Autoridades institucionales y ciudadanos se concentran en Pamplona en condena del asesinato de Eduardo Puelles

Actualizado 20/06/2009 15:37:04 CET

La sede del Parlamento de Navarra y la plaza Consistorial de Pamplona acogieron este mediodía sendas concentraciones silenciosas

PAMPLONA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las principales autoridades forales y diversos ciudadanos se concentraron este mediodía en sendas concentraciones silenciosas celebradas en Pamplona para condenar el atentado de ayer en Arrigorriaga, que se cobró la vida del inspector del Cuerpo Nacional de Policía, Eduardo Puelles.

A las 12 horas estaban programadas dos concentraciones en la capital navarra. Por un lado, unas 200 personas se congregaron frente al Consistorio pamplonés en repulsa del atentado, mientras que en el Parlamento de Navarra permanecieron en silencio alrededor de cinco minutos las principales autoridades de la Comunidad foral. Sendas concentraciones culminaron con un prolongado aplauso.

En la concentración del Parlamento estuvo presente el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, así como la presidenta de la Cámara foral, Elena Torres; la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz; y el Defensor del Pueblo, Javier Enériz, además de diversos parlamentarios navarros como el secretario general del PSN, Roberto Jiménez y el presidente de CDN, José Andrés Burguete.

También se encontraban presentes el secretario general de UGT, Juan Goyen; el secretario general de CCOO de Navarra, José María Molinero, y el rector de la Universidad de Navarra, Ángel Gómez Montoro.

Al término de la concentración, el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, lamentó que la declaración institucional hecha ayer pública por el Parlamento foral para condenar el atentado no contase con el apoyo de Nafarroa Bai, que se abstuvo y presentó un texto alternativo, y aseguró que le hubiera gustado que este texto "hubiese tenido unanimidad".

En su opinión, "una vez más, los matices han impedido un comunicado conjunto" de la Cámara foral. Según Sanz, Nafarroa Bai "no ha sido capaz de apoyar donde se pone de manifiesto el apoyo y la solidaridad con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y se les insta a situar a los terroristas donde deben estar, en la cárcel", por lo que, a su juicio, "es esa mención a los Cuerpos y Fuerzas del Estado lo que ha hecho que NaBai no apoye el comunicado".

Por este motivo, defendió que la lucha contra el terrorismo "no es una cuestión de matices" y recalcó que "o se está con el terrorismo o se está al lado de la condena con todas las consecuencias, y al lado de poner a todos los terroristas en la cárcel".

"Ayer Nafarroa Bai con su abstención vino a situarse fuera de la actitud mayoritaria del Parlamento, que queremos que los terroristas estén en la cárcel", afirmó, tras insistir en la idea de que el terrorismo "no es una cuestión de colores", sino que es "una cuestión de estar en defensa de la vida con todas las consecuencias y en contra de quienes practican el tiro en la nuca, la bomba lapa debajo del coche, practican la amenaza y la extorsión contra toda la sociedad democrática".

Por su parte, la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, mandó un mensaje de "cariño" y "apoyo" al Cuerpo Nacional de Policía, porque la sociedad navarra, vasca y española "debemos estar eternamente agradecidos a este cuerpo de policía integrado por hombres y mujeres como el fallecido", que "ha dejado la vida por la libertad y la democracia".

En esta misma línea, la presidenta del Parlamento, Elena Torres, puso de relieve que las fuerzas democráticas unidas "vencerán a ETA" y aseguró que "los asesinos y los que extorsionan, acabarán en la Cárcel". En su opinión, es "muy importante" que las instituciones y la sociedad en su conjunto "le digamos no a ETA, que no los queremos y que tienen que desaparecer".

ACTO EN EL AYUNTAMIENTO

Por otro lado, unas 200 personas se concentraron frente al Ayuntamiento en repulsa del atentado perpetrado ayer por ETA. El acto, convocado por la Federación Navarra de Municipios y Concejos, estaba encabezado por la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, y representantes de todos los grupos municipales, excepto ANV, que portaban una pancarta bajo el lema 'Por la libertad. ETA no'. Además, entre los asistentes se encontraba el eurodiputado del PPN, Pablo Zalba.

Tras finalizar la concentración con un prolongado aplauso de los congregados, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, condenó "enérgicamente" el atentado que causó ayer la muerte de Eduardo Puelles, y transmitió a la familia del policía asesinado "todo nuestro apoyo".

Barcina declaró que "todas las fuerzas democráticas tenemos que estar unidas para derrotar a ETA, que ya nos falta menos", y consideró que estas condenas "tienen que servirnos para unirnos más si cabe y aislar a aquellos que apoyan el terrorismo, les jalean y les alientan". "El único destino que tienen quienes cometen estos asesinatos es la cárcel, nosotros aplicaremos el Estado de Derecho", añadió.

Por su parte, la diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, reiteró su condena "más rotunda" y trasladó a ETA que "la mayoría incontestable de la sociedad, ha rechazado, rechaza y va a seguir rechazando esta manera de intervenir en la vida de una sociedad asesinando una persona".

Finalmente, la portavoz del PSN en el Consistorio pamplonés, Maite Esporrín, mostró el "apoyo y el cariño" de su formación a todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "especialmente a la Policía Nacional" que "tan fuerte han sufrido el terrorismo". "Los etarras a la cárcel, no tienen otro destino", sentenció.