Zapatero: en mayo llegaron a Tenerife 3.500 'ilegales', en junio, 500 y que este mes las cifras van "más contenidas"

Actualizado 14/07/2006 14:44:01 CET

Censura a Zidane por el cabezazo, porque "una respuesta de esa naturaleza no se justifica te digan lo que te digan"

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que "ya" se están conteniendo la avalancha de cayucos. Así, expuso que el pasado mes de mayo llegaron a Tenerife 3.500 inmigrantes ilegales y que en junio fueron 500. "Este mes las cifras van mucho más razonables y contenidas", añadió el jefe del Ejecutivo en declaraciones a Punto Radio.

Zapatero justificó este descenso en la cooperación con Mauritania y en el haber cerrado también una casi "completa" con Senegal. "Todo el mundo entiende que la inmigración en cayucos o la controlamos en el origen, o cuando llegan aquí lo único que podemos hacer es salvarles la vida".

Así, apostó por "impedir" que salgan de sus países de origen al tiempo que se hace un "esfuerzo de cooperación" para que los inmigrantes "tengan la expectativa que merecen como seres humanos".

A su juicio, el fenómeno de la inmigración es "el reto más importante como país" a medio y corto plazo, tanto en lo relativo al control, como a una entrada vinculada al trabajo, como a la integración de quienes ya se sientan españoles. "Ese reto social es un compromiso casi personal porque es prioritario", defendió. "Hay que ser muy insensible para no entenderlo como una cuestión casi personal", resumió.

TRAFICO: ESTADO DE CARRETERAS.

De otro lado, y en referencia al informe sobre el estado de las carreteras, Zapatero afirmó que de ese documento "la mayoría" son autonómicas y "no del Estado". "Hemos aumentado la inversión, no sólo en la construcción de autovías, sino también en el mantenimiento de carreteras", señaló.

Sobre el carné por puntos, comentó que para los ciudadanos exige "más actitud de respetar las normas". "Pero produce satisfacción ver cómo bajan los puntos de las víctimas mortales", comentó. Afirmó que el Estado va a invertir, que las comunidades tienen que esforzarse y se mostró seguro de que esta modalidad de permiso "sera un poderoso instrumento para reducir el número de víctimas".

En cuanto a la 'telebasura', el jefe del Ejecutivo se mostró convencido de la necesidad de "eliminar adherencias que invaden el derecho a la intimidad" en el ámbito de la televisión pública.

CABEZAZO DE ZIDANE.

Por otro lado, Zapatero mostró su profunda "decepción" por el cabezazo que en la final del Mundial de fútbol le propinó Zidane a un jugador italiano. "Le censuro en la actuación", señaló el presidente, que admitió su "admiración como futbolista".

En cualquier caso, indicó que "una respuesta de esa naturaleza no se justifica te digan lo que te digan" porque "también en un deportista es exigible la contención". "Te ven millones de personas y el mensaje de que no cabe la violencia es esencial", finalizó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies