Un 52% de la ciudadanía, a favor del Plan de Amabilización de Pamplona, mientras un 35% lo cuestiona, según un estudio

Joseba Asiron, alcalde de Pamplona con el cuatripartito.
EUROPA PRESS
Publicado 02/03/2018 12:57:45CET

La bicicleta, la villavesa o el ir a pie, como primera opción para desplazarse, la elige un 72% de la ciudadanía, un 15% más que en 2013

PAMPLONA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cerca de un 52% de la población de Pamplona mantiene una postura favorable al Plan de Amabilización del Centro de la ciudad, plan que el próximo domingo cumplirá seis meses desde su puesta en marcha el 4 de septiembre. Por contra, un 34,6% percibe los cambios de una forma negativa. Estas son las principales cifras que arroja la evaluación de esta iniciativa realizada por el Ayuntamiento, evaluación que se basa en una encuesta realizada a 662 personas entre el 11 de diciembre de 2017 y el 5 de enero de 2018.

Por barrios, el Casco Antiguo es el más favorable al plan con una proporción de 80,6% frente a 19,4%, mientras que el Ensanche es el más negativo al respecto, con una proporción de 39,5% a favor y 47,4% en contra.

Los datos uniendo ambos barrios reflejan un posicionamiento favorable del 52,7%, desfavorable del 38,4% y no sabe / no contesta un 8,9%. En función de los hábitos de movilidad, el 59,4% de quienes apuestan por una movilidad sostenible son favorables al plan por un 27,6% que está en contra. En el caso de quienes utilizan el automóvil el 44,2% se muestra desfavorable al plan y el 41% lo califican de favorable. Por franjas de edad, los posicionamientos a favor de la amabilización son mayoría tanto en menores de 30 (55,4% frente a 28,2%), entre 30 y 55 años (49% frente a 41,6%) y en mayores de 55 años (51,4% frente a 32,4%).

De las 7 medidas en las que se puede sintetizar el Plan de Amabilización, dos, el acercamiento de villavesas y las nuevas zonas peatonales (Bosquecillo, Chinchilla, Alhóndiga y Vínculo), son las mejor valoradas con un 3,29 y 3,05 respectivamente en una escala del 0 al 5.

Asimismo, también aprueban el nuevo eje ciclable que une la Taconera con el Casco Antiguo, que obtiene una puntuación de 2,9 sobre 5, y la zona de circulación exclusiva para transporte público y bicis (Navas de Tolosa, José Alonso, Padre Moret y lado norte del Paseo de Sarasate) con un 2,72. El nuevo parking de Trinitarios, con un 2,63, también aprueba, mientras obtienen un suspenso alto tanto la creación de la nueva zona verde de aparcamiento para residentes en el Primer Ensanche, un 2,45, y la información recibida respecto al plan, con 2,42 puntos.

En el estudio el Ayuntamiento propone cinco sugerencias para valorar de cara a la mejora del Plan de Amabilización. Se trata de cinco posibles medidas que son ampliar el aparcamiento para personas del Casco Antiguo, cambiar la zona de aparcamiento para residentes en el entorno de la calle Sandoval, mejorar el carril bici, mayor información sobre el proceso de amabilización y volver a los recorridos que había antes en las calles de circulación exclusiva.

Un 72% de las personas encuestadas se han identificado con una de esas cinco sugerencias. En concreto, un 24,5% apuesta por volver a los recorridos internos en el Casco Antiguo que había antes, un 18,6% quiere mayor información sobre la amabilización y un 15,6% quiere mejorar el carril bici.

UN 15% MÁS DE DESPLAZAMIENTOS SOSTENIBLES

En la actualidad, casi un 40% de las personas que residen en Pamplona opta por ir a pie como primera opción de desplazamiento. Un 26,4% apuesta por la villavesa, un 24,4% por el vehículo privado, un 6,4% por la bicicleta y un 3,2% por la moto. Por tanto, el colectivo de población que se desplaza a través de medios sostenibles (a pie, villavesa o bicicleta) representa un 72% del total. Esa cifra ha aumentado un 15% respecto a los datos de 2013, cuando un 57% utilizaba esos mismos medios de transporte. Rochapea y Azpilagaña son los barrios donde más personas apuestan por esa movilidad sostenible, con un 83% y un 80%, respectivamente.

Según el estudio, las formas de desplazamientos sostenible han ido cogiendo fuerza entre la ciudadanía de Pamplona, también el uso del transporte urbano comarcal. En 2016 y 2017 el incremento anual el número de personas usuarias de las villavesas ha sido de un 4%, con más de 37 millones de viajeros y viajeras el año pasado. El crecimiento interanual en el último cuatrimestre de 2017 alcanza una cifra próxima al 5% y llega a rebasar el 6% en el mes de enero de 2018 respecto al mismo mes de un año antes.

En los últimos cinco meses, las villavesas han trasladado a más de 16 millones de personas en días laborables, con una media de 128.000 viajes cada día. En febrero se han alcanzado medias de 135.000 viajes al día. El uso del transporte público en fin de semana, vinculado en gran parte a motivaciones de ocio, compras, restauración u hostelería, ha crecido un 9,6% los sábados y un 8,4% los domingos. Un aumento más significativo que el registrado entre semana, con un 5,4% de incremento.

ENTRE UN 10% Y UN 11,9% DICE QUE HA DEJADO DE COMPRAR EN EL CENTRO

Sobre el efecto de la amabilización en el comercio del Casco Antiguo y del Ensanche, el estudio recoge que para el 88% - 90% de las personas ese efecto sería neutro. La afección, por tanto, se situaría en torno al 10% - 12%. Más en concreto, un 10,7% de la población señala que ha dejado de ir al centro de la ciudad por la amabilización y un 11,9% dice que ha dejado de comprar en alguna ocasión por esa misma razón.

Por barrios, quienes dicen haber dejado de ir al centro viven mayoritariamente en San Juan, San Jorge, Mendillorri y Buztintxuri, mientras donde menos viven es en Milagrosa, Txantrea, Casco Viejo y Etxabakoitz. Respecto a quienes dicen haber dejado de ir a comprar al centro, viven mayoritariamente en San Juan, Buztintxuri, Mendillorri y Ensanche, y minoritariamente en Ermitagaña, Casco Viejo, Etxabakoitz y Azpilagaña.

En torno al 17,6% del colectivo 'automovilista' de Pamplona declara haber dejado de ir a comercios del centro por ese motivo y un 18,7% dice que ha dejado de hacer compras en esa zona. Entre los 'no automovilistas' las cifras son menores: un 5,7% ha dejado de ir al centro y un 7% ha visto afectadas sus compras en Casco Antiguo y Ensanche.

RECUPERAR EL CLIMA DE "COLABORACIÓN"

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, considera que los datos que arroja esta evaluación son "un buen punto de partida porque indican que la ciudadanía suscribe los valores cívicos y personales que conlleva esta nueva forma de entender la ciudad, el medioambiente y la movilidad".

Así lo ha expresado en la rueda de prensa que ha tenido lugar en el Palacio del Condestable, acto en el que ha estado arropado por concejales de las cuatro fuerzas que sustentan al equipo de gobierno; Joxe Abaurrea (EH Bildu), Itziar Gómez (Geroa Bai), Armando Cuenca (Aranzadi) y Edurne Egino (I-E).

El alcalde ha destacado que, a pesar de las discrepancias, "lo importante es que todos los actores implicados en este proceso, y la ciudadanía de Pamplona en general, coincide en la necesidad de que Pamplona siga la tendencia global de las urbes modernas de priorizar a las personas, y no a los automóviles; de recuperar el espacio público para la ciudadanía".

En su intervención, el alcalde afirmado que el Plan de Amabilización "fue una petición social que salió del grupo de trabajo del proceso participativo Lo Viejo Se Mueve, formado por vecinos de lo viejo, comerciantes, hosteleros, transportistas, ciclistas, partidos políticos e instituciones" y, en esa línea, ha exhortado a todos a "recuperar el espíritu de consenso y de colaboración" que posibilitó el nacimiento de este proceso de participación y, a la sombra de éste, el propio plan.

"Estoy seguro de que todos queremos lo mejor para la ciudad y sobre todo queremos estar orgullosos de la ciudad que dejaremos a nuestros hijos e hijas. Desde el Ayuntamiento, estamos convencidos de que esa es la base sobre la que trabajar, y queremos que este proyecto sea un proyecto de todos, que integre las necesidades y las sugerencias de todos y todas. El esfuerzo, sin duda, merecerá la pena", ha concluido.