Zapatero ratifica ante los fiscales iberoamericanos su compromiso para aumentar la imparcialidad de la Fiscalía

Actualizado 22/10/2007 14:57:44 CET

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ratificó esta mañana en la inauguración de la Asamblea Iberoamericana de Ministerios Públicos que se celebra este año por primera vez en Madrid, su compromiso con la imparcialidad de la Fiscalía, reflejada en la reciente aprobación el pasado 20 de septiembre del nuevo Estatuto orgánico del Ministerio Fiscal por parte del Congreso de los Diputados.

Zapatero destacó que en su discurso de investidura ya defendió su "fuerte compromiso con la Justicia" y desde entonces mencionó, junto a la necesidad de dotarla de medios suficientes, "el compromiso concreto de alumbrar un estatuto que asegurase su imparcialidad".

Recalcó que el estatuto confiere a la Fiscalía "cotas de autonomía" no conocidas hasta el momento e indicó que uno de los objetivos prioritarios de la ley es la autonomía del Ministerio Fiscal que se pretende alcanzar --"al menos en parte", matizó-- "a costa de reducir el margen de intervención del Ejecutivo".

RESTRICCIONES DEL GOBIERNO EN LA ACTUACION DE LA FISCALIA

Así, dijo que el Gobierno se ha autoimpuesto restricciones en relación con la actuación del Ministerio Fiscal a partir de la aprobación de la norma y añadió que la reforma ha sido fruto de un largo debate iniciado desde la entrada en vigor de la Constitución. El presidente citó una frase del legislador Emilio Gómez Urbaneja en la que este calificaba a la Fiscalía como un órgano público instituido por el Estado en función de la Justicia y no del mero interés gubernativo o de la razón de Estado.

El compromiso con la imparcialidad del Ministerio Fiscal, defendió el presidente, se refleja en que la nueva ley trata de reforzar la autonomía de la Fiscalía y modifica por ello el régimen de nombramiento y cese del Fiscal General del Estado, introduciendo la exigencia de una comparecencia parlamentaria del candidato propuesto por el Gobierno para que se valoren sus méritos.

También incluye "un elenco de causas objetivas de cese" para antes de extinguirse el tiempo de su mandato, "que dejará de estar al albur de una decisión discrecional del Ejecutivo". Prescribe, además la necesaria intervención de la Junta de Fiscales de Sala siempre que el Fiscal General vaya a impartir instrucciones a sus subordinados en cualquier asunto que afecte a miembros del Gobierno.

Así, puso de manifiesto el presidente, el Gobierno ha comprometido "un esfuerzo sin precentes" que ha desembocado en la creación de más de 1.000 plazas de jueces y fiscales, que ya se han puesto en marcha, y que se verán incrementadas a principios del año 2008 en 100 plazas nuevas de fiscales.

Este esfuerzo se acompaña, dijo, con un nuevo diseño de la Oficina Judicial, nuevas dotaciones materiales y la creación de nuevas Fiscalías especializadas.

ESPECIALIZACIÓN

Zapatero explicó que el nuevo Estatuto profundiza en el principio de especialización del Ministerio Público en el convencimiento de que esta es una respuesta orgánica eficaz a las nuevas formas de delincuencia. Por ello, "adapta la estructura del Ministerio Fiscal a la sensibilidad actual de nuestro Estado de las Autonomías".

El resultado es, indicó el presidente, "un Ministerio Público que sale al encuentro de las nuevas sensibilidades y las nuevas necesidades de la España democrática del siglo XXI". En cuanto al futuro, Zapatero destacó que los gobiernos de España tendrán que proseguir con una creciente dotación de medios para la Justicia y más reformas, como la del proceso penal. "Más medios y más reformas, ese es el horizonte de la Justicia en España", apostilló.

Por su parte el fiscal general del Estado, Candido Conde-Pumpido, destacó que es la primera vez que un presidente democrático visita la sede del Ministerio Fiscal español desde que en 1978 se instauró la democracia. En su opinión este hecho "no es una casualidad" ya que "encaja con plena congruencia en una línea de actuación sostenido durante la presente Legislatura"

Conde-Pumpido resumió los objetivos fundamentales alcanzados durante la anterior Asamblea Iberoamericana de Ministerio Públicos y destacó la necesidad de ir "más allá" y avanzar en la consideración de la Fiscalía como "factor de cohesión social". "Los Fiscales tenemos también entre nuestras obligaciones la de contribuir a mejorar la sociedad a la que nos debemos", dijo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies