VOX también se opone a que el juez Llarena deje en libertad a Joaquim Forn y Jordi Cuixart

Montaje de Joaquim Forn y Jordi Cuixart
EUROPA PRESS
Publicado 12/03/2018 18:26:24CET

Considera que persiste el riesgo de reiteración delictiva y de fuga, tras la huida de Anna Gabriel

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

La acusación popular ejercida por VOX ha informado este lunes al juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que instruye la causa por el denominado 'procés', que se opone a que el exconsejero de Interior Joaquim Forn y el presidente de Òmniun Cultural, Jordi Cuixart, queden en libertad, tal y como solicitaron. Considera que existe tanto riesgo de fuga, por la huida de la exdiputada de la CUP Anna Gabriel a Suiza, como posibilidad de reiteración delictiva.

Según ha informado la acusación popular, los servicios jurídicos han presentado este lunes sendos escritos ante el Tribunal Supremo, informando de su posición respecto a la petición de los dos investigados en prisión provisional. El juez Llarena dictó el pasado miércoles un auto en el que daba traslado a las acusaciones para que en el plazo máximo de cinco días se pronunciasen al respecto.

Vox rechaza los argumentos planteados por los dos investigados por los delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos y afirma que persiste el riesgo de reiteración delictiva tanto para Cuixart como para Forn, aunque no ostenten actualmente cargos públicos.

La acusación popular destacan que ninguno de ellos se han retractado de sus "llamamientos a una manifestación permanente que podría incrementar la conflictividad", incluso el "enfrentamiento social explícito".

Añade además que la huida de Anna Gabriel a Suiza refuerza acredita la posibilidad de riesgo de fuga de los investigados y refuerza la tesis de que la prisión provisional es una "medida proporcionada y ajustada a Derecho".

FISCALÍA TAMBIÉN SE OPONE A QUE SEAN EXCARCELADOS

Este mismo lunes también se ha conocido el informe de la Fiscalía del Tribunal Supremo, que también se opone a la excarcelación del exconsejero catalán y del líder de Òmnium Cultural.

Llarena ya rechazó poner en libertad a Cuixart y a Forn el pasado 4 de diciembre tras sus comparecencias. Por ello, pidieron declarar, de nuevo --citación que tuvo lugar el 11 de enero--, pero finalmente el juez mantuvo su decisión de dejarles en prisión.

Ante esta decisión, los dos investigados interpusieron sendos escritos solicitando su libertad. El primero en presentarlo fue Forn, un día después de su declaración; y la semana pasada lo hizo Cuixart.

Durante su declaración ante el juez del Supremo, el presidente de Òmnium Cultural --en prisión desde el pasado 16 de octubre-- afirmó que en Cataluña debe haber "un Gobierno que gobierne" y rechazó repetir un referéndum ilegal como el del 1 de octubre. También recalcó sus "convicciones pacifistas y no violentas".

La petición cursada por Forn --encarcelado desde el 2 de noviembre de 2017-- ya fue rechazada por el juez del Tribunal Supremo el pasado 2 de febrero, pese a que renunció a su escaño en el Parlament. Según explicó el magistrado en un auto, continuaba viendo riesgo de reiteración delictiva en él ya que comparte la "ideología" de Puigdemont y mandó sobre la policía "en perfecta sintonía" con el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero; una decisión que ha sido recurrida por el exconsejero catalán.