El brote de legionela del II Ensanche de Pamplona afecta ya a 61 personas, con 31 ingresos, uno en la UCI

Actualizado 03/06/2006 16:12:00 CET

Salud cierra cautelarmente 4 torres de refrigeración del II Ensanche en las que se ha encontrado la bacteria

PAMPLONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Son ya 61 las personas afectadas por el brote de legionella que ayer se detectó en el II Ensanche de Pamplona. De ellas, 31 han sido ingresadas en centros hospitalarios, todas con evolución favorable, salvo una mujer de 69 años, que acaba de ser ingresada en la UCI del Hospital de Navarra.

Los enfermos de neumonía comunitaria tienen entre 41 y 95 años y trabajan, viven o pasan su tiempo de ocio en el II Ensanche, según comunicaron en rueda de prensa responsables del departamento de Salud del Gobierno de Navarra. No se descartan nuevos casos, puesto que el periodo de incubación oscila entre los 2 y los 9 días.

Todavía no se ha podido determinar el foco pero Salud ha procedido al cierre cautelar de 4 torres de refrigeración con presencia de la bacteria. Ayer, 7 técnicos del Instituto Navarro de Salud Pública (INSP) revisaron las 30 torres de refrigeración declaradas que existe en este barrio y se encontró legionella en esas cuatro mediante un sistema de detección rápido. No obstante, hasta la semana que viene no se conocerá su responsabilidad en el brote, en función de un cultivo posterior. Convalidará los datos el Instituto de Toxicología de Majadahonda (Madrid).

Un helicóptero sobrevoló ayer tarde el barrio y detectó lo que podían ser otras 8 instalaciones no declaradas. Los técnicos las revisan una por una, para determinar si efectivamente se trata de torres de refrigeración y si están o no en funcionamiento.

Los nuevos datos fueron proporcionados en rueda de prensa por la consejera de Salud, María Kutz; Pablo Aldaz, director del INSP; y por el doctor Martínez Vergara, jefe de Urgencias del Hospital de Navarra.

Ante las preguntas de los vecinos, Aldaz recalcó que no existe riesgo de contagio por beber agua del grifo o de las fuentes públicas, ya que la legionella se transmite por inhalación de pequeñas gotitas de agua en suspensión, con alta presencia de esta bacteria.

También indicó que se puede pasear por la zona y no es necesario usar mascarilla, ya que el "riesgo potencial" ha desaparecido con el cierre cautelar de las cuatro instalaciones. "En el caso de que fueran las causantes del brote no habría mayor riesgo para la población porque están cerradas", tranquilizó Aldaz.

Como se sabe, al detectarse el brote, hubo en principio 13 personas afectadas, de las que 9 ingresaron en centros hospitalarios. Posteriormente se registraron 48 nuevos casos, con 22 ingresos. Del total de 31 ingresados, 2 han sido derivados a la Clínica Universitaria, 20 al Hospital de Navarra y 9 al Virgen del Camino. Aldaz afirmó que, si bien ha habido brotes que han afectado hasta 500 personas, el número de 61 les "preocupa". "Son muchas personas", comentó.

BUENA EVOLUCIÓN

El jefe del Servicio de Urgencias del Hospital de Navarra garantizó que el brote está "controlado" y trató de aminorar la alarma que genera en la sociedad, porque esta neumonía "se cura muy bien" y los ingresados evolucionan positivamente con el tratamiento antibiótico.

También precisó que no hace falta el aislamiento del enfermo, "no hay que tener miedo a los que están en casa". "Se curan prácticamente todos, pero los enfermos con mayor edad y más débiles tiene el riesgo de evolucionar peor", comentó. Es el caso de la mujer de 69 ingresada en la UCI, que tiene menos defensas. El brote ha incrementado la de por sí intensa actividad de los servicios de Urgencias, según indicó Martínez Vergara, que calificó de "acertadas" las medidas implantadas. Así, Atención Primaria no ha enviado a los hospitales a los posibles afectados sino que ha enviado muestras de orina para conocer si padecían o no neumonía comunitaria. Además, se ha reforzado la presencia de médicos, enfermeras y celadores "y la plantilla ha respondido de manera unánime, todos dispuestos a lo que haga falta".

El departamento de Salud recomienda que las personas que sientan los síntomas del brote (fiebre alta con afección respiratoria) acudan a los centros de urgencias extrahospitalarias ubicados en Burlada y en Pamplona (Ambulatorio General Solchaga y Centros de salud de la Rochapea y Ermitagaña).

DECRETO INSUFICIENTE

Las 30 torres revisadas, incluidas las 4 con legionella, cumplían con los requisitos de un Real Decreto de mantenimiento publicado en 2003, que se publicó porque el ordenamiento anterior no era suficiente. En opinión de Pablo Aldaz, esta orden requiere "cambios sustanciales" porque se ha demostrado que no aporta las suficientes garantías sanitarias para evitar los brotes.

Al respecto, recordó que hace unos meses todas las CCAA solicitaron al Ministerio de Salud que introduzca "cambios sustanciales" y a tal fin se ha convocado en junio un encuentro de técnicos, al que acudirán responsables del Gobierno de Navarra. Salud realizó 181 inspecciones de legionella.