EA afirma que su "gran decepción" ha sido que PNV haya impedido el bilingüismo para poder pactar con el PSE-EE

Actualizado 24/02/2009 14:57:33 CET

Asegura que PP y PSE defienden "el derecho a la ignorancia" y rechaza que EA pretenda "sacar el castellano de las aulas"

BILBAO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de EA y candidato a lehendakari, Unai Ziarreta, afirmó hoy que una de sus "grandes decepciones" en esta legislatura ha sido que el PNV haya impedido el bilingüismo de los estudiantes vascos -al no propiciar la aprobación de la reforma de los modelos lingüísticos-, para "tener las manos libres" con el fin de poder pactar con el PSE-EE tras el 1 de marzo. Además, aseguró que el PP y los socialistas defienden "el derecho a la ignorancia" y rechazó que su partido pretenda "sacar el castellano de las aulas"

En un encuentro con agentes educativos celebrado en el Palacio Euskalduna de Bilbao, en el que participó el consejero de Educación, Tontxu Campos, Ziarreta recordó que esta pasada legislatura ha sido "difícil y complicada en el plano educativo", sobre todo por la cercanía de las elecciones y la intención de algunos partidos de que "no se hiciera nada" hasta después de los comicios.

"Algunos, especialmente el PP, pero también el PSE-EE se han dedicado a utilizar el euskera de forma interesada y mezquina para sus intereses políticos", añadió.

Según apuntó, pese a las dificultades, el Departamento de Educación, gestionado por Eusko Alkartasuna, junto con los agentes educativos, "han hecho mucho y entre muchos". En este sentido, recordó que "se ha elaborado un currículum de cero a 18 años coherente e integral" que ha sido recurrido en los tribunales por el PP y el PSE-EE, mientras que "algún otro ha defendido con alguna tibieza", en referencia a PNV.

Asimismo, subrayó que se ha reformado la Ley de Escuela Pública Vasca, se han convocado Ofertas Públicas de Empleo para 3.000 trabajadores y se han invertido 700 millones de euros para los próximos cuatro años.

Respecto las críticas de los socialistas sobre que EA "no ha apostado por la Escuela Pública Vasca", dijo que "no tiene ningún tipo de fundamento". "Ese es el problema de los socialistas, que hablan muchísimo, pero hacer, hacen más bien poco. Y nosotros preferimos hablar menos y hacer un poco más", señaló.

En esta línea, dijo que el Gobierno vasco dedica a la Escuela Pública Vasca casi 9.000 euros por alumno, mientras que el Gobierno español destina menos de 5.300. "Está bien claro quién apuesta por la escuela Pública Vasca y quién no", afirmó.

El dirigente nacionalista destacó que "hoy el sistema educativo vasco está a la cabeza del estado y figura entre los mejores de Europa y eso así hay que reconocerlo". Por ello, reclamó al PSE-EE y al PP "algo más de seriedad cuando hablen".

REFORMA DEL SISTEMA DE MODELOS LINGÜÍSTICOS

Unai Ziarreta manifestó que en la comunidad educativa "hay un nivel de consenso amplísimo sobre la necesidad de superar el actual sistema de modelos lingüísticos". "Hoy nadie que hable con un mínimo de rigor sobre esta materia pone en duda que el actual sistema no garantiza al alumnado el dominio de los dos idiomas oficiales cuando finalizan la educación secundaria obligatoria", apuntó.

Además, aseguró que ha sido "este consenso ha sido el punto de partida para el Departamento de Educación, que ha propuesto un marco de enseñanza y aprendizaje para garantizar que las leyes se cumplan y que los jóvenes vascos dominen tanto el euskera como el castellano cuando acaben la educación secundaria obligatoria".

"DERECHO A LA IGNORANCIA"

No obstante, lamentó que "el consenso existente en la comunidad educativa no ha sido posible en el ámbito político". "En primer lugar, por la absoluta irresponsabilidad demagógica del PP y del PSE-EE porque ellos no están defendiendo la libertad lingüística, sino el derecho a la ignorancia. Y ése es un derecho que no existe o que, por lo menos, no debería existir", añadió.

Asimismo, criticó "el vértigo y el cálculo político del PNV", que ha sido una de sus "mayores decepciones" con la formación nacionalista. "Del PP y del PSE poco diferente esperábamos, pero algo más esperábamos del PNV"; aseveró.

A su juicio, "el PNV ha impedido que el Parlamento aprobara una nueva ley que garantice que todos los alumnos vascos sean verdaderamente bilingües al acabar la educación secundaria obligatoria". "Y lo ha hecho sólo por cálculos políticos porque quiere tener las manos libres y no quiere obstáculos que le dificulten un pacto con el PSE-EE a partir del 2 de marzo", afirmó.

En esta línea, aseguró que los nacionalistas quieren pactar con los socialistas "y están dispuestos, incluso, a darle la cartera de Educación" y, por eso, en esta legislatura "no se ha podio aprobar la reforma de los modelos lingüísticos".

El dirigente de EA aseveró que, para su formación, "está sigue siendo una prioridad y es uno de los grandes retos" para los próximos cuatro años: aprobar una nueva Ley que garantice el dominio del euskera, del castellano y del inglés o, en su caso, francés. "Apostamos por una enseñanza plurilingüe, por un modelo único, con el euskera como lengua vehicular principal", dijo.

Ziarreta pidió al PP y al PSE-EE "que basta de mentiras y basta de decir" que la pretensión de Eusko Alkartasuna es "echar el castellano de las aulas".

Asimismo, afirmó que queda otro segundo "gran tema pendiente", como es la nueva Ley del Sistema Educativo Vasco, "que sea fruto también del máximo consenso entre la administración y la comunidad escolar".

Tras defender la autonomía de los centros educativos, reclamó "la plena competencia en educación para no estar supeditados a los intereses de quienes gobiernan el país".

También enmarcó, como retos, implantar el mapa escolar, potenciar los programas de formación del profesorado y "dignificar su papel", mejorar el programa de gestión solidaria de libros de texto, impulsar la elaboración de material didáctico en soporte digital, sobre todo en euskera y aumentar el éxito escolar.

Además, apostó por la creación de otras 1.000 plazas en haurreskolas para conciliar la vida familiar y la culminación de la Ley de Formación Profesional, y abogó por "importar talento científico e investigador" con la creación de tres nuevos centros "de investigación y excelencia".