Los Verdes apelan a Zapatero para evitar el abandono de su diputado del Grupo Socialista del Congreso

Actualizado 02/02/2006 14:12:30 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Los Verdes y diputado elegido en las listas del PSOE por la circunscripción de Sevilla, Francisco Garrido, apeló hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para restablecer las relaciones entre ambas formaciones y evitar su pase al Grupo Mixto del Congreso.

El Consejo General de Los Verdes aprobó el sábado una resolución en la que se emplaza al PSOE a negociar antes del 10 de marzo un giro en su política energética que, entre otros objetivos, incluya un calendario de cierre de las nucleares en el plazo de 20 años, la clausura de la central de Garoña (Burgos) antes de 2007 y una serie de reformas legislativas.

En rueda de prensa en el Congreso, Garrido explicó que "sólo" el presidente del Gobierno puede llevar a cabo ese compromiso "explícito" que reclaman Los Verdes, ya que, a su juicio, el Ministerio de Industria está llevando a cabo una política contraria a lo pactado y desde la Ejecutiva socialista se está hablando de reabrir el debate nuclear, en línea con lo planteado recientemente por Joaquín Almunia.

Conforme a la resolución aprobada, "si antes del 10 de marzo no se han iniciado conversaciones públicas para abordar estos objetivos, Los Verdes considerarán roto sus compromisos y actuarán en consecuencia". Ello supondrá que Garrido solicitará su pase al Grupo Mixto del Congreso, donde actualmente hay dos diputados del BNG, una de Eusko Alkartasuna y otra de Nafarroa Bai.

ESTRECHANDO RELACIONES CON ICV

Los Verdes también aprobaron el sábado un protocolo de relaciones con Iniciativa per Catalunya (ICV) que, además de garantizar la inclusión de la formación catalana en el grupo Verde Europeo, sienta las bases de una futura alianza parlamentaria y electoral entre ambas formaciones en el marco español.

Ese protocolo, al que tuvo acceso Europa Press, se habla de la creación de un "espacio programático verde" en España con "estrategias electorales" propias, coordinación de sus parlamentarios, sus fundaciones, sus sitios 'web' y sus organizaciones juveniles, e incluso un "censo común" de los cargos locales y autonómicos.

En Izquierda Unida están siguiendo con enorme recelo la evolución de este protocolo, pues vislumbran un partido competidor en su propio espacio e incluso un grave riesgo para la continuidad de IU como referente principal de la izquierda. El apoyo de ICV al BNG en las últimas elecciones gallegas, donde IU presentaba sus propias listas, ya generó una desconfianza que ahora se redobla con este protocolo.

AVISOS DESDE IU

Ayer mismo, el secretario de organización de IU, Manuel Cámara, hizo público anoche un comunicado avisando que su formación "combatirá políticamente la posibilidad de que el espacio rojo y verde en el Estado Español se confronte entre sí electoralmente en el próximo ciclo de municipales, autonómicas y generales".

En ese contexto, abogó por "preservar la continuidad" del grupo parlamentario de Izquierda Verde que comparte con ICV para aislarse de "cualquier maniobra política tendente a la confrontación o a la ruptura del grupo".