Zapatero asegura que en el debate del Estatut de Cataluña ha habido "excesivas exageraciones"

 

Zapatero asegura que en el debate del Estatut de Cataluña ha habido "excesivas exageraciones"

Actualizado 11/05/2006 0:23:10 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró hoy convencido en el Pleno del Senado en el que se votó esta noche el 'Estatut' catalán y con la anunciada y después confirmada abstención de ERC, de que "algunos de los que hoy no van a dar" respaldo al texto "le tienen más cariño de lo que parece". "Y tengo el convencimiento de que alguna otra fuerza política que no lo va a apoyar lo hace por sus convicciones", explicó mirando esta vez a la bancada del PP. "También tengo la confianza y la seguridad de que esa misma fuerza política nos pedirá y exigirá el cumplimiento del Estatut", añadió. A juicio del presidente, esta será la mejor demostración de "que quizá en este debate ha habido excesivas exageraciones".

Así, "mirando hacia adelante", el jefe del Ejecutivo convocó "a todas las fuerzas políticas al debate democrático del referéndum sobre el 'Estatut'" y "al respeto de lo que decida la ciudadanía de Cataluña, que será una decisión sabia". "A partir de ese momento, a trabajar todos juntos por Cataluña y por España", apeló.

Zapatero subió a la tribuna en nombre del Gobierno para mostrar, en primer lugar, su satisfacción por estar presente "en este acto y en este momento". Destacó que la voluntad mayoritaria del Parlamento de Cataluña, que representa "dignamente la voluntad mayoritaria de los ciudadanos" de esta comunidad, elevó "una propuesta de reforma para abrir una etapa de nueva generación de los estatutos de autonomía" del país.

Subrayó que esta generación nacerá "desde la experiencia fecunda del presente que representa el Estado de las autonomías, el autogobierno y la España moderna y fuerte" construida "entre todos".

FUERTE IDENTIDAD

"Esa mayoría amplia del Parlamento de Cataluña remitió a las Cortes Generales, en escrupuloso respeto de la Norma de normas, una reforma ambiciosa del 'Estatut'", recordó Zapatero. A renglón seguido enfatizó que "nadie puede dudar de que Cataluña tiene una fuerte identidad" y de que ha demostrado "experiencia" y "actitud democrática para llevar adelante su autogobierno como impulsora en su día del Estado de las autonomías". Todo ello, añadió, "al servicio de la España democrática y plural".

En presencia de los principales representantes de las fuerzas políticas catalanas --entre ellos del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, con quien se reunió antes de su intervención-- y en tono que en ocasiones recordaba al de los mítines, Zapatero expresó su "plena confianza en la sociedad y ciudadanía de Cataluña", caracterizada por su "fuerza democrática", su "capacidad integradora" y por saber "articular su pluralidad social, identitaria y lingüística".

Ello, afirmó, lo ha demostrado "hoy" y "mañana" lo hará "mejor" con el nuevo 'Estatut', mostrándose convencido de que el texto será "ratificado" en referéndum.

PRONÓSTICOS Y PROFECÍAS

Zapatero resaltó igualmente que el sistema democrático "refleja las ideas y pasiones de los debates" y también, "afortunadamente para el futuro, los pronósticos y las profecías" que se producen desde la tribuna. "Hoy ha habido varias", apostilló.

En nombre del Gobierno y del PSOE, el presidente declaró, "desde la confianza en la sociedad catalana", en el modelo constitucional, en el Estado de las autonomías y en el futuro del país, que el 'Estatut' "será un éxito colectivo, para la sociedad catalana y para toda España".

Bajo esta tesis, defendió que lo será porque "el autogobierno es bueno para cada pueblo y para el conjunto" porque "dar cauce a las mejores energías que en cada tierra, con más o menos identidad, existe, es bueno para el progreso de todos".

"Sabemos que ampliar derechos respetando los comunes de la Constitución no sólo no restringe la libertad de los ciudadanos", sino que la "extiende". Así, felicitó a los "pueblos, partidos y Parlamentos" que "se comprometen con sus ciudadanos estableciendo más derechos".

DÓNDE ESTÁ LA SOBERANÍA

Tras subrayar que cada una de las autonomías pueden crecer en poder y autogobierno, Zapatero comentó que las Cortes Generales demostrarán hoy "dónde está la soberanía con su voto". "Porque sólo habrá Estatuto de Cataluña si esta Cámara, después de que lo ha votado el Congreso de los Diputados, así lo decide y si lo deciden los ciudadanos de Cataluña. Sólo --insistió--. Éste es el mejor ejemplo de la soberanía de este Parlamento, del modelo constitucional".

El presidente agregó que la experiencia presente, los cambios sociales, económicos, culturales y políticos de los últimos años "obligan a cambios". Remarcó que "todos" ganarán y "especialmente los ciudadanos, en este caso de Cataluña, pero también de las comunidades" que reformen sus estatutos en "la línea adecuada si sus gobiernos autonómicos" son capaces de intervenir en el "amplio capítulo de materias" que marcarán "el destino de muchos ciudadanos".

También se preguntó si no se ha comprobado después de 25 años "que reconocer la pluralidad lingüística evidente en Cataluña" y "poner, en cumplimiento de la Constitución, en el rango adecuado al catalán y al castellano" hace "más grandes" y lleva a "disfrutar una democracia más rica".

Con esta base, declaró que la España "democrática" es la que tiene actitud "positiva ante las reformas" y la que confía en sus comunidades autónomas y en la "tarea de sus representantes políticos", la que "tiene voluntad de preparar el futuro, acometer las reformas", la que no teme "al futuro y "no se cree las amenazas del miedo al futuro".

Expuso que con el 'Estatut' catalán y con el resto de reformas se avanza "en la buena dirección". "Ponemos al día la distribución de los poderes públicos, reconocemos mejor las identidades y eso nos hace ser más fuertes en la unidad", indicó.

PLAN IBARRETXE Y RÉPLICA A ESCUDERO

A juicio de Zapatero, el 'Estatut' no "separa", sino que "prepara a Cataluña para un futuro mejor para sus ciudadanos". No es un texto "rebajado", sino "acordado" y "profundamente democrático". En este sentido, recordó que fue consensuado entre "una amplia mayoría de la representación del Parlamento de Cataluña y de una mayoría de las Cortes Generales, en los términos y con las reglas que establece la Constitución de 1978, frente a lo que se ha dicho".

En ese punto, aprovechó para responder al portavoz del PP en el Senado, Pío García Escudero, que hoy señaló a Zapatero que él mismo le dijo al 'lehendakari', Juan José Ibarretxe, en el debate sobre su Plan en las Cortes, que no se podía construir un orden político con el 51 por ciento.

"Está escrito evidentemente --le indicó al dirigente del PP--. Está escrito que el 51 por ciento del Parlamento vasco no era un consenso suficiente para llegar a un debate y llegar al acuerdo con la mayoría del Parlamento español. Es lo que está escrito".

Por último, Zapatero finalizó expresando su "satisfacción". "Hemos tenido un debate intenso y apasionado en torno al Estatuto", comentó. Finalizó expresando su "máximo respeto democrático" a todas las posiciones mantenidas, incluso a las que han tenido una "mirada crítica" al Gobierno.

Escuchando al jefe del Ejecutivo estuvieron la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega; el titular de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla; el de Industria y primer secretario del PSC, José Montilla; y el de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies