De la Vega acusa al PP de "crear miedo y tensión" con posibles referendos y recuerda que promovió uno contra Estatut

Actualizado 19/09/2007 19:13:06 CET

Zaplana afirma que el Gobierno ha "alentado los separatismos" y augura que "la mayoría de ciudadanos le abandonará" por ello

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Teresa Fernández de la Vega, acusó hoy al PP de "crear miedo, zozobra y tensión" con la convocatoria de posibles referendos por parte de los partidos nacionalistas cuando, según explicó, "cualquier referéndum que se plantee tiene que ajustarse a la ley y la Constitución". Es más, recalcó que el propio Partido Popular recogió firmas hace más de un año para celebrar un referéndum contra el Estatuto de Cataluña.

De esta forma respondía al portavoz parlamentario del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, quien acusó al Gobierno de "alentar los separatismos" pese a que el propio presidente del Gobierno había asegurado hace un año que las reformas estatutarias producirían más cohesión territorial y garantizarían estabilidad durante 25 0 30 años.

En este contexto, Zaplana preguntó a la también ministra de la Presidencia si es aumentar la convivencia que "se quemen fotografías del Rey", que se "amenace a alcaldes por poner la bandera de España", que se avise a los "niños que hablen castellano en el recreo" o que se "estén diciendo las fechas en las que teóricamente se van a producir referendos ilegales"

A su juicio, estos hechos no se corresponden con la etapa de distensión territorial o el mayor momento de unidad de la nación" que prometía el Ejecutivo. Por eso, auguró que, pese a las campañas que ahora promueve el Gobierno, los ciudadanos "saben quien ha alentado los separatismos" y "abandonarán" al Ejecutivo por ello.

"OCURRENCIA" DEL PP.

En su turno de réplica, De la Vega afirmó que desde el comienzo de la legislatura el PP se ha "empeñado" en crear "miedo, zozobra y tensión" que, según dijo, "no existe" en España. A su juicio, "la gente está de acuerdo con un Gobierno que, en vez de crear tensiones, apuesta por una convivencia pacífica".

A continuación, quiso recordar la "campaña de mesas petitorias" que realizó el PP en 2006 "para solicitar un referéndum" contra la reforma del Estatuto catalán y que el propio líder del PP, Mariano Rajoy, abrió en Cádiz alegando que era "la cuna del constitucionalismo español". "¡Anda ya, hay que tener valor!", le espetó.

Así, resaltó que es el PP "el que ha pedido un referéndum". "Afortunadamente nuestro sistema de convivencia aguanta y sostiene todas sus ocurrencias --explicó--. En España tenemos leyes que regulan las consultas populares y, en consecuencia, cualquier referéndum que se plantee tiene que ajustarse a la ley y a la Constitución. Por tanto, dentro de la ley todo, fuera de la ley nada".

La vicepresidenta del Gobierno insistió en que, pese a que desde el primer día el PP ha estado intentado un "desbordamiento democrático", hay "una democracia plena, consolidada y con unas instituciones muy fuertes".

Tras pedir al PP que "no manipule porque el Gobierno ha condenado todo acto de violencia", reprochó de nuevo al partido de Mariano Rajoy que esté "permanentemente provocando la confrontación entre españoles". "No sé de dónde les viene ese resentimiento, Se lo tienen que hacer mirar porque desde luego no están contribuyendo con su responsabilidad a crear la convivencia de este país", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies