Vidal pide su reingreso como juez cuando está a punto de finalizar la sanción que le impuso el CGPJ

Santiago Vidal
EUROPA PRESS
Actualizado 14/02/2018 12:31:36 CET

Investigado por el juez Ramírez Sunyer solo se puede impedir su vuelta si es procesado o ingresa en prisión preventiva

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El exmagistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona y exsenador de ERC Santiago Vidal ha solicitado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) su reingreso en la carrera cuando está a punto de finalizar la suspensión por tres años con la que fue sancionado por participar en la redacción de una Constitución para Cataluña.

La sanción estará vigente hasta principios del próximo mes de marzo, ya que la fecha límite a tener en cuenta es la del día en la que fue notificado formalmente de la decisión que adoptó en su día el Pleno del Consejo, que se celebró el 26 de febrero de dicho año.

La petición de Vidal será estudiada por la Comisión Permanente del CGPJ, que se dará por enterada e informará al juez de que puede solicitar un nuevo destino en el próximo concurso de traslados que se apruebe --suelen convocarse cada tres meses aproximadamente--.

La sanción que se le impuso, al superar los 6 meses, motivó que perdiera su plaza en la Audiencia de Barcelona. El asunto no llega a tiempo para la Comisión fijada para mañana jueves, aunque se estudiará en próximas fechas, han informado a Europa Press fuentes del órgano de gobierno de los jueces.

Se da la circunstancia de que Vidal está siendo investigado por el juez de Instrucción número 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, que es el que instruye la causa por la preparación y celebración del referéndum ilegal del 1-O y este pasado martes declaró como investigado en dicho procedimiento.

No obstante, y en cumplimiento del artículo 383.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) no se puede impedir su vuelta a la judicatura a no ser que se dicte contra él auto de procesamiento o se acuerde su ingreso en prisión preventiva, circunstancias que no se dan por el momento. También cabe la posibilidad de que Vidal no solicite volver a obtener plaza de juez y quede en excedencia por interés personal mientras se resuelve definitivamente la causa penal en la que está implicado.

21 MAGISTRADOS DEL SUPREMO CONFIRMARON LA SANCIÓN

La sanción impuesta a Vidal fue confirmada por el Pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo con el voto de 21 magistrados contra el de 11. El grueso de la discusión en el Supremo se centró en la posible prescripción del expediente disciplinario abierto a Vidal, aunque en su recurso el magistrado también alegó indefensión.

La suspensión fue impuesta por un órgano de gobierno de jueces también muy fracturado -12 votos frente a 9- al entender que el actual senador de ERC incurrió en una falta disciplinaria muy grave, concretamente por incumplir el deber básico de fidelidad a la Constitución y al ordenamiento jurídico al colaborar para el documento independentista.

Esta decisión fue, no obstante, bastante más moderada que la propuesta de expulsión de la carrera que defendía tanto la Fiscalía como el entonces promotor de la Acción Disciplinaria, Antonio Jesús Fonseca-Herrero.

Este último justificaba la expulsión de Vidal en que había "participado activamente, y al margen de cualquier cobertura, en un grupo de trabajo de composición heterogénea tenía por objeto elaborar y redactar una 'Constitución catalana'" y que además admitió de forma pública que su intención era ponerla a disposición o que sirviera de modelo para quienes promovieran la celebración de una consulta sobre la independencia de Cataluña.