El 51% de los navarros se muestra satisfecho con el nivel de desarrollo económico de la Comunidad foral

Actualizado 04/12/2008 16:17:47 CET

Así lo recoge una encuesta realizada sobre el Plan Moderna

PAMPLONA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El 51 por ciento de los ciudadanos navarros tiene un "nivel de satisfacción alto" del nivel de desarrollo económico alcanzado por Navarra en los últimos años, mientras que el 39 por ciento lo considera medio y el 7 por ciento, bajo. Además, un 76 por ciento de las personas interpeladas ve el futuro con "optimismo", aunque más de la mitad considera necesario un cambio del actual modelo.

Así se desprende de los resultados de la encuesta realizada a 1.500 personas de 71 localidades navarras (sobre un universo de 523.265 residentes en Navarra mayores de edad) en relación al plan estratégico 'Nuevo Modelo de Desarrollo Económico de Navarra' (Plan Moderna), encargado por el Gobierno de Navarra a la empresa Cíes.

Las conclusiones fueron presentadas esta mañana en el Palacio de Navarra por el vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda, Álvaro Miranda, quien estuvo acompañado de Carlos Zufía, director de la empresa encargada del trabajo.

Zufía señaló que de la encuesta se desprende que los navarros se encuentran satisfechos con el nivel de desarrollo alcanzado, si bien preocupan aspectos como el envejecimiento de la población y la excesiva dependencia de la industria multinacional.

Según expuso, ven el futuro se ve con optimismo y consideran que Navarra está preparada para afrontarlo debido a la capacidad y preparación de la gente y al desarrollo industrial, aunque consideran que hacen falta cambios importantes que deben estar liderados por el conjunto de los agentes económicos, sociales y políticos en primer lugar y por el Gobierno de Navarra en segundo lugar.

Las energías renovables y los servicios personales son los dos sectores que, para los encuestados, tienen mayor futuro, seguidos de nuevas tecnologías, industria agroalimentaria e investigaicón científica. "Los navarros desean participar en este proceso y piensan que tienen cosas que aportar", añadió Zufía.

Según explicó el consejero Miranda, este estudio se trata de un importante punto de partida, ya que "la mayoría de los ciudadanos quieren cambiar, son optimistas y quieren participar", lo que, dijo, constituye un importante respaldo a la iniciativa del Plan Moderna.

LA ENCUESTA

Según el estudio, los ciudadanos más satisfechos con el nivel económico alcanzado son las personas de 45 a 54 años, de la comarca de Pamplona, que trabajan por cuenta propia y con nivel de estudios universitarios. Asimismo, refleja que la comparación con el resto de regiones españolas es muy satisfactoria -el 74 por ciento de la ciudadanía encuestada otorga puntuaciones de notable o sobresaliente a la Comunidad Foral en comparación con otras, con una media de 7,3 sobre 10-, mientras que la comparación con otros países es de aprobado -media de 5,9 sobre 10-.

Por indicadores, los más satisfactorios son el nivel alcanzado en bienestar, sanidad e infraestructuras y los menos satisfactorios los de creación de nuevas empresas y la capacidad de exportar. Con notas intermedias se define la satisfacción con la innovación, educación y preparación de los trabajadores.

Por otro lado, Navarra aparece en la opinión de la ciudadanía interpelada como un sitio "muy bueno" para vivir, y "bueno" para trabajar o estudiar. La satisfacción es mayor en la Navarra media y menor en la Montaña. La Comunidad Foral es mejor sitio para vivir para los municipios de menos de 5.000 habitantes y para estudiar para los que residen en Pamplona.

En cuanto a la preparación de Navarra para los retos venideros, según el 63 por ciento de las personas encuestadas, la Comunidad Foral está "bastante preparada" para afrontar el futuro económico -frente a 12 por ciento de personas que opinan que está "muy preparada" y 20 por ciento que la consideran "poco o nada preparada"-.

Además, el nivel educativo de los hombres y mujeres de la Comunidad Foral -41 por ciento-, el desarrollo industrial -40 por ciento- y la investigación -39 por ciento-, son las tres cuestiones más importantes para el futuro de Navarra según la opinión de la ciudadanía entrevistada, mientras que los idiomas, la ampliación de los servicios y la capacidad exportadora son las que menos se valoran.

Según las conclusiones del estudio, no existe unanimidad sobre cuáles son los puntos fuertes de Navarra para afrontar el futuro. Así, la opción más elegida -la capacidad de trabajo de los navarros- lo ha sido con el 27 por ciento. Tras ella se sitúa el desarrollo industrial -25 por ciento-, la preparación de la gente -23 por ciento- y la investigación -22 por ciento-. Las menos elegidas han sido la estabilidad social y política -10 por ciento-, la capacidad exportadora -9 por ciento- y los idiomas -7 por ciento-.

Donde existe mayor unanimidad es en las cuestiones en las que Navarra está menos preparada, tales como el envejecimiento de la población -37 por ciento- y la excesiva dependencia industrial de las multinacionales -31 por ciento-. Este último aspecto preocupa más a las personas que poseen estudios medios y universitarios y a quienes trabajan por cuenta ajena, mientras que a los ciudadanos que poseen menor nivel de educación, les preocupa también la falta de formación especializada.

Las energías renovables y los servicios personales (tercera edad, discapacitados...) son los sectores de mayor futuro para Navarra según los entrevistados, seguidos a cierta distancia por los de nuevas tecnologías, industria agroalimentaria, investigación científica y negocios relacionados con la salud o la educación. Los sectores menos elegidos son la industria farmacéutica, los servicios a empresas y la industria de la cultura, el ocio y el tiempo libre.

CAMBIOS EN EL MODELO ECONÓMICO

Según el estudio, la Navarra del futuro se ve con "optimismo" por el 76 por ciento de los entrevistados, debido al buen desarrollo alcanzado en la actualidad y a la capacidad de los navarros. El futuro económico pasa, según los ciudadanos, por un cambio de modelo.

Casi la mitad de las personas interpeladas consideran que hace falta un cambio económico y de desarrollo importante, y un 32 por ciento ven una necesidad de cambio pero no importante. Sólo un 15 por ciento afirma que no hacen falta cambios.

El sector juvenil y el de las personas mayores de 65 años son los que en menor medida opinan que se necesitan transformaciones importantes. Según el estudio, los cambios los deben impulsar todos los agentes -50 por ciento- o principalmente el Gobierno de Navarra -33 por ciento-. Además, para el 13 por ciento deben ser los ciudadanos y para el 11 por ciento, las empresas.

Por otro lado, más de la mitad de las personas de la muestra (el 57 por ciento), opina que el futuro será mejor que ahora, frente a un 28 por ciento que indica será igual y sólo un 9 por ciento que presagia que será peor. Por áreas, el optimismo es mayor en la atención socio-sanitaria y en la preparación de los navarros, ya que los que opinan que estos sectores experimentarán una mejoría superan al resto.

La Navarra del futuro es definida por la ciudadanía como "mejor, innovadora, moderna, buena y trabajadora". El 97 por ciento de los adjetivos empleados por las personas encuestadas son positivos.

Como último dato destacable, el 67 por ciento de las personas entrevistadas afirma que le gustaría que contaran con su participación para diseñar el futuro de Navarra. Según informó el Gobierno, en la página web del plan Moderna (www.modernanavarra.com) existe a disposición de los ciudadanos un apartado donde pueden hacer llegar sus sugerencias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies