El Ayuntamiento de Pamplona realiza en febrero cinco actuaciones de poda, naturalización o sustitución de árboles

 

El Ayuntamiento de Pamplona realiza en febrero cinco actuaciones de poda, naturalización o sustitución de árboles

Publicado 07/02/2017 12:24:54CET

Las intervenciones se harán en Sancho el Fuerte, Antoniutti, Taconera, Mercado de Ermitagaña y Vuelta del Castillo

PAMPLONA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Pamplona está interviniendo durante este mes de febrero, entre sus labores habituales de poda, en el arbolado urbano de cinco puntos concretos: Sancho el Fuerte, Antoniutti, Taconera, Mercado de Ermitagaña y Vuelta del Castillo.

Los árboles habitualmente se podan para favorecer su correcto crecimiento, para impedir que molesten a los vecinos de los pisos bajos, tapen la señalización vertical o los semáforos, o interfieran con la iluminación, entre otros motivos, según ha informado el Ayuntamiento en una nota.

Las podas en la ciudad se realizan durante todo el año, aunque es una operación con especial incidencia en los meses de octubre y marzo. Durante el año el Servicio de Parques Jardines y Zonas Verdes del Consistorio también realiza el apeo (retirada) de ejemplares, por distintos motivos.

Pamplona cuenta actualmente con 60.000 árboles de 450 variedades, aunque las principales especies plantadas en Pamplona son Plataneros, Arces, Fresnos, Almeces, Cerezos y Tilos. Todos los árboles de Pamplona están georreferenciados y la información que recoge la aplicación de cada ejemplar permite el inventario y la eficaz gestión de actuaciones. La ciudad cuenta, además, con un Servicio de Inspección que revisa de forma constante el arbolado del término municipal.

SUSTITUIR ESPECIES: UN TRABAJO A LARGO PLAZO

Aunque actualmente se eligen las especies teniendo en cuenta el espacio disponible para su crecimiento en el entorno, el Ayuntamiento ha indicado que "no siempre fue así" y que "por eso ahora el Servicio de Jardines tiene una mayor carga de trabajo para evitar molestias a los vecinos".

En la planificación actual, ha dicho, se trata de ir sustituyendo esta especie poco adecuadas por otras más compatibles. En esta línea se enmarcan dos de las actuaciones de este mes: la de la calle Sancho el Fuerte, en la zona de la agrupación de viviendas denominada Cruz Negra y la del entorno de Antoniutti.

En la calle Sancho el Fuerte lo que se está realizando estos días es el control y reducción de las copas del arbolado ya que en el momento de plantación se eligieron Almeces, "árboles que han resultado poco adecuados para el espacio disponible, lo que hace que casas y árboles compitan por luz y ramas, generando problemas en el vecindario".

Los jardineros municipales están reduciendo el volumen de las copas y, cuando sea posible, irán sustituyendo uno de cada tres árboles por ejemplares de Koelreuteria Paniculata (Árbol de los Faroles), un árbol ornamental de porte medio y una especie mejor adaptada a las necesidades de la zona. "Esta es una medida correctora a medio plazo ya que lo previsto es ir cambiando el resto de los árboles paulatinamente a lo largo de los dos próximos años hasta reemplazar definitivamente la especie actual", ha añadido.

El Servicio de Jardines también realizará labores de poda de la zona de Antoniutti para retirar las ramas que se secan y evitar problemas de seguridad, además de hacer reducción de las copas. En este espacio la intención es ir sustituyendo los ejemplares grandes de Sofora japónica/ 'Acacia del Japón' por robles (Quercus Robur).

PODAS DE SANEAMIENTO

Además de las intervenciones anteriores, el Ayuntamiento de Pamplona va a continuar con podas para saneamiento o naturalización del arbolado. Entre las primeras destaca la que se realizará sobre en las moreras situadas a los lados del camino que va desde la Taconera hasta la calle Monasterio de Irache en el camino que discurre entre el patinódromo y las piscinas.

En estos momentos, ha expuesto el Consistorio, los ejemplares presentan copas enmarañadas y muy bajas en los lados, por lo que la intervención pretende conseguir que los árboles sigan creciendo con una estructura más armoniosa.

La naturalización es el trabajo que pretende que una especie adquiera las condiciones necesarias para vivir y perpetuarse en un entorno distinto de aquel de donde procede. Este mes se va a intervenir en ese sentido en los plataneros situados en la acera del Mercado de Ermitagaña y en la calle Vuelta del Castillo. La idea es naturalizar las copas de estos árboles que ahora se desmochan (se les retira la parte superior) por motivos ornamentales lo que, además de generar trabajo, debilita los ejemplares.

De hecho en los últimos años la pérdida de vigor de los árboles ha ocasionado la muerte de algunos ejemplares. Este primer año se dará una poda drástica para conseguir ramas jóvenes con las que rehacer una nueva estructura más natural, ha concluido el Ayuntamiento.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies