Urkullu advierte a ETA de que se "disuelva" o se "reconvierta" dentro de la IA: debe "reconocer el daño injusto causado"

Urkullu
IREKIA
Publicado 04/12/2017 12:15:05CET

Considera que se puede aplicar la actual política penitenciaria "de manera diferenciada cumpliendo la legislación vigente"

BILBAO, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reconocido que no sabe si ETA desaparecerá o se "reconvertirá en alguna fórmula dentro del conjunto de la izquierda abertzale", pero ha advertido de que no se habla de lo que ha sido "el sufrimiento padecido durante más de 40 años, de la exigencia del planteamiento ético, del reconocimiento del daño injusto causado", una cuestión que "no se puede olvidar".

Urkullu ha realizado esta reflexión en Bilbao, donde ha pronunciado la conferencia '40 años de autogobierno vasco. Una mirada hacia el futuro', dentro del ciclo organizado con ocasión del 40 Aniversario del diario Deia.

En el debate posterior, el presidente vasco ha sido cuestionado por el actual clima político tras el final de la violencia de ETA en 2011 y ha reconocido que hay que tener "paciencia", a la vez que "todo debería ir más rápido".

"Todo debería ir más rápido empezando por ETA para que, de manera unilateral e incondicional, pudiera anunciar su disolución, desaparición, desmovilización, lo que quieran hacer pero que tengamos garantía de que no hay vuelta atrás", ha indicado, al tiempo que ha advertido de que es "fundamental el reconocimiento del daño injusto causado".

Según ha reconocido, desconoce si ETA desaparecerá o se "reconvertirá en alguna fórmula dentro del conjunto de la izquierda abertzale", pero ha incidido de que no se habla de lo que ha sido "el sufrimiento padecido durante más de 40 años, de la exigencia del planteamiento ético, del reconocimiento del daño injusto causado", una cuestión que, a su juicio, "no se puede olvidar en el ámbito de la convivencia".

POLÍTICA PENITENCIARIA

Respecto al actual modelo de política penitenciaria establecido por el Estado, el presidente vasco ha señalado que se puede aplicar "de manera diferenciada" cumpliendo incluso la legislación vigente lo que ayudaría a "fortalecer la normalización y convivencia".

En este sentido, ha apostado por una política penitenciaria "hecha de manera diferente" que "pudiera ayudar a terminar con el alejamiento" de los presos de ETA, que ha diferenciado, no obstante, de la dispersión. "Hablamos de terminar con el alejamiento por lo que supone para los privados de libertad y sus procesos de reinserción y por el castigo que también supone para las familias", ha añadido.

Para Urkullu, la tarea que supone "un final ordenado de la violencia" no ha finalizado y en su discurso ha recordado además las prioridades pendientes en el nuevo Plan de Convivencia y Derechos Humanos 2017-2020.

"Nuestra misión es seguir trabajando juntos para reforzar una cultura de paz en Euskadi; asentar la convivencia basada en el respeto a los derechos humanos y el pluralismo y elevar a categoría de valor compartido la determinación de vivir juntos y en paz", ha concluido.