Urkullu cree que López estaría "incómodo" con una mesa de partidos porque estaría "entre manos un asunto de Estado"

Actualizado 02/07/2009 14:21:02 CET

BILBAO, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, afirmó hoy que, en caso de que se conformara una mesa de partidos y su formación propusiera que en dicho foro se hablara de política, "es posible" que el lehendakari, Patxi López, estuviera "incómodo" porque, según dijo, lo que hay "entre manos es un asunto de Estado".

En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Urkullu recordó que, en 1988, ya hubo una mesa de partidos sobre paificación y normalización política, pero lamentó que, "a partir de ahí, unos y otros hemos mezclado más de lo necesario la violencia y la actividad política, y creo que deberíamos acabar con eso".

"Aquí existe un un conflicto político y el reflejo natural de ese conflicto no es una organización terrorista, porque el conflicto político está antes que eso. Deberíamos hablar de la normalización y cuestiones políticas y que la influencia de ETA sea menor", indicó.

En este sentido, afirmó que, aunque el PSE "no ha tenido relaciones" con el PNV durante el último año y medio "porque no han querido hablar de política", no da por rotas las relaciones entre ambas formaciones, aunque reiteró que, si la formación jeltzale propone que se tiene que hablar de política en una hipotética mesa de partidos, "puede ser que Patxi López estuviera incómodo, porque lo que tenemos entre manos es un asunto de Estado".

Urkullu se mostró partidario de, además de denunciar y condenar la violencia, trabajar en los ámbitos de la educación o de la cultura "para deslegitimar las justificaciones (de ETA) que pueda haber en la sociedad" y de que el Estado de Derecho "utilice los medios que sean necesarios" para acabar con ETA.

No obstante, consideró que "la primera palabra" para acabar con la violencia "la tiene ETA", ya que el final de la violencia "debe empezar por su final, anunciando una tregua definitiva". "A partir de ahí vendría la necesidad de hablar con ETA, pero sobre lo que incumbe a ETA y no sobre lo que nos corresponde a las fuerzas políticas, y todo ello con el control del Parlamento", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies