Zapatero niega una clave sucesoria porque "en el PSOE no hay dedos"

Primer plano de José Luis Rodríguez Zapatero
EP
Actualizado 20/10/2010 15:13:37 CET

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha rechazado interpretar la remodelación del Ejecutivo como una pista de quién podría sucederle como candidato a la presidencia y, además, ha recordado que "en el PSOE no hay dedo posible". No obstante, ha admitido que las interpretaciones son algo que no le corresponde hacer a él y, además, ha reconocido que "las lecturas son libres".

En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa para presentar la remodelación, Zapatero ha insistido en no desvelar si volverá a ser candidato a la presidencia del Gobierno y en no precisar tampoco cuándo hará pública su decisión. En todo caso, preguntado sobre si designaría un sucesor, ha recordado que el PSOE tiene sus normas -las primarias-- y que "no hay dedo posible".

En cuanto a si teme que el nombramiento de Alfredo Pérez Rubalcaba como vicepresidente primero se interprete en clave sucesoria, ha replicado que "las lecturas son libres" y que todo el mundo reconoce sus cualidades políticas --"no vamos a descubrirle ahora", ha ironizado--. Sin embargo, ha dejado claro que dar pistas no es su intención: "Hoy estamos en lo que estamos, que es en hacer un gobierno fuerte", ha remarcado.