Verdú Pons, uno de los consejeros que no usó su tarjeta 'black', pide el archivo de su causa en Bankia

 

Verdú Pons, uno de los consejeros que no usó su tarjeta 'black', pide el archivo de su causa en Bankia

Publicado 11/07/2017 19:14:55CET

Expone que tuvo "nula participación" en las cuentas de BFA de 2011 porque estaba recién llegado al Consejo

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El exvicepresidente ejecutivo de Bankia Francisco Verdú Pons ha solicitado el archivo de su parte en la causa en la que se investiga si hubo fraude en las cuentas presentadas por la entidad en 2011 para su salida a Bolsa por su "nula participación" en los estados financieros del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) relativos a ese ejercicio.

Pons, que es uno de los cuatro consejeros que no utilizó la tarjeta 'black' otorgadas por Caja Madrid y Bankia, alega en un escrito presentado a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y al que ha tenido acceso a Europa Press, que las cuentas de la entidad "ya estaban prácticamente confeccionadas" 20 días después de su nombramiento como vicepresidente de BFA.

Su defensa ha interpuesto un recurso contra el auto del magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu en el que le procesó tanto a él como a otras 33 personas --entre ellas el expresidente y vicepresidente de Bankia Rodrigo Rato y José Luis Olivas, respectivamente--. El juez le imputa el delito de falsedad en las cuentas anuales relativas al ejercicio 2011 por incluir datos falsos en el folleto informativo para la salida a Bolsa de la entidad financiera.

Sin embargo su letrado expone en el escrito que el empresario valenciano "no podía tener conocimiento previo alguno" de los estados financieros de la matriz de Bankia porque no había formado parte de ninguna de las antiguas cajas de ahorro integradas en el proceso y porque no es "verosímil" que una persona recién llegada al Consejo de BFA "pueda adoptar decisiones sobre magnitudes de millones de euros".

Añade que la ausencia del que fuera número dos de Bankia en la sesión del Consejo de finales de 2011 --él entró el 19 de enero de 2012-- resulta "un elemento esencial" para comprobar que además de no haber participado activamente tampoco conocía la existencia de los deterioros procedentes del grupo.

CULPABLE SEGÚN EL FISCAL

Tras cinco años de instrucción de la causa, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional concluyó que los estados financieros individuales y consolidados de BFA a 31 de diciembre de 2010 y a 31 de diciembre de 2011, así como las cuentas anuales de Bankia de 2011 no reflejaban la imagen fiel de la situación económica de la entidad y que por tanto se aprobaron unas "cuentas maquilladas" de cara al debut bursátil del banco en julio de 2011.

Por su parte el fiscal del caso Alejandro Luzón (y recién nombrado nuevo jefe de Anticorrupción) considera que solo cuatro altos cargos de Bankia son culpables de ocultar "de forma consciente" su situación antes de la salida a Bolsa, y entre ellos se encuentra Verdú Pons. Dirige su acusación además contra Rato, Olivas y el exconsejero José Manuel Norniella.

Luzón, que fue el fiscal de la causa de las 'black' en la que Verdú declaró como testigo, apunta que la clave es si el Grupo BFA tuvo conocimiento de la información relevante y suficiente para realizar la correcta valoración de los activos a 31 de diciembre de 2010 y no esperar a 31 de diciembre de 2011, año del debut bursátil.

Verdú Pons fue uno de los cuatro consejeros de Caja Madrid y Bankia que dijo "no" a la tarjeta 'black'. En su declaración en calidad de testigo durante el juicio dijo que no utilizó el plástico que le dio Rodrigo Rato porque no figuraba en su contrato y advirtió al entonces presidente del banco de las consecuencias que tendría su uso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies