Vara invita a los extremeños a ponerse "manos a la obra" en 2008 para alcanzar "un futuro lleno de oportunidades"

EP
Actualizado 02/01/2008 12:10:14 CET

MÉRIDA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, animó a los ciudadanos de la Comunidad Autónoma a ponerse "manos a la obra" en 2008 para alcanzar "un futuro lleno de oportunidades" que, según dijo, por "primera vez en la historia" depende "fundamentalmente de lo que los extremeños sean capaces de hacer".

De cara a alcanzar ese futuro el presidente se comprometió a trabajar el próximo para contribuir "a la estabilidad en lo político, a la tranquilidad en lo económico y en la seguridad en lo social".

En sus palabras en el primer discurso de felicitación del nuevo año dedicado a los extremeños como presidente de la Junta, Fernández Vara transmitió su orgullo por representar "sin excepción" a todos los ciudadanos de la comunidad autónoma y dedicó un recuerdo especial "a los que echamos de menos porque se marcharon y a los que llegaron para llenar nuestras familias de alegría", en referencia a los 10.000 nacimientos registrados en la región a lo largo de 2007.

También dedicó unas palabras a los soldados extremeños que forman parte de las fuerzas españolas en tareas de pacificación en distintos países, y en este punto agradeció a las distintas denominaciones de origen de Extremadura que han enviado a las tropas "productos de su tierra para que se sientan un poco más cerca en Navidad". También tuvo palabras para "los extremeños de siempre que están fuera", a quienes trasladó el afecto de sus paisanos.

Fernández Vara se mostró "orgulloso de todo lo que se ha conseguido" desde que fuera proclamado presidente como voluntad mayoritaria de los extremeños, al mismo tiempo que "comprometido con lo que queda por lograr", y en este sentido añadió que "cada día del último año ha sido uno más en esa gran transformación que Extremadura vive desde hace más de 24 años".

Por otro lado recordó que Extremadura se encuentra ante las vísperas del 25 aniversario desde la andadura autonómica de la región, y en este punto expresó un reconocimiento a "todos los que junto al presidente Rodríguez Ibarra han hecho posible lo que hoy somos y tenemos, desde el Gobierno y desde la oposición, desde la empresa y los sindicatos, desde cada autónomo, desde la universidad, desde cada organización no gubernamental, desde cada hombre y cada mujer que han hecho bien su trabajo".

FUTURO SIN COMPLEJOS.

"Ahora --añadió-- nos toca mirar al futuro, sin resignación, sin conformismo, conscientes de lo que se ha alcanzado y comprometidos con lo que nos queda por conquistar", comentó el presidente, y pidió a los extremeños que se pregunten si aún queda "algún complejo que superar", y si es así, apostó por llevarlo "al trastero para que no sea un obstáculo en un futuro cargado de oportunidades".

Subrayó al respecto que a día de hoy se puede decir que Extremadura "depende fundamentalmente de lo que los extremeños sean capaces de hacer", y añadió en este punto que su obligación como presidente es la de "seguir generando un ambiente propicio para que ese futuro sea posible, contribuyendo a la estabilidad en lo político, a la tranquilidad en lo económico y en la seguridad en lo social".

"Por primera vez en nuestra historia lo que vayamos a ser depende de nosotros. Si creemos en nosotros el futuro es nuestro. Si trabajamos haciendo bien cada uno lo que tiene que hacer, el futuro es nuestro", subrayó Fernández Vara, quien añadió en otro punto que Extremadura "será mejor si intentamos ser mejores cada uno; mejores empresarios, mejores trabajadores... mejores cada uno para ser mejores todos", añadió Fernández Vara.

Así, abogó por trabajar para que puedan hacerlo quienes están desempleados, y también por mejorar la calidad del empleo en la región, además de que "cada día sean más los que generan riqueza y empleo, sin perder de vista "el camino que queda por recorrer hacia la igualdad de oportunidades". En este punto, dedicó un homenaje a las mujeres que representan los "mejores valores" de la sociedad extremeña.

En otro punto del discurso dedicado a las personas y la cultura, dijo que el factor principal de todos los elementos que intervienen en el desarrollo de la sociedad es el ser humano, que hace posible "el progreso de las ciencias, la creatividad o los inventos", y añadió que es "desde el esfuerzo por mejorar" y desde "la reflexión" de cada uno desde donde "se sustenta la inmensa fuerza de la cultura", de tal forma que "seguiremos siendo más cuanto más cultos seamos como pueblos".

La apuesta por el ser humano como elemento de transformación, dijo, es también una apuesta por el respeto entre las personas, y en este punto destacó la escuela como el eje sobre el que se sustenta esta apuesta por el hombre y la mujer. "Ahí nos jugamos muchos, pero en nuestras casas también", aseveró.

Asimismo, el presidente de la Junta destacó la lectura como el gran camino a recorrer para alcanzar la cultura, y definió al libro como "el mejor amigo del ser humano", por lo que animó a los ciudadanos a leer "para poder pensar cada vez con más palabras", y rogó que entre los regalos de los Reyes Magos abunden los títulos literarios.

En otro pasaje, se refirió a la cultura del esfuerzo, y en este sentido citó el AVE, las autovías, el aeropuerto, la futura plataforma logística del suroeste en Badajoz como elementos "necesarios pero no suficientes".

EXTREMADURA Y ESPAÑA, "NUESTRA CASA COMÚN".

En otro pasaje dedicado a la organización del Estado, se refirió a Extremadura y a España como las referencias para los extremeños, en tanto que son su región y su nación, y a los que se refirió como "nuestra casa común, nuestro futuro, la seguridad de nuestros padres y la esperanza de nuestros hijos".

Fernández Vara dedicó un reconocimiento también a Sus Majestades los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, quienes "durante estos años de autonomía han estado siempre especialmente cerca de todos nosotros", y han sido "garantía del sistema democrático y pilares del sistema constitucional".

Expresó su agradecimiento a quienes trabajarán hoy para que otros puedan celebrar el cambio de año, y entre ellos citó a los policías, guardia civiles, bomberos, trabajadores de transportes públicos, periodistas, trabajadores de la hostelería, entre otros, con especial dedicación a sus "compañeros de bata blanca", es decir farmacéuticos, veterinarios, enfermeros, técnicos, auxiliares y celadores.

UNIDAD FRENTE A ETA.

Por otro lado, convocó a los políticos a mantenerse "unidos" frente a ETA, en el momento en el que se cierra un año en el que la banda "ha vuelto a hacer lo único que sabe hacer", en referencia al atentado que acabó con la vida de dos guardia civiles en el sur de Francia. "Los ciudadanos estamos cansados de contar muertos. Y los políticos estamos obligados a mantenernos unidos. Ésa es nuestra fuerza y ésa es su debilidad", apuntó.

Finalmente, tras animar a los extremeños a que "desde Extremadura mantengamos siempre la llama de la solidaridad sin fronteras", el presidente de la Junta se despidió pidiendo a los jóvenes que tengan mucho cuidado por cuanto son el "gran orgullo" de la región. "Que una carretera y los abusos de algunas sustancias no sean el final de unas vidas que están empezando y que representan nuestra gran esperanza". "El futuro de Extremadura depende de vosotros".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies