Actividad física segura en el embarazo y enfermedades raras, esta semana en los cursos de verano de la UPNA

Publicado 11/06/2018 20:23:36CET

PAMPLONA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

'Actividad física segura en el embarazo' y 'Formación en enfermedades raras: una asignatura pendiente' son los dos cursos de verano de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) que tienen lugar esta semana.

El primero de ellos, en la Facultad de Ciencias de la Salud, comienza este lunes y concluirá el miércoles, y el segundo, cuya matrícula permanece abierta, se inicia el jueves y concluye al día siguiente. En este caso, el monográfico tendrá lugar en el Palacio del Condestable de Pamplona.

'Actividad física segura en el embarazo', dirigido por la profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UPNA Ana Insausti Serrano, tiene por objetivo el dar a las mujeres embarazadas herramientas para que puedan realizar ejercicio físico durante la gestación de manera segura, así como explicarles la importancia de la actividad física segura durante el embarazo y sus repercusiones en el parto y en el postparto.

Por otro lado, también se trata de enseñar a los profesionales sanitarios la importancia de la realización de la actividad física para el manejo de los cambios (sobre todo estructurales) que se van a producir en el cuerpo en esta etapa y la prevención y mejora de posibles dolores y patologías a través del ejercicio.

FORMACIÓN EN ENFERMEDADES RARAS

Por su parte, el curso 'Formación en enfermedades raras', dirigido por la docente de la UPNA Esther Vicente Cemboráin, tiene por objetivo reflexionar sobre qué profesionales deberían formarse en enfermedades raras, qué conocimientos mínimos deberían tener, cómo y dónde podrían adquirirlos y por qué es importante que así sea.

Para ello, se contará con la experiencia de profesorado involucrado en la formación sobre enfermedades raras además de con la participación de pacientes que las padecen, sus familias, asociaciones y profesionales de distintos ámbitos implicadas.

Las enfermedades raras son las que afectan a menos de cinco personas por cada 10.000 habitantes y que además son graves, crónicas, debilitantes y, en la mayoría de los casos, altamente discapacitantes. A pesar de ser tan poco prevalentes, se estima que en conjunto afectan al 6% de la población, ya que existe una gran variedad de enfermedades raras, clínicamente muy heterogéneas. Muchos de los problemas a los que se enfrentan las personas afectadas vienen determinados por el desconocimiento, la falta de información y de formación de profesionales de distintas disciplinas implicados en su atención.