Urkijo dice que, tras el anuncio de Zapatero, es el momento de crear "condiciones de comodidad" para las víctimas de ETA

Actualizado 30/06/2006 15:13:01 CET

No cree que las últimas actuaciones judiciales supongan "algún tipo de obstáculo al proceso", sino que son "inconvenientes que surgen"

BILBAO, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El asesor adjunto a la Dirección de Atención a la Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco, Txema Urkijo, consideró hoy que, tras el anuncio del inicio del diálogo entre Gobierno y ETA, es el momento de crear "condiciones de comodidad" para que las víctimas viva "de la mejor manera posible el proceso de paz y libertad que se acaba de iniciar".

En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Urkijo afirmó que "si somos capaces de crear esas condiciones de comodidad para que las víctimas se sientan partícipes y, al menos, no sufran o sufran lo menos posible en este proceso, estaremos en el buen camino".

Según consideró, el anuncio del inicio del diálogo Gobierno-ETA es "el paso lógico" tras la declaración de alto el fuego permanente de ETA del pasado 22 de marzo. En ese sentido, recordó que Rodríguez Zapatero "ya anuncio cuáles iban a ser los pasos que iba a dar" tras el anuncio de la banda terrorista.

Para Urkijo, el anuncio de Rodríguez Zapatero "era previsible", porque "se vio una dosis de intensidad y de decisión en el presidente del Gobierno español que apuntaban a que, pasara lo que pasara, salvo que hubiera unas manifestaciones en sentido contrario por parte de ETA, íbamos a llegar a este punto".

Tras considerar que el anuncio del inicio del diálogo entre el Gobierno y ETA es "un paso de trascendencia histórica", Urkijo se refirió a la reacción de las asociaciones de víctimas y reconoció que ha habido algunas "muy virulentas" en contra de la decisión de Rodríguez Zapatero, aunque precisó que "se corresponden también con las posiciones que venían manteniendo estas asociaciones anteriormente, desde prácticamente el anuncio por parte de ETA de la declaración de alto el fuego y de las intenciones que manifestaba el presidente del Gobierno español".

A su entender, las reacciones que pueda haber ante esta decisión de Zapatero "obedecen a las plurales formas que las asociaciones de víctimas e incluso las propias víctimas a titulo individual tienen de reaccionar, sentir y vivir todo lo que está pasando, tanto desde una perspectiva política como en su propia condición de víctimas".

POLITICA PENITENCIARIA

Por otro lado, Urkijo consideró que hablar de lo que pueda traer consigo el anuncio de Rodríguez Zapatero, en relación a posibles excarcelaciones y la política penitenciaria "puede ser un poco precipitado". "Lo que deba venir vendrá, pero tenemos que fijarnos, fundamentalmente, en lo que preocupa y lo que es prioritario en el momento presente, que es, en relación a las víctimas del terrorismo, hacer un esfuerzo importante para que toda la sociedad lleve a cabo el reconocimiento del sufrimiento, al que tienen perfecto derecho".

El responsable de la Dirección de Atención a las Víctimas del Terrorismo, abogó por un reconocimiento que tenga "un carácter social, moral, político y que, al mismo tiempo, suponga satisfacer una deuda histórica de carácter moral que especialmente la sociedad vasca tiene contraída con las víctimas del terrorismo, como consecuencia de los años, sobre todo los primeros años, en los que no fuimos capaces de estar con ellos, de acompañarles, expresarles nuestra solidaridad y reaccionar ante la injusticia a la que se habían visto obligados a sufrir".

DECISIONES JUDICIALES

Por otro lado, Urkijo se refirió a las últimas resoluciones judiciales, como la detención de dos empresarios navarros por el supuesto pago del denominado impuesto revolucionario o la imputación del miembro del EBB Gorka Agirre por mediar, supuestamente, en el cobro del impuesto revolucionario, y dijo que no le preocupa que este tipo de actuaciones puedan suponer "algún tipo de obstáculos al proceso de paz", sino que consideró que son "inconvenientes que surgen".

"No podemos pensar que en un proceso de estas características, el sistema judicial deba estar supeditado a las circunstancias que puedan suceder, porque una cosa es que los jueces tengan la posibilidad de interpretar la ley atendiendo a la realidad social del tiempo en que la aplican y otra cosa distinta es que los jueces vayan a comportarse exactamente como nos podría interesar a quienes pretendemos seguir en una determinada dirección", subrayó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies