Unos 242.000 pensionistas y activos con rentas bajas se podrán beneficiar de ayudas al copago farmacéutico

 

Unos 242.000 pensionistas y activos con rentas bajas se podrán beneficiar de ayudas al copago farmacéutico

Contador
Actualizado 30/06/2017 17:37:23 CET

Se podrán solicitar a partir del 1 de octubre y subvencionará los gastos generados desde el 1 de julio

PAMPLONA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

A partir del 1 de julio el colectivo de pensionistas y las personas en activo con rentas inferiores a 18.000 euros tendrán derecho a recibir en Navarra una subvención para paliar el copago de medicamentos que implantó el Gobierno central en 2012.

Según ha explicado este viernes el consejero de Salud del Gobierno foral, Fernando Domínguez, la medida tiene como objetivo principal "facilitar la adherencia a los tratamientos médicos sujetos a financiación pública prescritos por el Sistema Nacional de Salud, así como reducir las desigualdades en salud".

Domínguez ha presentado estas nuevas ayudas acompañado del director general de Salud, Luis Gabilondo, del director de Asistencia Sanitaria, Alfredo Martínez, y de la jefa de Servicio de Gestión de la Prestación Farmacéutica, Cristina Agudo.

Salud estima que 242.000 personas se beneficiarán de estas ayudas, de las que 197.000 son personas en activo con rentas inferiores a 18.000 euros al año y 45.000, pensionistas con rentas inferiores a 6.000 euros. Todos ellos abonarán como máximo 8,23 euros al mes por sus medicamentos.

Los pensionistas con rentas de entre 6.000 y 18.000 euros no cambian de situación, porque ya se benefician del tope máximo de 8,23 euros. Se establece, además, un tratamiento especial para las personas que cobran menos de 6.000 euros al año, quienes pagarán un máximo de 2,6 euros al mes en virtud del umbral monetario de pobreza severa definido para Navarra en 2014.

Se trata de la primera vez que en España la subvención alcanza también a trabajadores y personas en activo, ha destacado el Gobierno navarro.

Se estima que el coste de la medida es de aproximadamente 3 millones de euros anuales, y para este primer año se ha presupuestado una dotación económica de un millón, que cubrirá las ayudas que correspondan al periodo de julio-diciembre.

Las solicitudes se podrán presentar en los centros de salud o consultorios que dispongan de personal administrativo, así como en el Servicio de Gestión de la Prestación Farmacéutica del SNS. Además, a corto-medio plazo, se podrá presentar de manera telemática a través de la Carpeta Personal de Salud.

En la mayor parte de los casos los solicitantes de las ayudas no tendrán que presentar facturas de compra de los medicamentos ya que el SNS dispone de esos datos en su Sistema de Información.

Únicamente se deberá guardar copia de la receta y factura de la compra cuando el ciudadano retire medicamentos en las farmacias de Navarra con receta cumplimentada de forma manual, o cuando retire medicamentos en oficinas de farmacia fuera de la Comunidad foral.

Se establecerá una colaboración con el Departamento de Hacienda para que, una vez se conozcan los solicitantes de las ayudas y se tenga el consentimiento expreso y específico del ciudadano puedan remitir al SNS los números de cuenta y la confirmación de si el solicitante de la subvención tiene derecho a ella.

Excepcionalmente la primera solicitud tendrá validez únicamente para un trimestre (por no estar disponibles todavía los datos de la declaración de la Renta correspondiente al año 2016) y se podrá presentar a partir del 1 de octubre de 2017. La misma será válida para el reintegro de gastos desde el 1 de julio al 30 de septiembre de 2017. Está previsto que estas ayudas correspondientes a este primer periodo se abonen a finales de noviembre.

En lo sucesivo la solicitud tendrá validez para todo un año, pudiéndose presentar a partir del 15 de diciembre de cada año. Será válida para el reintegro de gastos desde el 1 de octubre de un año hasta el 30 de septiembre del año siguiente.

SITUACIONES DE "INEQUIDAD"

El Ejecutivo foral ha remarcado que el establecimiento del copago farmacéutico ha generado "un descenso marcado del consumo farmacéutico, ya que, por primera vez, los pacientes pensionistas iban a tener que contribuir económicamente para la prestación farmacéutica".

Se generó, además, "incertidumbre acerca de la inequidad de la medida y dificultad de acceso a los medicamentos de las capas sociales con menos renta", ya que "los activos con rentas inferiores a 18.000 euros seguían aportando el 40% del precio de los medicamentos".

En este contexto, la Dirección General de Salud, en colaboración con la Subdirección de Farmacia y el Departamento de Hacienda, realizó un análisis de la aportación real que realizaban los pacientes navarros por sus medicamentos en función de los tramos de renta en los que se encontraban, con el fin de detectar aquellas situaciones de dificultad en el acceso a los medicamentos y, por otra parte, investigar sobre el cumplimiento o no del tratamiento farmacológico como consecuencia del copago.

El estudio concluyó que, entre enero de 2014 y enero de 2016, "las personas activas con rentas inferiores a 18.000 euros dejaron de recoger casi el 12% de los medicamentos que tenían prescritos". Sin embargo, entre los pensionistas con renta menor de 18.000 euros, el porcentaje es del 2,4%.

Se constató, además, que "existen más de 1.300 pacientes activos con rentas bajas que aportan más de 300 euros al año para la adquisición de medicamentos". Según el estudio, más de 780 pacientes con rentas inferiores a 6.000 euros aportaron más de 300 euros e incluso 15 pacientes con rentas inferiores a 6.000 euros han tenido que afrontar un copago de 1.000 euros".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies