Felipe González afirma que UPN "se merece perder" por "las infamias y las mentiras"

Actualizado 23/05/2007 0:49:40 CET

PAMPLONA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente del Gobierno, el socialista Felipe González, afirmó hoy en Pamplona que UPN "se merece perder" en Navarra "por las infamias, las mentiras y las manifestaciones que enfrentan a unos navarros con otros", y añadió que el Partido Popular "debería perder hasta saber aceptar la derrota".

Así lo indicó durante un mitin del PSN-PSOE que se encargó de cerrar esta tarde en Baluarte, al que asistieron varios cientos de personas. Según indicó Felipe González, en Navarra hay "mucho enfrentamiento" de identidades, cuando lo importante "es la gente que vive en ella y que cree en su tierra, sea euskaldun o castellano parlante".

"Estamos olvidando que esa es la ciudadanía, la que hace que una sociedad sea democrática porque gobernamos sobre sentimientos de pertenencia diversos. Hay sentimientos euskaldunes, españoles y de personas que vienen de fuera", sostuvo el ex presidente.

González hizo un llamamiento a los navarros para que vayan a votar el próximo domingo "por lo que define a la ciudadanía, que es la pluralidad de ideas". "Hay que gobernar para todos, y un proyecto de confrontación no es un proyecto de convivencia en el espacio público sino de división", apuntó.

En este sentido, manifestó que el Gobierno "es de todos", y la responsabilidad, dijo, consiste "en hacer un proyecto que motive a todos y que enganche".

EN NAVARRA, "MANDAN"

Felipe González señaló que el actual Gobierno de UPN-CDN en Navarra "no gobierna sino que manda", cuando lo que debería hacerse, a su juicio, es "pensar más en el futuro". "Se están descuidando las ventanas del futuro y la sociedad de la información, las nuevas tecnologías, algo que se podría hacer porque a Navarra le sobra capital humano". Navarra, recalcó, "no se merece que la utilicen como arma arrojadiza".

Pidió a los presentes el voto para el candidato navarro Fernando Puras e insistió en que el PP "se merece perder una vez y otra hasta que aprenda a perder, que es la primera señal de aprender democracia".

La esencia de la democracia, dijo, es aceptar la derrota, porque aceptar el triunfo "es facilísimo". "Mientras no aprendan a aceptarlas no serán demócratas y necesitamos una derecha democrática que no tenemos todavía". "Me preocupa lo que está pasando", indicó Felipe González, quien subrayó que "España nunca ha estado en riesgo".

"Ya está bien de que no se den argumentos y del rollo de que se rompe España y que Navarra es el precio", afirmó el dirigente socialista, y pidió al Partido Popular que dé "argumentos". "Hay mucho de manifestaciones contra el Gobierno de Zapatero y muy poco de preocupación por los ciudadanos", sostuvo.

Criticó al Partido Popular por su actitud frente al Gobierno de Zapatero en materia antiterrorista, porque "el Partido Socialista nunca utilizó este tema como arma", y lamentó "la estrategia de la infamia, la mentira y la crispación está destruyendo el prestigio de la política".

"En ningún país se ha visto a una oposición tratando de deslegitimar y anular a los responsables del mayor atentado de la historia", lamentó.

SENTIMIENTO "DE TRIBU"

Felipe González cuestionó la denominación de "izquierda abertzale", porque "la izquierda se define como un sentimiento de solidaridad ciudadana y ellos tienen un sentimiento de tribu, no de ciudadanos, por lo que no son izquierda, es mentira".

"Es incompatible y es que puede haber una solidaridad sólo de los que consideran suyos, eso no es solidaridad y quien no lo tiene no puede llamarse de izquierda", apuntó.

Asimismo, indicó que los que defienden "la palabra con la amenaza detrás no tienen ningún derecho". "Pistolas y palabras no es democracia, por tanto que elijan de una vez si quieren la palabra", recalcó.

Por su parte, el candidato a la presidencia del Gobierno, Fernando Puras, criticó también a UPN por sus "patrañas e infamias contra los socialistas", porque "además de querer poner en jaque al Gobierno central querían que no hubiera alternativa política en Navarra". "Y les ha dado igual alimentar al nacionalismo", indicó.

Según Puras, éste ha sido "un año de patrañas porque no pueden aceptar que los socialistas vayamos a ser garantía de Navarra como comunidad". "Fuimos protagonistas en la redacción y aprobación del Amejoramiento del Fuero y no lo quieren recordar, tampoco que el convenio económico tuvo como protagonistas a los socialistas", señaló.

"EL CAMBIO SE LLAMA PSN"

"El cambio se va a llamar Partido Socialista en Navarra, a pesar de todo lo que ha llovido y de las palabras de infamia que nos han lanzado", aseguró Puras.

Pidió al presidente del PP, Mariano Rajoy, que "deje de utilizar a Navarra", porque "viene a darnos lecciones de nosotros mismos y de nuestra historia cuando Zapatero es un demócrata y es garantía para Navarra, de libertad y democracia".

Puras anunció que si llega a ser presidente del Gobierno foral creará una Consejería de Innovación. "Somos la única alternativa y lo demás seguirá siendo más de lo mismo, más confrontación identitaria", afirmó y añadió que el PSN necesita "todos los votos, los de la gente de izquierdas, de centro y de derechas, todos los que quieran el progreso de esta comunidad".

Por su parte, el secretario general del PSN, Carlos Chivite, manifestó que "decir sí a UPN es decir sí a un Miguel Sanz agotado, al inmovilismo y al desgobierno", y pidió un "sí a la navarra de las personas, no de los territorios y la crispación, porque nadie sobra en esta tierra, cabemos todos y todas".

"Fernando Puras es el mejor candidato que compite hoy en Navarra, reflejo de honestidad y honradez, un hombre luchador por la libertad, la convivencia y la paz, y que habla de la identidad de las personas y de estabilidad y gobernabilidad", señaló Chivite.

Durante el mitin también intervino el candidato socialista a la alcaldía de Pamplona, Javier Torrens, quien manifestó que Pamplona está "cerca de que el aire rancio deje paso a un perfume de ilusión de la gran mayoría de los ciudadanos". "El día 27 vamos a abrir las puertas de la ciudad", indicó.

"Pamplona está a punto de florecer porque queremos una Pamplona que sea un punto mágico de encuentro para el conocimiento, la cultura, la convivencia y sobre todo la solidaridad, y que salga a la luz todo lo que corre por las venas de los pamploneses", subrayó.

Torrens afirmó que UPN está aplicando "un torniquete" a Pamplona. "Ellos pecan con sus mentiras", apuntó, y añadió que los navarros "somos gente trabajadora pero libre y alegre". "Esta ciudad necesita crecer y recuperar el tiempo perdido", sostuvo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies