Andosilla y Sartaguda plantarán el Bosque del Oinez 2016

OINEZ BASOA 2016 Hitzarmena / Convenio
ERENTZUN/Picasa
Actualizado 22/05/2016 16:15:36 CET

La iniciativa, que se inició en 2010, busca "minimizar y compensar en lo posible la huella ecológica" que genera el Nafarroa Oinez

   PAMPLONA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   Las ikastolas de Lodosa y Viana firmaron el pasado viernes 20 de mayo un convenio de colaboración con los ayuntamientos de Andosilla y Sartaguda para la plantación del Oinez Basoa (Bosque del Oinez) 2016.

   Este convenio ha sido firmado por José Manuel Teres, alcalde de Andosilla, Paolo Albanese, alcalde de Sartaguda, Emilio Ruiz, presidente de la Ikastola Ibaialde de Lodosa, Iban Azurza, presidente de la Ikastola Erentzun de Viana y Mikel Asiain, presidente de la Federación Navarra de Ikastolas. A la firma acudieron también la coordinadora general del Nafarroa Oinez y diferentes responsables de este proyecto.

   Por primera vez el Oinez Basoa tendrá dos localidades protagonistas del mismo. En el caso de Sartaguda se tratará de un bosque lineal que discurrirá a ambos lados del camino que une el Parque de la Memoria con la ribera del Ebro.

   "En estos momentos esta zona está bastante abandonada y tiene algunos árboles enfermos", explican en un comunicado desde la organización del Nafarroa Oinez que destacan que el proyecto "aumentará el interés naturalístico de este entorno y le dará más variedad de especies vegetales". Se prevé plantar 500 árboles: álamos, encinas, almeces y alisos principalmente.

   En Andosilla se realizará una repoblación en una zona próxima a la ermita de la Santa Cruz en un total de dos hectáreas. El número estimado de árboles a plantar es de 4.500 de la especie conocida comúnmente como pino carrasco o de Alepo. En esta zona "existe ya un viejo bosque de pinos que gracias a este plan se ampliará". Se pretende, además, construir un observatorio ornitológico y renovar el merendero allí situado.

   Ambas ikastolas asumen el compromiso de mantener estos dos bosques en buenas condiciones, colocar carteles interpretativos, señalizar el lugar, diseñar actividades lúdicas y pedagógicas que hagan un seguimiento del crecimiento del bosque y realizar un estudio acerca del impacto en las emisiones de CO2 de las plantaciones realizadas.

   La iniciativa del Oinez Basoa se inició en 2010 con el objetivo de "minimizar y compensar en lo posible la huella ecológica que genera la masiva afluencia a la celebración" del Nafarroa Oinez. Arbizu fue la primera localidad en participar en el Oinez Basoa, a la que siguieron Tafalla, Tudela, Sangüesa y Baztán. En estos momentos la red Oinez Basoa alcanza ya la cifra de 26.400 árboles plantados de diferentes especies.

   Tanto los árboles como el terreno del soto bosque, "cumplen la función de sumideros de carbono y a lo largo de los años van compensando las emisiones de gases efecto invernadero que no pudieron ser evitadas en la celebración del evento del Nafarroa Oinez de cada año", resalta la organización del Nafarroa Oinez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies