Urkullu admite falta de lucidez en la crisis de Mondragón y recalca que no suman las 11 firmas para la moción contra ANV

Actualizado 24/04/2008 14:18:19 CET

Es consciente de lo difícil que es entender, para quienes no viven la política, que para una moción de censura se necesiten 11 rúbricas

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, insistió hoy en los Desayunos Informativos de Europa Press, en que para presentar la moción de censura en Mondragón que permita desalojar a Acción Nacionalista Vasca (ANV) de la alcaldía, son necesarias 11 firmas y que sólo cuentan con 9, dado que ni Ezker Batua ni Eusko Alkartasuna están dispuestos a respaldarla. Urkullu hizo autocrítica y admitió que no gestionaron de forma "lúcida" la situación en este consistorio cuando, en un principio, el dirigente peneuvista Joseba Egibar aseguró que no respaldarían una moción contra ANV.

PNV y PSE plantearán esta tarde en el ayuntamiento de Mondragón (Guipúzcoa) la dimisión de los ediles que no condenen la violencia, en este caso el asesinato del socialista Isaías Carrasco a manos de ETA el pasado 7 de marzo. La iniciativa cuenta sólo con el apoyo de 4 ediles del PSE, otros 4 del PNV y del único concejal del PP. EB, por su parte, cuenta con tres ediles que serían imprescindibles para el triunfo de la misma. Preguntado sobre si la solidaridad con las víctimas no queda en entredicho si partidos afines a ETA pueden seguir gobernando en instituciones, Urkullu respondió que la "cuestión previa es si se puede presentar la moción de censura" en Mondragón. Aseguró ser consciente de que esto es "difícil de comprender para quienes no viven la política, y mucho menos el ejercicio diario del ámbito institucional, que para presentar una moción de censura en Arrasate son necesarias once firmas". Añadió que, por tanto, no es suficiente "con decir en los medios de comunicación que nuestra iniciativa sería presentar una moción de censura y ya está hecho".

Resumió la situación explicando que estamos en un momento en el que hoy, "a priori, salvo que los concejales de EB hayan cambiado de criterio, tenemos una fotografía en la que somos 4 PSE, 4 PNV y 1 PP Son 9, no llegamos a los 11 para presentar la moción y porque 3 concejales de EB que serían clave están en la posición de no apoyar la moción de censura, como tampoco lo está Aralar y como tampoco lo está EA".

Expuso que por este motivo, cuando se planteó la moción en Mondragón, él mismo señaló que había que gestionar la situación "inteligentemente" y que debían ser conscientes de los requisitos que son necesarios y las circunstancias que se daban. "Es a esto es a lo que nos referíamos en la gestión inteligente", remachó.

Admitió que el PNV tampoco estuvo muy "lúcido" cuando gestionaron la primera de sus decisiones respecto a Mondragón y vieron después "el comunicado último de ETA universalizando lo que es su amenaza". Urkullu se refería así a las declaraciones del presidente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Egibar, que aseguró, en un primer momento, que no apoyarían la moción contra ANV.

MOCIONES "DE COMPROMISO ÉTICO" Y DIMISIONES

Una vez rectificada esa primera posición planteada por Egibar, Urkullu aseguró que lo que dijeron es que una cosa es que el PNV defienda la modificación de la Ley de Partidos y que "todas las sensibilidades tengan capacidad de tener presencia en las instituciones", y que los ciudadanos decidan "libremente", y otra cosa es que, se trate de hablar de "responsabilidad de gobierno", que consiste en representar a todos los votantes, no sólo a los que "hayan votado o no al representante de esa sensibilidad".

Dicho esto, argumentó que el gobierno de las instituciones debe estar basado en principios éticos y que por esto, los nacionalistas vascos "impulsarán la presentación, primero mociones de compromiso ético y segundo la exigencia de dimisión de los representantes de ANV en el caso de que no tengan se compromiso ético". Añadió que, en la medida de que tengan capacidad para esto, presentarán las mociones de censura.

En el caso concreto de Mondragón y del pleno que se celebrará esta tarde, señaló que podemos encontrarnos con que "siendo necesarias once firmas, no lleguemos más que a nueve". "Y la pregunta --agregó- es qué hemos hecho?"

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies