Urquizu (PSOE) no ve asimetría con el PSC y apuesta por no "estropear" una relación que ha funcionado

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Urquizu (PSOE) no ve asimetría con el PSC y apuesta por no "estropear" una relación que ha funcionado

Entrevista con el diputado aragonés del PSOE Ignacio Urquizu
EUROPA PRESS
Publicado 27/11/2016 11:22:36CET

Rechaza el debate sobre el concepto de nación y subraya que todos comparten que identidad propia no equivale a derechos distintos Apuesta por reformar la Constitución para reconocer el "sentimiento identitario de Cataluña y País Vasco" a su lengua y su cultura

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El diputado del PSOE por Teruel, Ignacio Urquizu, rechaza que exista asimetría en la relación de su partido con el PSC y, de hecho, cree que es "tan asimétrica" como la que se tiene con las federaciones socialistas. A su juicio, el protocolo que regula el vínculo entre los dos partidos hermanos "ha funcionado razonablemente bien" y, por eso, ha avisado de que no se debería "estropear".

"Si no puedes mejorar las cosas, no las estropees", ha recomendado Urquizu, en una entrevista con Europa Press, cuando se le ha preguntado por la revisión que se ha planteado de las relaciones entre el PSOE y el PSC como consecuencia de la ruptura de la disciplina de voto que protagonizaron los siete diputados socialistas catalanes --junto a dos independientes y seis del PSOE-- en la investidura de Mariano Rajoy.

El diputado aragonés no ha descartado que se pueda encontrar "una fórmula mejor" en su relación, pero ha insistido en que lo que no se puede hacer es "estropear" lo que se tiene porque "en casi 40 años de democracia los socialistas catalanes sólo han votado tres veces de forma distinta". "Tampoco se nos ha dado tan mal la situación", ha insistido.

"ES UN PROBLEMA DE RECONOCER EL RESULTADO DE UNA VOTACIÓN"

A su juicio, es evidente que el vínculo entre estos dos partidos pasa por un mal momento, pero, en su opinión, "no es un problema de asimetría, es un problema de no reconocer el resultado de una votación". "El problema nace de que participan de una votación y no acatan el resultado, es distinto", ha remachado.

De esta manera, ha puesto el acento en el hecho de que el PSC decidiera desoír el mandato del Comité Federal del PSOE, que pasó del 'no' a la abstención, pese a haber participado en la votación, y atender a su Consell Nacional, que se reafirmó en el rechazo a Rajoy.

Y esto, ha remachado, es lo que el PSC tiene que "explicar" y lo que hay que "resolver", porque "si quieren seguir participando en el PSOE, tienen que aceptar los resultados de las votaciones del PSOE".

A partir de aquí, ha discrepado de aquellos que defienden que hay que resolver la "asimetría" que ven entre las dos formaciones, un planteamiento que defendió la Gestora que está al frente del PSOE y otros dirigentes del partido, como la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

Urquizu ha defendido que el PSC tiene "el mismo estatus que las demás federaciones" del PSOE y no existe "una situación excepcional y distinta". Es más, ha asegurado que desconoce a qué se refieren los dirigentes que hablan de "asimetría".

"Los socialistas votan en las primarias del PSOE, pero, ¿hay algún gallego que vote en las primarias de Extremadura? ¿Los asturianos votan en las de Andalucía? Cada federación tiene sus primarias, Cataluña tiene sus primarias y no sé por qué tenemos que ir los demás a votar unas primarias porque no vamos a otras federaciones", ha defendido, para después subrayar que, además, "cuando hay algo en común", votan "todos".

Luego, ha remachado, existe "asimetría como en el resto de federaciones, donde todas participan en los órganos comunes federales y luego en sus federaciones cada uno toma sus propias decisiones, admitiendo el resultado federal", que, ha dicho, es la clave del problema, porque en el caso de la investidura "no se ha admitido".

De esta manera, en su opinión, la relación del PSOE y el PSC es de "cuasi federación". Sí ha admitido que existe una diferencia con el resto de federaciones en la elaboración de las listas, ya que las del PSC no pasan por la Comisión Federal, pero ha apuntado que es algo que "a lo mejor habrá que cambiar" para que las candidaturas de los socialistas catalanes pasen también por el órgano federal.

Eso sí, ha recalcado que hasta ahora, con el actual protocolo, "siempre ha habido cierto ámbitos de negociación y pacto". De hecho, ha recordado que la diputada que fue cabeza de lista por Barcelona el pasado 26 de junio, Meritxell Batet, había sido la 'número dos' por Madrid en las elecciones del 20 de diciembre.

"Pero si los problemas son de ese tipo, son de fácil solución: unas listas del PSC que pasen por la comisión federal de listas, tan sencillo como eso, siempre que ellos acepten el resultado de la comisión federal de listas", ha remachado Urquizu, que ha insistido en que tiene dudas sobre la conveniencia de "darle la vuelta a un escenario" cuando "la cosa funciona razonablemente bien".

EL PSOE Y EL PSC PUEDEN "LLEGAR A UN ACUERDO RAZONABLE"

Además, y al margen de los problemas orgánicos, también cree que el PSOE y el PSC pueden "llegar a un acuerdo razonable" sobre el discurso y el proyecto político, porque, ha subrayado, es más lo que les une que lo que les separa.

Urquizu ha reconocido que el PSOE tiene que trabajar en un proyecto "común" para España en todo el país, pero se ha mostrado convencido de que puede lograrlo porque todos los socialistas coinciden en dos puntos importantes: todos reconocen "la diversidad" del país y que hay territorios con una visión identitaria propia y todos coinciden en que "tener una identidad propia no te lleva a tener derechos distintos a los demás". Ni en el PSOE ni en el PSC, ha dicho, se defiende la autodeterminación.

"EL DEBATE LINGÜÍSTICO NO ME INTERESA"

Dicho esto, ha rechazado la discusión en torno al reconocimiento de Cataluña como nación, porque es "un debate conceptual". "La Constitución dice que hay nacionalidades. ¿Es distinto nación de nacionalidades? Ahí entramos en un debate etimológico, lingüístico, que a mí no me atrae, ni me parece interesante", ha dicho.

Urquizu ha defendido que no se puede hacer "un gran debate público" sobre un concepto, sino que hay que "dar contenido a la política", y, por eso, ha explicado, lo que le interesa de la cohesión territorial son otras cosas, que pasan por la reforma de la Constitución.

A su juicio, las comunidades autónomas deben figurar "con nombres y apellidos" en la Carta Magna, que también tiene que "reconocer seguramente el sentimiento identitario de Cataluña y País Vasco", como "un reconocimiento a su lengua y a su cultura". "Cuando estamos hablando de nación, tiene una vertiente cultural, identitaria, en la que yo me siento muy cómodo", ha dicho.

"NO LES DECIMOS LO SUFICIENTE LO MUCHO QUE LES QUEREMOS"

El diputado por Teruel ha subrayado que esto, además de reconocer la diversidad de la "riqueza" cultural de España, es importante porque "tiene que ver también con las emociones y los afectos", que también hay que cuidar. "Yo creo que no les decimos suficientemente a los catalanes lo mucho que les queremos y seguramente hay que decírselo más veces", ha defendido.

Y, además, cree que el Estado de las autonomías es "susceptible de mejora": se pueden solucionar problemas de "cooperación" entre las comunidades y dar "más poder" al Senado para que sea el escenario desde donde se coopere. Sin olvidar el sistema de financiación, ha recalcado, porque de él depende el Estado del bienestar.

"¿Que hay gente que se siente cómoda o le gustan los debates conceptuales? Me parece muy bien, yo estoy más cómodo en estos debates", ha abundado, para lanzar a un mensaje a los primeros: "Si hay gente que se empeña en debates sobre conceptos en vez de ir a los contenidos, creo que no lo resolveremos nunca, porque los debates conceptuales nunca tienen solución", ha dicho.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies