El Ayuntamiento suspende 'sine die' el servicio Nbici y solicita a la concesionaria que retire las bicicletas

 

El Ayuntamiento suspende 'sine die' el servicio Nbici y solicita a la concesionaria que retire las bicicletas

Publicado 24/05/2017 14:24:48CET

PAMPLONA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Pamplona ha decidido suspender 'sine die' el servicio de préstamo de bicicletas públicas Nbici, debido a los problemas derivados del servidor informático que se suceden desde hace más de seis meses y que "impiden su correcto funcionamiento", ha informado el Consistorio.

Por ello, ha ordenado a la empresa concesionaria retirar las en torno a 85 bicicletas de las que dispone el servicio y avisar de esa suspensión mediante la cartelería en las cinco estaciones que Nbici tiene repartidas por la ciudad.

Asimismo, el Ayuntamiento ha requerido a la adjudicataria que señale una fecha para la nueva puesta en marcha del servicio con "todas las garantías de su correcto funcionamiento". Por último, se va a informar a los servicios jurídicos municipales de la situación generada en el servicio, de tal manera que se inicien los trámites sancionadores necesarios a la empresa concesionaria.

La decisión se ha tomado, ha añadido el Consistorio, tras comprobar que no hay un buen funcionamiento del servicio Nbici después del cambio en el servidor informático que provocó su suspensión los días 17, 18 y 19 de mayo y tras las continuas quejas recibidas por las personas usuarias desde hace meses. Tras la inspección realizada por el Servicio de Movilidad de las cinco estaciones del Nbici, se ha comprobado que el cambio de servidor no ha resuelto los problemas, ya que las personas usuarias podían retirar las bicicletas, pero posteriormente no se podían volver a depositar.

El servicio Nbici se encuentra integrado, desde el año 2007, en el contrato de concesión del dominio público para la explotación de soportes de información y publicidad, adjudicado a la empresa CEMUSA. Desde su creación y, especialmente, en los últimos años, según informes del Servicio de Movilidad, Nbici ha presentado "serias deficiencias técnicas que han derivado en quejas sobre su funcionamiento".

MÁS DE SEIS MESES DE REQUERIMIENTOS

En diciembre del año pasado, el Servicio de Movilidad constató deficiencias como que la mayor parte de los derbis o postes de las estaciones no funcionan, que estaciones como las de la Plaza de Toros y la UPNA se encuentran fuera de servicio de manera periódica o que el teléfono de asistencia a las personas usuarias no es atendido correctamente por CEMUSA. Por ello, se realizaron los consiguientes requerimientos a la adjudicataria y se inició la tramitación de un proceso sancionador, ha comentado el Ayuntamiento.

A principios de este año, la empresa JCDecaux, que integró a CEMUSA en su grupo empresarial, se comprometió a poner en correcto funcionamiento el servicio Nbici en el plazo de un mes, cumpliendo las condiciones técnicas exigidas en los pliegos y contratos de la concesión. El Ayuntamiento paralizó momentáneamente los trámites sancionadores y atendió la solicitud y el plazo solicitado por la empresa en aras a conseguir el correcto funcionamiento de Nbici, que tiene alrededor de 6.000 personas usuarias.

Durante el mes de febrero, la concesionaria identificó y solucionó los problemas técnicos que impedían el correcto funcionamiento del servicio y puso en marcha un nuevo servicio de atención al cliente. Los problemas técnicos se centraban en la que las tarjetas informáticas de las que disponen los derbis o postes de las estaciones estaban obsoletas. A mediados de febrero el Servicio de Movilidad constató el correcto funcionamiento de Nbici.

De nuevo, en marzo, el servicio comenzó a mostrar "serias deficiencias técnicas" y las personas usuarias no conseguían ni retirar ni devolver las bicicletas correctamente. Ante dicha situación, se requirió desde el Ayuntamiento la inmediata solución de las deficiencias y la concesionaria alegó que se debía al sistema informático, "obsoleto ya y que no ha sido mantenido correctamente desde el principio".

A su vez, solicitó un plazo de un mes para identificar y solucionar los problemas. En mayo se suspendió durante varios días el servicio para realizar los cambios en el servidor, pero tampoco se logró un correcto funcionamiento, por lo que el Ayuntamiento decide paralizarlo sin fecha hasta que se pueda poner en marcha con garantías, ha concluido el Consistorio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies