Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno firman un protocolo para que los centros 0-3 años cumplan la normativa para 2020

Joseba Asiron y María Solana, en la firma del protocolo
EUROPA PRESS
Publicado 28/02/2018 14:25:06CET

PAMPLONA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra han firmado este miércoles un protocolo para que los centros de Educación Infantil de la ciudad cumplan los requisitos físicos de la normativa foral para el año 2020.

En la firma del protocolo han participado el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y la consejera de Educación, María Solana, quienes han puesto en valor la firma de este protocolo, "una muestra clara e inequívoca de la apuesta que hace este Ayuntamiento por la educación infantil de calidad", ha resaltado el primer edil pamplonés.

Según ha explicado, cuando entró su equipo de gobierno en el año 2015 "tan sólo cuatro de las doce escuelas infantiles municipales cumplía los requisitos físicos establecidos" en el Decreto Foral 28/2007, de 26 de marzo, que regula los requisitos que debían cumplir los centros de primer ciclo de Educación Infantil en Navarra y daba un plazo de tres años para adecuarse a ellos.

En concreto, de los doce centros cuatro cumplían la normativa, José María Huarte, Hello Buztintxuri, Hello Azpilagaña y Printzearen Harresi. De cara a solventar esta "irregularidad", ha destacado Asiron, en 2016 el Consistorio puso en marcha un programa de reformas para adecuar todos los centros de la red.

En estos momentos son ya ocho los centros adaptados, tras las adecuaciones llevadas a cabo en Izartegi, Mendillorri, Goiz Eder y Haurtzaro (centro en el que las obras acabarán en marzo).

A final de 2018 esta cifra se elevará a nueve tras los trabajos en Egunsenti, con lo que sólo quedarán por acometer los proyectos de Mendebaldea, previsto para 2019, y de Donibane, que finalizará en 2020. Al final del plan de adecuación la E.I Rotxapea será reconvertida en espacio familiar y su lugar, como la duodécima escuela infantil, lo ocupará el futuro centro de Lezkairu del que este año comienza el proyecto.

Asiron ha querido poner en valor "la responsabilidad con la que han actuado tanto Gobierno de Navarra como Ayuntamiento de Pamplona ante una irregularidad que venía prolongándose desde el año 2007", una "responsabilidad proporcional al esfuerzo que se está haciendo desde el Consistorio por invertir en una educación infantil pública y de calidad y que ha convertido a la red municipal de escuelas infantiles de Pamplona de un referente a nivel estatal".

Por su parte, la consejera de Educación, María Solana, ha celebrado el protocolo firmado este miércoles con el Ayuntamiento de Pamplona, "una buena noticia para toda la ciudad y para los niños" de la capital navarra, después de años en los que "no se había procedido a evitar una situación de escuelas fuera de ordenamiento".

"La apuesta de este Ayuntamiento ha sido clara por avanzar en estos tres años tantísimo", ha ensalzado Solana, quien ha afirmado que para el Departamento de Educación "era importante firmar este protocolo que va a asegurar y garantizar una continuidad como merece a todas las escuelas infantiles de Pamplona".

Desde 2012, el Gobierno de Navarra ha ido publicando diversos decretos forales con moratorias sobre la adaptación a la normativa de 2007. En estos momentos, de los 93 centros de 0-3 años de titularidad municipal quedan por adaptarse el de Sesma y cinco de Pamplona.

El protocolo firmado este miércoles recoge el compromiso político del Ayuntamiento de Pamplona de cumplir con las condiciones estructurales que exige el Gobierno de Navarra para financiar las Escuelas Infantiles. El seguimiento de la ejecución de las obras se llevará a cabo por el Servicio de Infraestructuras del Departamento de Educación y el Consistorio pamplonés remitirá dos informes anuales con el grado de cumplimiento.