embargo, todavía hay gente empeñada en mirar hacia atrás, mirar al retrovisor y eso no es bueno", advierte.

De este modo, subraya que EH Bildu "no ha causado ningún daño" y remarca que la coalición no se hubiera conformado "si no se hubieran dado unas bases claras de compromiso con la paz, la convivencia y la democracia".

"EH Bildu hace la lectura crítica del pasado, pero lo que no va a hacer es fustigarse continuamente para que encima algunos no se queden contentos y pidan más fustigación. En documentos puestos encima de la mesa se evidencia el compromiso de EH Bildu con el nuevo escenario", manifiesta.

Por lo que se refiere a los presos, critica que el Estado esté "dando marcha atrás" y la situación actual sea peor que "cuando se celebró la Conferencia de Aiete".

"La realidad es que la respuesta del Estado español estos últimos años ha sido dispersar aún más a los presos. Para mí hay una lectura clave: la base del conflicto violento es político, lo que no justifica que se produjera esa violencia, y ese conflicto político necesita tratarse y llegar a acuerdos, sin reconocer la violencia por supuesto", manifiesta.

ELECCIONES

Respecto a las próximas elecciones autonómicas, afirma tener la impresión de que se agotará la legislatura e incide en que "el escenario en las elecciones autonómicas no es el mismo que en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre".

Por último, y cuestionado por su voto negativo a la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, a la presidencia del gobierno, señala que votaron no "a una filfa".

"Nos hablaban de quitar a Rajoy para poner una entente entre PSOE y Ciudadanos, una formación, la de Albert Rivera, que en cuestiones sobre Euskadi es mucho más retrógrada que el propio PP, y a esa filfa no nos sumamos. Otra cosa es si el PSOE hubiera planteado un acuerdo con Podemos y con IU. Habría que mirar qué acuerdos traería para Euskal Herria ese acuerdo", indica, para añadir que un pacto de PSOE y Ciudadanos "no tiene ningún recorrido".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies