El Ayuntamiento de Pamplona aprueba la licitación de las obras de Pío XII, que deberán estar concluidas para noviembre

Alexia Canto, Armando Cuenca, Joxe Abaurrea y Cristina Arregi, rueda de prensa.
EUROPA PRESS
Publicado 20/03/2018 12:47:53CET

Se destinarán casi dos millones para un proyecto que prevé dos carriles por sentido para vehículos y más espacio para peatón y bici

PAMPLONA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado este martes la licitación de las obras del denominado corredor 'sostenible' de Pío XII, cuyos trabajos deberán estar concluidos para el mes de noviembre.

Las obras cuentan con un presupuesto de licitación de 1.993.795,75 euros y un plazo de ejecución de seis meses, desde la segunda quincena de mayo. Durante los Sanfermines los trabajos estarán parados.

El proyecto ha sido presentado este martes en rueda de prensa por el concejal delegado de Ecología Urbana y Movilidad, Armando Cuenca; el concejal delegado de Ciudad Habitable y Vivienda, Joxe Abaurrea; la directora de Proyectos y Conservación Urbana, Cristina Arregi y la responsable del Servicio de Ecología Urbana y Movilidad, Alexia Canto.

Los trabajos comprenden la avenida de Pío XII entre las calles Irunlarrea y Bosquecillo. El tramo de Pío XII entre la avenida de Navarra e Irunlarrea quedará para más adelante ya que, según ha explicado la responsable de Proyectos y Conservación Urbana, necesita de un estudio más detallado en el que se está trabajando.

Una vez realizadas las obras, habrá dos carriles rodados por cada sentido de circulación y también un carril bici por cada sentido. El transporte público circulará prioritariamente por el carril exterior, donde hará sus paradas sin apartadero. Los carriles centrales, junto a la mediana, serán de uso básicamente para el vehículo privado, que también podrá usar los carriles más exteriores, pero subordinado al transporte público y sus paradas.

Armando Cuenca ha destacado que ésta es "una de las intervenciones más importantes sobre la ciudad en la legislatura y que es coherente con el resto de intervenciones que se están haciendo en la ciudad, fundamentalmente con los cambios en el Casco Viejo y el Ensanche en torno a la movilidad y el espacio público". "Nuestra perspectiva es la de 8-80, es decir, que un niño de 8 ocho años y una persona de 80 años puedan transitar con comodidad y con seguridad, haciendo suya la calle", ha apuntado.

Joxe Abaurrea ha manifestado que el objetivo es que "se pueda definir Pamplona como una ciudad peatonal, porque se puede ir en un plazo de tiempo relativamente corto desde el centro a cualquiera de sus extremos". "Tratamos de hacer corredores seguros y amables a lo largo de la ciudad y además que estén conectados. La nueva ciudad viene de la mano de la transformación hacia una ciudad con movilidad sostenible y por tanto con este tipo de corredores", ha asegurado.

El proyecto de corredor 'sostenible' se inicia con la licitación y posterior ejecución de las obras para acondicionar el espacio a la nueva distribución modal para ganar espacios para el peatón, la bicicleta y el transporte urbano.

CRUCES CON TRÁFICO MÁS CALMADO

Las actuaciones que se van a llevar a cabo se concentran principalmente en la parte de viario actual, aunque en menor medida también afectarán a determinadas zonas de acera (las próximas a los cruces). Los mayores cambios se concentrarán en las seis principales intersecciones con otras tantas vías localizadas en el tramo de intervención: avenida de Navarra; Iturrama/La Rioja; Sancho el Fuerte; Monasterio de Urdax; Vuelta del Castillo y Avenida del Ejército.

Los principios generales con los que se afrontan estas intervenciones son cinco: reducción de la 'línea de deseo del peatón' (pasos de cebra más próximos a Pío XII, más rectos y con menor exposición para el paseante sobre todo en las uniones con Sancho el Fuerte e Iturrama); reducción del radio de giro para los vehículos a motor (lo que se busca es potenciar el calmado de tráfico con giros más pronunciados y para ello en algunos casos, como las intersecciones con Sancho el Fuerte e Iturrama, se reducen las isletas existentes); inclusión de los carriles bici en las intersecciones y medidas de protección de estos (tendrán prioridad de paso y se crean isletas de separación a través de bolardos y mallados); priorización de la circulación de las villavesas a través de la habilitación del carril multifuncional como carril exclusivo de bus en dos intersecciones (Sancho el Fuerte en ambos sentidos y Avenida Navarra en dirección Zizur) y, finalmente, la habilitación de pasos de bicicleta transversales de doble dirección paralelos a los pasos de cebra.

Dentro de las actuaciones internas del viario, una de las más significativas es la habilitación de carriles-bici unidireccionales manteniendo el sentido de la circulación de vehículos. En total y teniendo en cuenta que el nuevo eje de Pío XII tiene 1,5 kilómetros de largo, se habilitarán más de tres kilómetros nuevos de carril-bici segregados.

En cuanto a la actuación prevista en la calzada, se elimina la banda de aparcamientos en ambos sentidos que se convertirá en espacio para acoger tanto el carril bici como las nuevas zonas de ganancia peatonal. No se levantarán los pavimentos de acera y las obras se concentrarán en la parte de viario actual.

NUEVAS ZONAS ROJAS

Respecto al aparcamiento, la desaparición de las 126 plazas localizadas hasta ahora en el trazado de Pío XII se compensarán con la generación de 77 plazas rojas de aparcamiento de rotación en horario comercial en calles adyacentes a Pío XII, como calle Monasterio de Urdax, calle La Rioja, calle Iturrama o bolsas de aparcamiento en Pío XII números 17, 18 y 21, la mayoría a menos de 50 metros de la zona comercial del nuevo eje sostenible y todas ellas a menos de dos minutos andando de la avenida.

PRIORIDAD PARA LA VILLAVESA

Respecto al actual carril derecho, junto a la banda de aparcamientos, éste se convertirá en un espacio multifuncional, que pueda ser plataforma de espera para las personas usuarias de transporte público, área de contenedores de residuos sólidos urbanos, plazas contadas de aparcamiento para personas con minusvalías o zona de carga y descarga. En dos de las intersecciones, Sancho el Fuerte y Avenida Navarra, ese espacio lo ganará el transporte público permitiendo de este modo establecer prioridades semafóricas para las villavesas.

La sección resultante estará preparada para dar otras soluciones para el transporte público como, por ejemplo, el uso de carriles exclusivos o la llamada 'Onda verde', un sistema de gestión del tráfico que consiste en coordinar los semáforos de una vía o de un tramo mayor, para que los vehículos no se paren y haya un flujo continuo. En el caso de las villavesas se trata de ajustar las fases semafóricas para que el autobús vaya en flujo continuo después de detenerse en las paradas. En este escenario y según aseguran tanto los técnicos del Ayuntamiento como los de la Mancomunidad, si el coche reduce un poco su velocidad tampoco tendría que pararse en los semáforos.

DATOS DE AFOROS

Durante la rueda de prensa, se han presentado datos de los aforos que se registran en distintas zonas de la ciudad, unos conteos realizados el pasado mes de mayo y antes de Navidad.

La avenida Pío XII y su prolongación a través de la calle Bosquecillo contaban con hasta 4.485 desplazamientos en bicicleta en un mismo día, pese a no contar con infraestructura específica.

En la plaza de Recoletas con la avenida de Gipuzkoa se registraron 1.731 viajes en bici; en Carlos III con San Fermín, 1.539; y el puente de Curtidores sumó 1.463.

Otros puntos en los que se contó tráfico ciclista fueron el entorno de la plaza de Toros (1.246 ciclistas), el parque de la Media Luna (1.182), la avenida del Ejército con General Chinchilla (1.106), Hospitales con avenida de Navarra y avenida de Barañáin (1.092), la rotonda de Cuatro Vientos con avenida de Gipuzkoa- avenida de San Jorge y Marcelo Celayeta (1.077) o la rotonda de Marcelo Celayeta con calle Errotazar (1.007 desplazamientos contabilizados).