Asiron, tras un año de gestión: "Pamplona es una ciudad diferente y más social"

 

Asiron, tras un año de gestión: "Pamplona es una ciudad diferente y más social"

Reunión de EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e I-E de Pamplona
EUROPA PRESS
Actualizado 09/06/2016 11:12:39 CET

Dice que "el cambio tan ansiado es una realidad sólida y firme" y que todas las decisiones se han tomado de manera "justa y honrada"

PAMPLONA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha afirmado que tras un año de gestión del nuevo equipo de gobierno municipal la capital navarra es "una ciudad diferente, más abierta, más amable, más acogedora y, sobre todo, más social y solidaria".

"Después de un año de intenso trabajo podemos decir que aquel cambio tan ansiado por la sociedad es una realidad sólida, firme y estable", ha asegurado Asiron, que también ha puesto de relieve que "todas" las decisiones adoptadas en este primer año de legislatura se han tomado de manera "justa y hornada".

Así lo ha señalado el primer edil pamplonés en un desayuno con la prensa en el que ha hecho balance del primer año del equipo de gobierno municipal que él lidera y en el que ha estado acompañado por Aritz Romeo (EH Bildu), Itziar Gómez (Geroa Bai), Armando Cuenca (Aranzadi) y Edurne Eguino (Izquierda-Ezkerra).

Asiron ha recordado que "el pasado 13 de junio la plaza del Ayuntamiento se llenó de gente que quería manifestar su alegría por el ansiado cambio, una época en la que nosotros accedíamos al Ayuntamiento con muchísima ilusión, muchas expectativas, y mucha responsabilidad".

Además, ha señalado, "con la perspectiva que da el tiempo", se puede añadir que también accedieron al mando del Consistorio con "ciertas dosis de evidente inexperiencia y hablo en primera persona".

Según ha dicho, en este año "hemos aprendido muchísimo" y ha destacado que puede decir con "mucho orgullo" que preside un equipo municipal "competente" y "compuesto por personas muy implicadas con el cambio". "365 días después siguen absolutamente implicadas y con una forma de trabajo consolidada", ha comentado.

En su opinión, las tres claves que definen al gobierno municipal son "transparencia, participación y políticas sociales", a lo que se añaden "otras dos características, la capacidad de gestión y de consenso".

"NO HAN FALTADO MOMENTOS DIFÍCILES"

Asiron ha reconocido que en estos 12 meses "no va a ser todo triunfalismo" y ha subrayado que "no han faltado momentos difíciles y controversias por inexperiencia o falta de saber explicar las cosas con un poco más de pedagogía", puntos a "reforzar". En cualquier caso, ha querido dejar claro que todas las decisiones "se han tomado de manera justa y hornada".

"No cabe duda de que ha habido temas que si empezáramos de cero procuraríamos gestionar de una manera a lo mejor más pausada, intentando explicar más las cosas", ha manifestado el alcalde, si bien ha subrayado que se ha tratado de cuestiones que "dentro de la vida de la ciudad han sido periféricas". Ha censurado que "se hayan querido estirar las polémicas" y ha defendido que "en las grandes cuestiones de la ciudad hemos funcionado con una sola voz".

En cuanto a la polémica por el cambio de modelo en escuelas infantiles, ha declarado que "podíamos haber sido más listos y dejarlo como está" este primer año, pero que "además de listos hay que ser honrados y era de justicia y honradez intentar ajustar en el menor plazo posible la oferta a la demanda real".

Preguntado por cuál ha sido "la herencia más difícil" que ha dejado UPN en el Consistorio, el alcalde ha contestado que "lo peor no es algo tangible" y que "la peor herencia que nos hemos encontrado de UPN es el de una ciudad que todavía aunque no físicamente estaba rodeada de murallas ideológicas, como aquella Pamplona oscura del XIX, donde prácticamente la vida social y política se controlaba al golpe de corneta desde los púlpitos y cuarteles".

Ha lamentado, además, la "carencia de iniciativa" de la formación regionalista y "ese estado de estupor en el que se encontraba el Ayuntamiento en todas sus áreas".

UN OFICIO "DURO, EXIGENTE Y GRATIFICANTE"

A título personal, Joseba Asiron ha afirmado que ha sido el primer año de mandato de "una persona que no proviene de la política y que proviene de la enseñanza". "Todavía me considero un profesor de historia que eventualmente está ejerciendo de alcalde y que ha llegado aquí a través de los movimientos sociales e impulsado por el amor que tiene a su ciudad", ha aseverado.

Tras señalar que se trata de un oficio "duro, exigente y gratificante", el alcalde ha ratificado "el compromiso que hicimos hace un año, un compromiso por el cambio desde la lealtad" con los cuatro grupos que sostienen el gobierno. Y también ha expresado su "ganas de trabajar por la ciudad y ser el alcalde de todos, los que me votaron y de manera muy especial de los que no me votaron".

"EL CAMBIO AVANZA POSITIVAMENTE"

Por su parte, Aritz Romeo, de EH Bildu, ha afirmado que en este año se ha demostrado que "el cambio avanza positivamente, con un foco social y de la mano de la ciudadanía". "Ha sido un año intenso de aprendizaje desde la pluralidad, un año que avala la gestión razonablemente positiva de este equipo de gobierno", ha sostenido.

En representación del grupo municipal de Geroa Bai, Itziar Gómez ha valorado que "ha sido un año de normalidad política tras el anuncio del caos". "El cambio no era el caos, sino la respuesta a un anhelo social mayoritario tras 16 años de gobierno de UPN", ha subrayado, para resaltar que "tenemos por delante tres años importantísimos para seguir exprimiendo esta oportunidad con mayúsculas". "El objetivo debe ser un cambio irreversible", ha apuntado.

Desde Aranzadi, Armando Cuenca ha defendido que "por lo menos" el equipo de gobierno municipal se merece un "aprobado" en la gestión y un "aprobado alto" en lo que respecta a las políticas de movilidad sostenible y medio ambiente. En cuanto a las políticas sociales, ha señalado que "se ha hecho bastante" en lo que respecta a los más desfavorecidos, pero que "se necesita mejorar y seguir poniendo el énfasis en estos tres años que nos quedan por delante" para responder a ese 70% de la población que cobra menos de 1.200 euros.

Por su parte, Edurne Eguino, de Izquierda-Ezkerra, ha puesto en valor "la voluntad y el esfuerzo que hemos puesto las cuatro fuerzas políticas para construir un gobierno". "Hemos puesto las ganas de superar esas dificultades en un ejercicio de aprendizaje, donde la comunicación y confianza son elementos básicos", ha afirmado Eguino, quien ha apostado, entre otras cuestiones, por "intensificar la coordinación entre las áreas, avanzar en la laicidad de las instituciones y seguir dando pasos en la convivencia y la paz".

Sobre este último asunto, preguntado por la puesta en marcha de la comisión sobre convivencia, Joseba Asiron ha afirmado que se está trabajando en la misma, si bien "es cierto que el tema ha ido más despacio de lo que hubiésemos querido". "Se está avanzando, quizá no a la velocidad deseada, pero el homenaje a Tomás Caballero, con toda la corporación, deja bien claro que se está trabajando para intentar pasar página, entrar en un nuevo escenario, desde la premisas de verdad justicia y reparación", ha concluido.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies