Unos 700 estudiantes participan en el programa '¿Y quién no?', de promoción de la salud mental

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Unos 700 estudiantes participan en el programa '¿Y quién no?', de promoción de la salud mental

Actualizado 25/11/2016 12:53:03 CET

PAMPLONA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 700 estudiantes de Secundaria de entre 14 y 18 años participan este curso en el programa '¿Y quién no?', concebido para la promoción de la salud mental desde edades tempranas y la prevención del estigma asociado a las personas que padecen trastornos mentales.

La iniciativa ha sido impulsada por la Fundación Argibide, entidad dedicada a la promoción de la salud mental y el desarrollo de la asistencia psiquiátrica, en colaboración con los departamentos de Salud y Educación del Gobierno de Navarra, la Obra Social La Caixa y la Fundación Caja Navarra.

El programa se ha desplegado en el primer cuatrimestre de este curso en el Instituto Navarro Villoslada y el colegio Sagrado Corazón, de Pamplona, el Instituto Ibaialde de Burlada y el Instituto Tierra Estella. En cada centro se han elegido dos niveles, entre 3º y 4º de la ESO y 1º y 2º de Bachiller.

El objetivo es trabajar en las aulas tópicos relacionados con la salud mental desde una doble perspectiva, educativa y preventiva, partiendo del contacto directo con personas que han tenido experiencia con el trastorno mental.

Para la implantación de este programa se cuenta con un presupuesto de 22.764 euros, aportados en un 83% por la Fundación Caja Navarra y la Obra Social de La Caixa, un 12% por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra y un 5% por Zabala Innovation Consulting a través del Foro de Salud Mental, en el marco de los proyectos de índole social que apoya la plantilla de esta empresa.

La iniciativa ha sido presentada en rueda de prensa por el consejero de Salud del Gobierno foral, Fernando Domínguez; la coordinadora del programa, Lorena de Simón, doctora en Medicina, médico psiquiatra del Centro de Salud Mental de Burlada y representante de Argibide; el director del área de Ordenación e Igualdad de Oportunidades del Departamento de Educación, Ander Domblas; la directora territorial de CaixaBank en Navarra, Ana Díez Fontana; y el director general de la Fundación Caja Navarra, Javier Fernández.

El consejero Domínguez ha explicado que el programa persigue el triple objetivo de concienciar al alumnado de la importancia de cuidar su salud mental del mismo modo que cuida su salud física, fomentar la intervención precoz ante cualquier problema en este ámbito y evitar además que los estudiantes desarrollen ideas negativas en torno a las personas que padecen algún tipo de trastorno mental.

"Sabemos que la enfermedad mental debuta a edad temprana pero que el diagnostico suele retrasarse, ya sea por desconocimiento o por miedo a ser etiquetado, lo que se asocia a un peor curso evolutivo. Con este programa, se pretende abordar la salud mental desde una perspectiva positiva, fomentando en las aulas un clima que favorezca el desarrollo emocional y la comunicación entre el alumnado, los docentes y las familias, partiendo de la aceptación de uno mismo y del respeto a la diversidad", ha indicado el consejero.

DOS SESIONES DE 55 MINUTOS

Según ha explicado la psiquiatra Lorena de Simón, en cada centro se programan dos sesiones de trabajo de 55 minutos de duración. La primera sesión se plantea como un taller en el que se abordan los principales estereotipos relacionados con los trastornos mentales desde una perspectiva psicobiosocial y desestigmatizadora, al tiempo que se trabajan aspectos como el autocuidado y el apoyo emocional por parte del grupo de iguales. Esta sesión cuenta con la participación de una psiquiatra y una persona diagnosticada de trastorno mental.

En la segunda sesión, se trabaja a partir del contacto directo con dos o tres personas afectadas por trastornos mentales, que a través de su testimonio y experiencia establecen un diálogo abierto con el alumnado y propician una reflexión conjunta. "Este contacto directo ha demostrado ser una de las estrategias más eficaces para la modificación de conductas de rechazo", ha señalado De Simón.

Este formato basado en el relato de experiencias puede llevarse a cabo gracias a la labor de formación previa realizada con un grupo de 24 personas diagnosticadas de un trastorno mental, que se han preparado para llevar a cabo este tipo de intervención con jóvenes. Diez de ellas ya están participando en las sesiones programadas este curso. Para formar este equipo de referencia se ha contado con la colaboración de los centros de la red pública de Salud Mental, los centros de rehabilitación psicosocial de Pamplona, Estella y Tudela y Elkarkide, empresa de servicios sin ánimo de lucro dedicada a la reinserción laboral.

El objetivo es que estas personas, que reciben remuneración por sus intervenciones en los centros escolares, trasladen a los jóvenes un mensaje de recuperación, empoderamiento y naturalización de su situación. El programa cumple así con "el objetivo de fomentar la rehabilitación social y laboral de los integrantes de este colectivo, al mostrarles en un rol protagonista en la gestión de su trastorno y plantear su experiencia como algo positivo y útil, capaz de servir como vehículo de enseñanza".

Para el desarrollo de las sesiones se cuenta con material audiovisual y un manual de actividades concebido para dinamizar el diálogo en el aula. Se realiza además una importante labor de evaluación tanto inmediata como meses después de haber realizado las sesiones, con el objetivo de medir el nivel de conocimiento que tienen los estudiantes sobre la enfermedad mental, su contacto con personas diagnosticadas, los prejuicios que tienen hacia ellas, su disposición a solicitar ayuda ante un problema de este tipo y su nivel de satisfacción ante las actividades realizadas.

Durante el primer semestre de 2017 se prevé programar nuevas sesiones del programa '¿Y quién no?' en los institutos Torre Basoko y Plaza de la Cruz, de Pamplona, y en el centro de Formación Profesional Ibaialde, en Burlada. La acción directa con el alumnado se completará a lo largo del curso 2016-2017 con un programa paralelo de formación del profesorado.

Ana Díez Fontana ha indicado que este programa "va en línea con las prioridades de la Obra Social La Caixa de incrementar sus actuaciones de Acción Social a través de programas sociales y asistenciales, una partida que alcanza los 500 millones de euros al año".

Desde la Fundación Caja Navarra, Javier Fernández ha destacado que el proyecto "encaja perfectamente" con la apuesta de la entidad "por colaborar en el desarrollo educativo, económico y social de la sociedad navarra" y se sustenta en "un trabajo en red colaborativo que valora mucho esta organización". "Hay que dar la enhorabuena a Argibide por ello", ha añadido.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies