De la Vega dice que se ha cerrado el "patético paso" de quien intentó "ocultar la verdad del 11-M con engaños"

Actualizado 02/11/2007 18:53:37 CET

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, remarcó hoy que la sentencia de los atentados del 11 de marzo de 2004 es "esclarecedora" porque "cierra definitivamente el paso triste y patético a todos aquellos que durante mucho tiempo intentaron ocultar, bajo un manto de engaños y tergiversaciones, la verdad sobre los hechos que se abría camino a base de evidencias y que ahora la justicia ha aclarado definitivamente". "Basta de mentiras y manipulaciones", dijo la portavoz, que llamó a no insistir en "abrir la puerta a las dudas".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega quiso hacer una declaración sobre el fallo de la Audiencia Nacional en la que, además de referirse a los "engaños" citados, valoró el "buen hacer" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como del sistema judicial en este atentado "perpetrado por el terrorismo internacional".

A su juicio, la sentencia también es reparadora porque mitiga el dolor de las familias de los 192 fallecidos y de los 1.856 heridos, así como el de toda la "sociedad española" que comparte ese "sufrimiento" y que hoy "siente con ellos la acción reparadora del Estado de Derecho".

Como ya dijo el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, la portavoz insistió en que "se ha hecho justicia". "Ahora se trata de trabajar unidos por un futuro cada vez más seguro", apuntó De la Vega, quien también añadió que esa unidad es "pieza esencial" en el "engranaje de la lucha contra el terrorismo".

"NO ES RAZONABLE"

Tras esta intervención, tanto De la Vega como Rubalcaba censuraron la actuación del PP. El titular de Interior dio la réplica al portavoz parlamentario 'popular', Eduardo Zaplana. Así, dijo no entender muy bien cuál es el "interés" de los 'populares' en hablar de Irak. "Yo si fuera ellos, huiría del debate como de la peste y nosotros por responsabilidad lo hemos orillado", enfatizó, remarcando que ahí está la sentencia, la documentación de la comisión de investigación y el "sentido común". Una vez más, Rubalcaba insistió en que sería "bueno" que el líder del PP, Mariano Rajoy, dijera que ETA no ha sido.

De la Vega, de su parte, no cree "razonable" que el PP acuse al PSOE de utilizar la sentencia para ganar las elecciones, porque en lo que están los ciudadanos y las personas "sensatas y razonables" es en que la democracia ha funcionado.

"La inmensa mayoría de los ciudadanos nunca creyó en conspiraciones, los ciudadanos fueron libremente a votar, como ocurre en todas las democracias y ahora una sentencia judicial ha despejado cualquier duda --manifestó--. Ahora sabemos con certeza qué ocurrió el 11 de marzo de 2004, quién y cómo y la Justicia ha cerrado una puerta a las dudas que nadie responsablemente debería seguir insistiendo en abrir. Basta ya de dudas, de mentiras y de manipulaciones".

"PROBLEMAS INTERNOS" DEL PP

La portavoz del Ejecutivo también se refirió veladamente a las reflexiones de los 'populares' Montserrat Nebrera y Jesús López Medel. "No entro en hacer valoración de los problemas internos que, desde luego, tiene un partido", indicó. "Dejemos que los resuelva cuanto antes, porque es muy importante trabajar para España", agregó.

La ministra no quiso opinar sobre las afirmaciones del juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, negando que los atentados tuvieran más "cerebros". "Los hechos probados dejan meridianamente claro que los autores materiales eran miembros de una célula yihadista y no hay razones para especular respecto a la existencia de otros miembros no integrados en ella", incidió.

"Se declara su integración con algunas organizaciones que forman parte del yihadismo mundial, como el Grupo Islámico Combatiente Marroquí", apostilló.

A juicio de Rubalcaba, la sentencia debería servir para "cerrar una fase y abrir otra", de forma que estén "todos juntos" para evitar que esto vuelva a pasar. Aseguró que la obligación del Ejecutivo es "intentar" estar mejor con el PP y que la sentencia debería permitirlo. En la misma idea insistió De la Vega.

El ministro aseguró, por último, que hay "bastante parecido" entre las conclusiones que estableció la comisión de investigación del 11-M y los contenidos básicos de los hechos probados de la sentencia y se remitió a la comisión del Congreso que la próxima semana analizará la aplicación de las conclusiones que fijó la comisión de investigación.