El Ayuntamiento de Pamplona plantea la revisión de la actividad comercial y las dotaciones del Ensanche

Joxe Abaurrea y Joseba Asiron
EUROPA PRESS
Publicado 22/03/2018 13:06:48CET

El Consistorio prevé desdoblar el PERI del Ensanche en dos documentos específicos para el primer y segundo Ensanche

PAMPLONA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Pamplona prevé desdoblar el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) del Ensanche en dos documentos que recojan, por separado, el planteamiento urbanístico particular tanto del Primer como del Segundo Ensanche.

En el caso del primer Ensanche se plantea dotarlo de un Plan Especial de Protección debido a una "revisión reciente de la delimitación del ámbito del conjunto histórico-artístico de Pamplona" que incluye esta zona. Respecto al segundo Ensanche, se apuesta por "incidir en la adecuación de la regulación interna a las nuevas realidades y normativas en materia de accesibilidad a la vivienda, eficiencia energética, capacidad dotacional, actividad terciaria, movilidad o transporte".

Así pues, se propone que cada uno de los dos ámbitos cuente con su propio plan especial y su redacción se articulará a través de la contratación de dos asistencias técnicas diferenciadas, una por cada ámbito de regulación. El presupuesto de licitación del plan del Primer Ensanche asciende a 125.000 euros + IVA y el del Segundo Ensanche, 250.000 + IVA. Quien se encargue de redactar uno y otro documento, siempre bajo supervisión de la Gerencia de Urbanismo, deberá proponer, además, un proceso participativo. Se prevé que el plan del primer Ensanche esté listo en ocho meses y el del segundo en un año.

Así lo han explicado este jueves en rueda de prensa el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, el concejal de Ciudad Habitable y Vivienda, Joxe Abaurrea, y el director de Urbanismo y Vivienda, Vicente Taberna.

Asiron ha destacado que los dos Ensanches, junto con el Casco Antiguo de Pamplona, "constituyen el núcleo central de la ciudad y de gran importancia desde el punto de vista de la actividad económica". Así, ha remarcado que en las nuevas planificaciones "los elementos de mayor atención van a estar ligados a la vivienda, a la actividad económica, y en particular el comercio; a la movilidad y a solventar algunas carencias endémicas del Ensanche como la del Civivox".

El alcalde ha destacado, además, que la revisión del PERI del Ensanche "tiene como virtualidad también la plasmación de algunos proyectos de trascendencia importantísima para la ciudad" que están en trámites de desarrollo como el proyecto de Salesianos, el concurso de ideas sobre Los Caídos o el proyecto de torre de 20 plantas en Maristas".

Por su parte, el concejal de Ciudad Habitable y Vivienda, Joxe Abaurrea, ha resaltado que los trabajos del Ayuntamiento se están centrando "no en una fase expansiva de la ciudad sino de recuperación, de transformación y de rehabilitación de la trama urbana que, en algunos casos, se nos estaba quedando atrás".

Según ha explicado Vicente Taberna, se trata de hacer un balance de los diez años que ha estado en vigor el PERI del Ensanche para hacer, por un lado, una reconsideración de la edificación privada construida que en esta zona que "ya es relativamente antigua, hecha para otro modelo social y con viviendas bastante más grandes que las que requieren la sociedad actual". En este sentido, ha apostado por hacer una transformación de ese tejido residencial "en algo adecuado a las necesidades actuales" tanto desde el punto de vista de su distribución como de la accesibilidad.

Por otro lado se plantea una revisión de la actividad económica y comercia. También de la movilidad y el transporte que, ha indicado, ya se está realizando con el PMUS, y por otro lado con el plan de amabilización que ya se está llevando a cabo en el primer Ensanche.

Finalmente, también ha llamado a "repensar" las condiciones del espacio dotacional en el Ensanche donde "está habiendo una pérdida sobre todo de equipamiento privado con la desaparición de Salesianos o la falta de uso de los Maristas".

DESARROLLO EN CUATRO FASES

El desarrollo del trabajo de los dos planes de los Ensanches será paralelo y se articulará en cuatro fases sucesivas: información y análisis; diagnóstico, anteproyecto, alternativas y proceso de participación; redacción del PEAU para su aprobación inicial; e informe de alegaciones y documento para su aprobación definitiva.

La primera fase se dirige al análisis de cuestiones que servirán para orientar la toma de decisiones, ordenación y determinación urbanísticas. Se analizará, entre otros elementos, la evolución en los últimos diez años de aspectos como la morfología y tipología de ambos Ensanches, el estado actual de las edificaciones que contienen, el análisis dinámico de la población y vivienda o la revisión de los recintos, espacios libres, edificios y monumentos que tengan valores artísticos, culturales, ambientales u otros de interés.

La segunda fase, igual en los dos trabajos, incluirá los aspectos básicos de la ordenación urbanística y gestión del ámbito afectado, considerando si fuera necesario alternativas sobre los aspectos analizados anteriormente. También forma parte de esta fase el diseño y desarrollo de un proceso de participación.

La tercera fase recoge la redacción del documento tramitable del Plan Especial de Actuación Urbana (PEAU) de forma adecuada, tal y como recoge la legislación, para su aprobación inicial. Ese documento deberá abordar, entre otras cuestiones clave, las siguientes: tipologías edificatorias; características estéticas de ordenación de las edificaciones y de su entorno; sugerencia de posibles áreas de reparto y sus aprovechamientos; criterios a aplicar a las posibles actuaciones de dotación que se propongan; modificación, si se considera procedente, del Catálogo del Plan Municipal o redacción de un catálogo propio para cada Ensanche; delimitación de los espacios libres y zonas verdes; señalamiento de terrenos y edificios destinados a equipamiento (tanto público como privado); previsión de aparcamientos; propuesta pormenorizada de itinerarios peatonales y iclistas o actuaciones de reurbanización del espacio público y plan de etapas para su desarrollo.

La última fase, la de las alegaciones y PEAU definitivo, implica la recogida y contestación de posibles objeciones al Plan y, concluido el período de información pública, la elaboración del correspondiente informe siempre bajo las indicaciones que realice la Gerencia de Urbanismo. Se estima que, en el caso del plan del primer Ensanche, el documento definitivo podría estar listo para el mes de junio de 2019, mientras el del Segundo Ensanche estará para otoño de 2019. La previsión no obstante es tramitar ambos documentos conjuntamente para su debate y aprobación definitiva, si procede, por parte del Pleno Municipal (se prevé que pudiera ser en a finales de 2019).