Zapatero exige a Rajoy respeto a la verdad en política antiterrorista

Actualizado 15/02/2006 18:23:53 CET

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero exigió hoy al presidente del PP, Mariano Rajoy, que muestre respeto por la verdad cuando hable de la política contra el terrorismo. Lo hizo al responder al líder de la oposición en la sesión de control en el Congreso. Rajoy, que está dispuesto a mantener una reunión con el jefe del Ejecutivo, le pidió explicaciones "para la gente que no entiende nada" de lo que está haciendo el Gobierno y también le exigió que proclame que no habrá precios políticos en una hipotética negociación. Zapatero no hizo este pronunciamiento.

Zapatero justificó la declaración que hizo el pasado viernes, tras el Consejo de Ministros, en que se sintió obligado a pedir al PP responsabilidad "por respeto al Estado, a la Justicia, al Tribunal Supremo y a sus fiscales". Porque, añadió, debía desmentir lo que los populares "llevaban una semana pregonando", que iban a producirse excarcelaciones de etarras como consecuencia de decisiones políticas adoptadas por el Gobierno.

"No sólo no debe callar, sino que además debe respetar la verdad", le exigió Zapatero a Rajoy. "Sea respetuoso con la verdad de los hechos", añadió. Y esos hechos, según explicó, pasan por las 212 detenciones de miembros de ETA que se han producido con el PSOE en el Gobierno y que en más de años y medio no se han producido atentados con víctimas mortales. "Hoy estamos en un momento, de los pocos, favorable en la lucha contra el terrorismo", dijo Zapatero. "Espero, deseo y confío que sea con su apoyo", añadió, porque eso "es lo que debe llevar en su corazón un buen demócrata y un buen patriota".

Esta fue la respuesta que Zapatero dio a un Rajoy que no escatimó críticas a la política antiterrorista. Así, acusó al Gobierno de permitir que el Partido Comunista de las Tierras Vascas, para el PP heredero de Batasuna, sea legal. Censuró el cese de Eduardo Fungairiño como fiscal jefe de la Audiencia Nacional, las "constantes insinuaciones" a ETA, los "rumores no desmentidos de contactos con Batasuna" y estar dispuesto a permitir que la formación ilegalizada celebrara su congreso. "Y menos mal que un juez lo impidió", apuntó.

Rajoy también le exigió a Zapatero que garantizara que no se pagará a ETA ningún precio político. El presidente del Gobierno eludió realizar este pronunciamiento. "Descalificar a la oposición le puede servir a usted de desahogo, pero ese no es le problema", añadió. "No piense en el PP. Piense en los empresarios, en las víctimas, en gente de su propio partido, en medios de comunicación, en que gente que no entiende nada de lo que usted está haciendo", le espetó.

PREGUNTAS SIN RESPUESTA

El líder popular exigió a Zapatero que explique los motivos por los que Gregorio Peces-Barba dejará de ser el Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, por qué el propio presidente del Gobierno no mencionó a ETA en su discurso en el homenaje a Francisco Tomás y Valiente y por qué no acudió al Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo. Zapatero tampoco hizo alusión alguna a todas estas cuestiones.

Con este enfrentamiento abierto entre Zapatero y Rajoy, parece difícil que pueda celebrarse una reunión entre ambos. El presidente del Gobierno dijo la pasada semana que lo desea y que será "en su momento". El líder popular, según fuentes de la dirección de su partido, está dispuesto a acudir a La Moncloa y explicar su posición si Zapatero le llama. Rajoy, además, quiere que esa posición de su partido quedé fijada por escrito en una resolución que se apruebe en la Convención del PP que se celebrará el próximo mes de marzo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies