Autoridades y vecinos de Pamplona se concentran para pedir el "compromiso" de la sociedad contra la violencia doméstica

 

Autoridades y vecinos de Pamplona se concentran para pedir el "compromiso" de la sociedad contra la violencia doméstica

Actualizado 20/04/2007 14:26:06 CET

La FAIN solicita más medios para las mujeres inmigrantes que, por miedo y falta de autoestima, no tienen una cultura de la denuncia

PAMPLONA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de un centenar de personas entre autoridades y vecinos se dieron cita esta mañana en la Plaza del Vínculo de Pamplona para condenar la muerte de Flor María Camacho, la joven ecuatoriana asesinada ayer en Tudela por su pareja, que luego se suicidó.

La concentración se inició a las 10 horas y se prolongó durante cinco minutos silenciosos, que finalizaron con un aplauso de los asistentes, entre los que se encontraba la consejera de Bienestar Social, Maribel García Malo, el delegado del Gobierno en Navarra, Vicente Ripa, así como cargos municipales.

Posteriormente, Silvia Velázquez, vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de Inmigrantes de Navarra (FAIN), hizo un llamamiento a la sociedad para que se implique y poder terminar "con esta lacra que es la violencia contra la mujer".

"Hoy es un día triste para la comunidad ecuatoriana porque no es la primera vez que esto ocurre en el colectivo de mujeres inmigrantes", afirmó Velázquez, quien instó a las autoridades públicas a "revisar el tema de la mujer inmigrante, que tiene unos condicionantes como el desconocimiento de la lengua y el entramado social, y el no contar con un colchón familiar, que le impide en muchos casos acudir a las instituciones".

Velázquez indicó asimismo que se tiene que tener en cuenta "la cultura del machismo" que tienen otros países. "Todo esto hay que trabajarlo y enredar e implicar a las mujeres inmigrantes desde las concejalías, la Administración y las asociaciones", sostuvo la también presidenta de la Asociación Contigo Perú y concejala de la Mujer en Burlada.

Finalmente, explicó que posiblemente entre las mujeres inmigrantes "falte" cultura de la denuncia que, en su opinión, se debe "al miedo y la falta de autoestima, porque llegan a una sociedad donde padecen el desarraigo y en muchos casos dependen de la autorización de un marido". Además, "también falta confianza en las autoridades del nuevo país", agregó.

"Hay que enredar a las mujeres inmigrantes con la implicación de todas las instituciones y asociaciones porque ellas tienen unos condicionantes que a veces no les hacen despertar a lo que en la sociedad española se está despertando", afirmó y anunció que la FAIN se adherirá a todos los actos que se convoquen para condenar este hecho.

Por su parte, la consejera de Bienestar Social, Deporte y Juventud, Maribel García Malo, indicó que "hoy es un día triste para todos los ciudadanos Navarra", y lamentó que la violencia doméstica se "una auténtica lacra social". "Hay que seguir haciendo muchos esfuerzos para seguir combatiendo esta violencia", subrayó.

"Hay recursos y medidas que se están poniendo en marcha, pero siguen ocurriendo casos, por lo que hay que seguir haciendo cosas", indicó y precisó que es "fundamental" el trabajo en el ámbito de la sensibilización y la concienciación, aunque los resultados "sean a largo plazo".

SIN POSIBILIDADES DE ACTUAR

García Malo explicó que la víctima, en este caso, no había denunciado previamente a su pareja, "por lo que no había ninguna posibilidad material de que desde la Administración pudiéramos actuar". "Sí eran frecuentes las peleas, una situación ante la que la sociedad nos solemos mantener al margen", criticó.

Por ello, la titular de Bienestar Social pidió a la sociedad que "se comprometa" con este tipo de situaciones con el fin de "poner en conocimiento de las policías los casos y pedir ayudas y recursos para que la Administración pueda actuar".

En violencia de género, dijo, "tolerancia cero", e hizo un llamamiento a todas las mujeres que sufran cualquier tipo de violencia física o psicológica para que "no duden en acercarse a los recursos y al sistema de apoyo".

En esta misma línea se manifestó la directora en funciones del Instituto Navarro para la Igualdad, Sara Ibarrola, quien calificó esta muerte de "lamentable", un hecho que causa "muchísimo dolor".

Según señaló, esta situación forma parte de un problema estructural universal que es la violencia de género contra las mujeres, "que detestamos y contra el que tenemos que luchar".

LAS MEDIDAS, "INSUFICIENTES"

Ibarrola abogó por que la muerte de Flor María Camacho, de 29 años, recuerde "que el trabajo tiene que ser día a día y que todas las medidas no son suficientes". "El trabajo que hay que hacer implica una sensibilización de cada una de las personas y estructuras que vivimos en todas las partes del mundo porque es un problema estructural que viene de las raíces de la sociedad, y universal, porque no es un hecho aislado que una mujer haya muerto a manos de un hombre aquí, en Navarra", concluyó.

Flor María Camacho Torres falleció ayer a manos de su pareja, Héctor David Morejón García, de 22 años, en el domicilio que ambos compartían en Tudela, después de que éste la estrangulara y luego se quitara la vida. Ambos eran novios desde hace cuatro meses.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies