Zaplana niega que el PP propusiera en 2002 un modelo de financiación similar al pactado entre PSOE-CiU

Actualizado 27/01/2006 1:03:01 CET

PALENCIA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del grupo popular en el Congreso de los Diputados, Eduardo Zaplana, negó ayer que el PP propusiera en el año 2002 un modelo de financiación autonómica similar a la pactada entre el PSOE y CiU en el marco de la negociación del Estatut de Cataluña.

"En aquel momento", explicó, "había un sistema de financiación que había que renovar" pero al PP "nunca se le ocurrió proponer algo a una comunidad y otra cosa a otra". No obstante, reconoció que durante la negociación con la totalidad de las autonomías existió la propuesta de cesión de parte del IRPF, que "no era exactamente el 50 por ciento aunque se acercaba".

Sin embargo, el líder popular considera que "algunos intentan confundir para distraer la atención y ocultar la situación de quiebra y falta de solidaridad que se está produciendo en España", aspectos "fundamentales para la cohesión de un país".

Además, Zaplana acusó al PSOE de colaborar con ERC para "cambiar las reglas del juego y romper el modelo nacional", en referencia al proceso que está siguiendo la reforma del 'Estatut' de Cataluña.

Zaplana reconoció que la situación le "preocupa, pero no desde un punto de vista electoral, sino porque es la primera vez desde la Transición que se pone en entredicho el modelo nacional y se rompe el pacto de convivencia". Algo que achacó a la intención de "no querer mirar al futuro, sino mirar atrás".

En este sentido, recordó que hasta ahora "se ha compaginado la unidad de España con su no uniformidad", por lo que calificó el estado de autonomías como "un acierto". Sin embargo, "ese esfuerzo que todos hicimos se dilapida sin ni siquiera preguntarnos".

"Entonces", en referencia a la Transición, "todos opinamos y votamos en referéndum la Constitución". Ahora, en cambio, "se está haciendo a escondidas, pactando con fuerzas que representan a muy pocos españoles".

Zaplana recordó además que ERC "es un partido que no cree en España y quiere irse", pero que sin embargo, "está cambiando las reglas de juego gracias a la colaboración del PSOE". En cambio, "se excluye a otra fuerza que representa a la mitad de los ciudadanos", en referencia al PP.

Zaplana insistió una vez más en el oscurantismo con el que considera que se están llevando las negociaciones sobre el 'Estatut' asegurando "que si creyeran que no hay riesgos, serían más transparentes". Es la única explicación que encuentra a que "una semana después, todavía no conozcamos lo que han acordado".

Por último, el portavoz de los populares en el Congreso se refirió a las declaraciones del presidente del PP de Cataluña, Joseph Piqué, que consideró como "una polémica zanjada". En este sentido aseguró que "los planteamientos del PP tienen absoluta unanimidad" y achacó la polémica a que "algunos quieren dar la sensación de que en el PP hay diferencias exagerando las declaraciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies