El alcalde delega las presidencias de la Feria del Toro de San Fermín 2014

Actualizado 27/06/2014 13:18:33 CET

PAMPLONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha aprobado la resolución en la que delega siete de las ocho presidencias de las corridas de toros de Sanfermines, así como la presidencia de la novillada y la corrida de rejones.

Como es tradición, el propio alcalde presidirá la corrida de toros del 7 de julio, festividad de San Fermín. Tres concejales de UPN, dos de Nafarroa Bai, uno de PSN y uno del PP presidirán el resto de festejos de la Feria del Toro de los próximos Sanfermines, según ha explicado el Ayuntamiento en un comunicado.

El martes 8 de julio presidirá la corrida, con toros de Dolores Aguirre, Gabriel Viedam (UPN); el miércoles 9, con astados de Victoriano del Río, será el turno de Javier Leoz (Nabai); el jueves 10 presidirá Eduardo Vall (PSN) y protagonizarán la corrido los toros de Garcigrande - Domingo Hernández.

El viernes 11 de julio, con toros de Jandilla, la corrida contará con la presidencia de Cristina Sanz (PP). El sábado 12, con astados de Fuente Ymbro, presidirá Ana Elizalde (UPN); el domingo 13 será el turno de Iñaki Cabasés (Nabai), que será el encargado de repartir los trofeos que los toreros logren de los toros de Adolfo Martín. Por último, Juan José Echeverría (UPN) presidirá el último festejo, con toros de Miura el lunes 14 de julio.

La presidencia de la novillada del día 5, que comenzará a las 20 horas, la ejercerá Juan Ignacio Ganuza Senosiáin y la de la corrida de rejones del 6 de julio, a las 18.30 horas, Pedro Bañales Leoz.

La labor de la presidencia en una corrida de toros consiste en dar inicio al espectáculo, en dar los avisos a los diestros o en decidir, en los casos en los que haya devoluciones de toros o en los que se plantee la suspensión de las corridas por eventos climatológicos.

Asimismo, dirigen la celebración a través del uso de pañuelos de colores (blanco para iniciarla, verde para devolver las reses al corral, rojos para las banderillas negras, azul para que el toro dé la vuelta al ruedo o naranja para indultar al morlaco).

También deciden sobre los cambios de tercio, la concesión de trofeos y, en definitiva, sobre todos los extremos necesarios para el buen desarrollo del espectáculo taurino. Los presidentes cuentan con asesores taurinos para la toma de decisiones.