Alimentos y fármacos causan el 75% de las reacciones alérgicas graves

Actualizado 24/04/2014 14:26:19 CET
Portada de la guía.
Foto: EP/GOBIERNO DE NAVARRA

El Gobierno de Navarra colabora en la difusión de una guía para pacientes sobre la anafilaxia, afección que puede llegar a ser mortal

   PAMPLONA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los fármacos, principalmente antibióticos y antiinflamatorios, son la causa más frecuente de las reacciones alérgicas graves o anafilaxia en la población general (entre el 46 y el 62% de los casos), seguida de la ingesta de ciertos alimentos y de las picaduras de insectos. En los niños, la mayoría de los casos tienen como origen algunos alimentos, especialmente el huevo, la leche, frutos secos, pescado y marisco.

   Recientemente se ha celebrado la semana mundial contra la alergia, a la que el Gobierno de Navarra se ha sumado mediante la difusión de una guía sobre la anafilaxia, elaborada por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), con el objeto de que la población en general sea capaz de reconocer a tiempo los signos de esta manifestación alérgica y así iniciar el tratamiento adecuado, ya que un actuación rápida puede salvar la vida de quien sufre la anafilaxia.

   Esta publicación ha sido presentada este jueves por el doctor José María Olaguíbel, alergólogo del CHN y presidente de la SEAIC, y por la doctora Blanca García Figueroa, también alergóloga del CHN, quienes han explicado los objetivos y contenidos del manual, resaltando la importancia de reconocer a tiempo los signos de esta afección, de la que se estima que puede afectar a una de cada 300 personas en algún momento de su vida.

   Según han explicado, la guía está dirigida fundamentalmente a aquellas personas que hayan sufrido previamente algún episodio de este tipo o que estudios previos de los servicios de Alergología así lo indiquen, y, especialmente, a quienes padezcan algún tipo de alergia alimentaria, ya que, aunque la causa más frecuente de anafilaxia son los fármacos, ésta es más fácil de prevenir con su eliminación, lo que no ocurre con los alimentos.

   Se calcula que en Navarra la alergia alimentaria afecta a 45.000 personas. Cada año se producen 150 casos de anafilaxias graves, con el resultado de 1-2 muertes, evitables con una adecuada instrucción tanto de los propios pacientes como de las personas de su entorno.

SÍNTOMAS Y PAUTAS DE COMPORTAMIENTO

   La guía define la anafilaxia como una reacción alérgica grave de instauración rápida que, en ocasiones, puede llegar a ser mortal, originada por ciertas sustancias denominadas alérgenos, entre las que se encuentran con mayor frecuencia los fármacos, sobre todo antibióticos y antiinflamatorios; algunos alimentos (huevo, leche, frutos secos, pescado y marisco) (22-24% de los casos); y picaduras de insectos, abejas y avispas principalmente (8-13% de casos).

   Suele manifestarse con afecciones cutáneas generalmente en forma de habones rojizos con picor e hinchazón, y que se acompañan de síntomas respiratorios (falta de aire, sensación de hinchazón en la garganta, silbidos en el pecho), circulatorios (palpitaciones, disminución de la tensión arterial, mareo) o digestivos (vómitos, náuseas).

   El manual incluye asimismo un capítulo sobre la manera de tratar una reacción anafiláctica, con recomendaciones sobre la postura en que deben ser colocados los pacientes que la están sufriendo, que variará en función de si existen vómitos o estado de inconsciencia; sobre la retirada de la sustancia que ha causado la alergia, y sobre la manera de administrar adrenalina, el fármaco más eficaz para el tratamiento de la anafilaxia, por vía intramuscular en el muslo, mediante dispositivos autoinyectores facilmente utilizables por los pacientes o personas que no son profesionales sanitarios.

   Asimismo, según indica la guía, todos los pacientes que hayan sufrido un episodio de anafilaxia deben ser evaluados por un alergólogo para que, mediante la aplicación de diversos métodos diagnósticos, incluido el molecular, se diseñe un plan de actuación específico para minimizar el riesgo futuro de presentar una nueva reacción, e instruir al paciente sobre los posibles agentes responsables con el fin de evitarlos. En todo caso, se recomienda que los pacientes diagnosticado lleven consigo en todo momento dispositivos autoinyectables de adrenalina.

COMPLEJO HOSPITALARIO DE NAVARRA

   Dada la dificultad para identificar todos los casos de anafilaxia, así como la escasez de información epidemiología sobre su incidencia, riesgo de recurrencia, o datos sobre mortalidad, asistencia médica recibida y coste socio-sanitario, en 2010 surgió la iniciativa de crear un registro europeo online de casos de anafilaxia, que recoge datos exhaustivos sobre las manifestaciones clínicas, agentes causantes, factores favorecedores y el manejo clínico de los pacientes.

   En este momento, el registro está implantado en diez países, España entre ellos, y el Complejo Hospitalario de Navarra es uno de los ocho centros pilotos españoles que participan en él desde el año 2012. El análisis de los registros está permitiendo conocer las principales causas de anafilaxia, sus factores de riesgo y el manejo clínico que se hace, información importante para los profesionales sanitarios y para la autoridades de cara a implantar las medidas legislativas y de Salud Pública necesarias para prevenir la anafilaxia, protocolizar su abordaje y mejorar la calidad de vida de los afectados, según ha informado el Gobierno foral en una nota.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies