Víctimas de ETA se felicitan por la mayor “sensibilización” con ellas frente a la “dejadez” del pasado

 

Víctimas de ETA se felicitan por la mayor “sensibilización” con ellas frente a la “dejadez” del pasado

Contador
          Víctimas De ETA Mesa Redonda
EUROPA PRESS
Publicado 05/07/2017 18:45:00CET

SANTANDER, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Víctimas de la banda terrorista ETA se han felicitado esta tarde en Santander por la mayor "sensibilización" que tiene la sociedad hoy en día hacia ellas en comparación con la "desidia y dejadez" institucional que había hace varias décadas.

Así se han pronunciado José Vargas Rincón, víctima del atentado de Hipercor en Barcelona en 1987 y presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas; Santos Santamaría, padre del mosso d'Esquadra Santos Santamaría en el atentado en el hotel Montecarlo de la localidad de Rosas; y el guardia civil Pascual Grasa, víctima del atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en 1987.

Los tres han participado en una mesa redonda celebrada estas tarde en el encuentro 'De Hipercor a Ermua. El terrorismo de ETA y sus víctimas' en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en la que, además, han contado cómo vivieron los atentados que sufrieron ellos o, en el caso de Santamaría, su hijo. El encuentro está organizado por el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo y por la Fundación Víctimas del Terrorismo.

En su turno de palabra, Vargas ha lamentado la "desidia y dejadez" que tuvieron en 1987 tanto el ayuntamiento de Barcelona como la Generalitat de Cataluña, calificándola de "grave" hasta el punto de que, en su opinión, "no hay que echarla en saco roto".

En este sentido, ha denunciado que en aquella ocasión tanto el alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, como el presidente del Govern, Jordi Puyol, fueron "a hacerse la foto con las víctimas porque parece que les da rentabilidad", así como a prometerles "el oro y el moro". Pero, ha añadido, esta situación ha cambiado "afortunadamente" porque con el paso de los años se ha desarrollado una "mayor sensibilización" con el dolor de las víctimas.

En este sentido, han mencionado los cambios en la atención las víctimas que ha habido desde la Oficina de atención de víctimas de delitos del terrorismo, de la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo --dependiente del Ministerio del Interior--. "Hemos estado 25 años dejados de la mano de Dios y esa es la única verdad que puedo comentar y decir", ha apostillado.

"DE LA CLANDESTINIDAD AL RECONOCIMIENTO"

De hecho, ha criticado que las víctimas han sufrido "una doble victimización": la primera con el atentado y la segunda con el trato por parte de las instituciones y administraciones. Por su parte, Grasa ha alabado que la acción social con este colectivo "se ha ido mejorando" con distintas leyes y con la creación de "asociaciones importantes".

Con ello, ha añadido, las víctimas han pasado "de la clandestinidad a tener reconocimiento", ya que, tal y como ha explicado, "las victimas muchas veces hemos tenido que aguantarnos como podíamos".

Por su parte, Santamaría ha señalado que en la actualidad hay una atención a las víctimas "que en el pasado no hubo". "La sensibilidad no es la que había antes. Creo que el funcionamiento de la Oficina va en función de la sensibilidad de sus directivos", ha apostillado.

No obstante, ha lamentado que las víctimas "de la periferia" -en alusión a extremeños, catalanes o andaluces--, cuando tienen que ir a la Audiencia Nacional o al Tribunal Supremo, en Madrid, tiene "un coste mayor" en el viaje que las víctimas que viven en la capital.

"Si todos los españoles somos iguales ante la ley, las víctimas deberías ser iguales en trato", ha pedido Santamaría, quien ha solicitado, por ejemplo, tener una concertación con Renfe o con el Ministerio de Fomento. En este mismo aspecto, Vargas ha propuesto que de los 25.000 billetes a 25 euros que Renfe oferta cada día 25 de mes, se reserven mil para las víctimas del terrorismo.

EL PERDÓN A LOS TERRORISTAS Y EL DOLOR

En lo referido al perdón a los terroristas y al dolor de las víctimas, Grasa ha asegurado que "ni perdona ni olvida" y que aboga por que los miembros de ETA "cumplan las penas íntegras" sin "ningún tipo de beneficio" penitenciario porque "un atentado no es algo casual, no es un accidente".

De esta forma, lamenta que se hable de "reinserciones" y del "cumplimiento íntegro" de las condenas, al tiempo que ha, en cuanto al dolor, ha zanjado que "no puede borrarse de un plumazo ni de un día para otro.

Por su parte, Vargas ha asegurado, ante la pregunta de si él perdonaría a los etarras, que esta cuestión es "íntima" de cada persona y que lo que él le preguntaría al terrorista es "qué va a hacer a partir de este momento para merecer" el perdón.

Mientras, Santamaría ha indicado que cuando se le pregunta si el dolor pasa con el tiempo o "se vuelve más suave", su respuesta es que "el dolor no pasa nunca, muchos lo saben, es como la artrosis, pero al final te acostumbras a vivir con ello".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies