Asiron dice que los Sanfermines son "una fiesta familiar, entrañable" con sitio para "pasarlo muy bien"

Joseba Asiron e Ibai Ganuza, en el chupinazo de Sanfermines.
DAVID DOMENCH/EUROPA PRESS
Publicado 06/07/2018 13:17:15CET

PAMPLONA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha afirmado que los Sanfermines son "una fiesta familiar, entrañable, donde hay sitio para la cultura, para el deporte y sobre todo para la improvisación y pasarlo muy bien".

Desde el interior del Consistorio, donde ha vivido el inicio de las fiestas, Asiron ha destacado el "temple" con el que Leire Zabalza e Ibai Ganuza, del grupo Motxila 21, han lanzado el chupinazo que ha dado inicio a las fiestas, "no esperábamos menos". "Es muy importante la fotografía que había hoy aquí, Motxila 21 -grupo de la Asociación Síndrome de Down de Navarra, un colectivo que muchas veces ha estado totalmente invisibilizado de las fiestas y hoy tenerlos aquí en el balcón con ese aplomo y esa alegría lanzando el inicio de las fiestas es una fotografía preciosa", ha asegurado.

El alcalde ha resaltado que hay "más inclusión" que nunca en las fiestas, en las que "hemos pasado de una Pamplona en la que el chupinazo lo tiraba el alcalde o decía el alcalde quien lo tiraba a que lo tire la ciudadanía y que la ciudadanía decida que lo tire Motxila 21, es impresionante".

Asiron ha manifestado, en relación a la implicación de la ciudad contra las agresiones sexistas, que Pamplona, sobre todo en San Fermín, "se sobrepone y se pone por encima de todos los problemas y es verdad que era necesario visibilizar un problema que hay, que no tiene tanto que ver con Pamplona y San Fermín como con el modelo festivo y el modelo de sociedad y está bien visibilizar la realidad de los ataques sexistas".

"A partir de ahí, decir al mundo que los Sanfermines no son eso, que son una fiesta familiar, entrañable, donde hay sitio para la cultura, para el deporte y sobre todo para la improvisación y pasarlo muy bien", ha aseverado.

El alcalde ha deseado a los pamploneses que estos nueve días "se lo pasen muy bien, que salgan a la calle, que disfruten de las fiestas, que se dejen llevar, que es lo bueno que tiene San Fermín, que por mucho que programes, que organices siempre hay un espacio para la improvisación, para el carácter espontáneo que nunca tiene que faltar en fiestas". Ha deseado que "disfrutemos todos desde el respeto, el respeto a todo tipo de identidades políticas, de género y seamos capaces de disfrutar la fiesta desde el respeto".

Asiron ha señalado que el alcalde estará "casi todos los Sanfermines trabajando" porque "no hay mucho espacio para el ocio, pero si puedo intentaré encontrar un espacio para el ocio".

SOBRE LA IKURRIÑA

Preguntado por el mástil vacío en la fachada del Ayuntamiento y la decisión de no colocar la ikurriña, el primer edil ha expuesto que "no se daban las condiciones de seguridad desde un punto de vista jurídico". "No se nos escapa que Pamplona ahora mismo está siendo objeto de un chaparrón de sentencias judiciales que vienen de todos los ámbitos y que hacen que por una parte nuestra capacidad de asombro se haya desbordado y que por otro lado nos obliga a ser muy prudentes", ha expuesto.

Según ha añadido, "ese mástil vacío precisamente representa a todas las identidades y en el caso de Pamplona a las identidades reprimidas, a las identidades proscritas". "Siempre he dicho que en Pamplona hay sitio para cinco banderas y es la manera de representar a todas las identidades", ha comentado, para indicar que no concibe "cómo puede haber gente que piense que en la Pamplona, en la Navarra y en la Europa del siglo XXI se pueden prohibir banderas".

Asiron ha señalado que, sobre si estos días de fiesta dejarán las diferencias aparcadas en el seno del Ayuntamiento, "la corporación fuera del escenario de la política tenemos una buena relación entre nosotros y somos capaces de dejar a un lado las diferencias". "Hoy a primera hora de la mañana nos hemos felicitado y nos hemos deseado buena suerte a todos", ha comentado.